Nerlens Noel, Philadelphia 76ers (Wikimedia CC)

Los Sixers ganan a Mavs en el regreso de Noel

Dallas Mavericks 74-116 Philadelphia 76ers

Justin Anderson, que también volvió a ver a su antiguo equipo, actuó bien para los Sixers - Nil Alemany (SB)
Justin Anderson, que también volvió a ver a su antiguo equipo, actuó bien para los Sixers – Nil Alemany (SB)

Los Philadelphia 76ers y los Dallas Mavericks se volvían a enfrentar después del traspaso de Nerlens Noel y Justin Anderson. Los dos equipos llegaban con objetivos claramente opuestos. Mientras que para los Sixers era momento de perder, los Mavs esperaban obtener una victoria fácil para acercarse a unos Playoffs que tenían a casi 3,5 partidos.

Por parte de los Sixers, su quinteto estaba formado por TJ McConnell, Timothe Luwawu-Cabarrot, Robert Covington, Dario Saric y Richaun Holmes. Mientras que los Mavs arrancaban con Yogi Ferrell, Wesley Mathews, Seth Curry, Harrison Barnes y Dirk Nowitki,

El primer cuarto fue una primera toma de contacto con un amago de escapada Sixer (2-8) que los Mavs lograron solventar. Capitaneando la nave Sixer se encontraba un inmenso Richaun Holmes que con pleno de acierto se marcho con diez puntos en sus cinco tiros intentados. Los Mavs no bajaron los brazos y con Nowitzki a la cabeza dieron la vuelta al marcador. Finalizando este con un apretado 23-21 a favor de los visitantes.

Pero en el segundo cuarto el partido empezó a romperse sin remedio para unos Mavs que salieron sin energía. Los Sixers con un juego coral y muy solidario empezaron a carburar de nuevo y empezaron las dificultades para los Mavs de anotar y para defender. El principal culpable de está situación no fue otro que Justin Anderson. Ultramotivado, el ex de los Mavs fue un ciclón que golpeaba continuamente bajo la atenta mirada de Mark Cuban. En una jugada final magnifica los Sixers se fueron al descanso con dobles dígitos de ventaja.

La segunda parte fue un calvario para unos Mavs rotos que no pudieron hacer nada contra el vendaval de los Sixers. Así la diferencia no dejo nunca de agrandarse hasta llegar a un tope de cuarenta puntos de diferencia. En este festival anotador y coral de los Sixers todo el mundo contribuyó y no bajaron nunca la intensidad, quizás por tantos años de derrotas, quizás para demostrar que los Sixers van en serio.

Nerlens Noel volvió a la que fue su casa

Nerlens Noel no olvidará jamás su primer enfrentamiento ante su exequipo. Más allá de la paliza, la cual será difícil de asimilar, el jugador se llevó un bonito recuerdo de la afición. Noel recibió la ovación del público en su entrada durante el primer cuarto. Finalizó el partido con 9 puntos, 5 rebotes y 3 asistencias. Dwight Powell fue el máximo anotador de los Mavericks con 14 tantos. El alemán Dirk Nowitzki fue el único del quinteto titular en alcanzar los diez puntos.