El Valencia Basket consigue la segunda victoria en Liga ACB en menos de 48 horas - Carlos Calvillo (SB)

Sam Van Rossom da la victoria al Valencia Basket en un final épico

Valencia Basket 74-73 Unicaja

El belga Sam Van Rossom ha encestado el triple de la victoria ante el Unicaja de Málaga por 74-73 en una tarde de buen baloncesto, donde los dos equipos han demostrado la enorme igualdad que hay entre ellos. El belga ha salvado el mal final de su equipo, que había dejado escapar una renta de diez puntos cuando restaban cuatro minutos para la conclusión.

De esta manera, los taronja se distancian de la marea verde al situarse con un récord de 20-9 y cuartos en la tabla, con el mismo registro que el FC Barcelona que es tercero. El Unicaja tiene que conformarse con la quinta plaza firmando un 17-12, al igual que MoraBanc Andorra y el Herbalife Gran Canaria.

En la tarde de hoy, se enfrentaban dos rivales directos por los puestos de cabeza de serie de la fase regular de la Liga Endesa. El bloque taronja debía remontar una renta de siete puntos que le concedió a los malagueños en el Martín Carpena, para poder ganar el basket average particular, no lo ha conseguido pero ha logrado distanciarse en la clasificación pese a las bajas de Guillem Vives, Antoine Diot, Fernando San Emeterio y Tibor Pleiss. El cuadro rival no ha podido contar con Giorgi Shermadini.

El encuentro comenzaba con ambos equipos lanzando desde el triple en la gran mayoría de sus acciones, sin buscar a sus interiores, salvo en ocasiones puntuales a Bojan Dubljevic. El acierto de los andaluces daba la primera brecha de la tarde con un 5-13 en el electrónico. Los locales se animaron con una gran circulación de balón que acabó con tres puntos de Rafa Martínez, momento en el que el listón defensivo cobró un protagonismo mayor. Los de Joan Plaza siguieron luchando por mantener la renta adquirida, con un buen Dragan Milosavljevic.

La implicación de James Augustine saliendo desde el banquillo ayudó a los suyos a seguir marchando por delante en el marcador. El interior norteamericano aportaba en todas las facetas del juego ante su ex equipo. El también ex jugador taronja Nemanja Nedovic ofrecía todo un recital de técnica individual para seguir con la buena sintonía de los hombres de verde. El cuadro de la capital del Túria no encontraba su acierto, incluyendo en los tiros libres, lo que le condenó a llegar la descanso por debajo (31-36).

Tras el paso por los vestuarios, los hombres dirigidos por Txus Vidorreta incrementaron su nivel de dureza en defensa lo que les permitió igualar el partido con un triple de Erick Green, seguido de otro de Sam Van Rossom que situaba el 43-40. Esta reacción obligó a Plaza a solicitar tiempo muerto. A partir de este momento la igualdad entre ambos conjuntos siguió adquiriendo protagonismo, aunque con cierto domino valenciano, especialmente con un nuevo triple de Van Rossom que ponía a los suyos seis arriba al finalizar el tercer periodo.

Cuando peor estaba el partido para Unicaja apareció Sasu Salin para endosarle dos triples consecutivos tras errar tres tiros libres. El finlandés reanimaba un encuentro que parecía encarrilado para los de casa, pero el gran acierto del escolta se vio rápidamente contestado con dos canastas de Green.

Todo parecía encarrilado para los de la capital del Túria (vencían por diez) pero el empeño de los malagueños redujo la renta a solo un punto cuando el pívot Jeff Brooks dio el susto de la tarde al marcharse en camilla del VEM a falta de 1:21 para la conclusión. Sus compañeros llegaron a situarse por delante en el marcador pero un triple final de Sam Van Rossom en plena carrera sería determinante para sellar el triunfo del Valencia Basket por 74-73.

El domingo que viene los malagueños recibirán al RETabet Bilbao Basket que se encuentra en puestos de descenso, mientras que los taronja viajarán a Badalona para enfrentarse a un Divina Pastora Joventut que llegará con cuatro triunfos en los últimos seis partidos.