Fuente de la foto: wikipedia.org

Los Rockets son equipo de semis a pesar de la épica de Westbrook

Oklahoma City Thunder 99-105 Houston Rockets

Houston Rockets
James Harden en su día enfretándose a Kevin Durant cuando este estaba en los Thunder. Fuente: Wikipedia: 2O (CC)

Quinto partido de la serie que enfrente a los Thunder de Oklahoma City y a los Rockets de Houston. Las cosas a estas alturas de la eliminatoria estaban a priori bastante favorables para los texanos, que contaban con un 3-1 en el global. La serie encima se trasladaba a Houston, donde Harden y compañía querían finiquitarla. En los Thunder, los fans se agarraban a la enésima épica de Westbrook para tener aún alguna posibilidad en los partidos siguientes. Quintetos habituales y a jugar.

Desde el pitido inicial, Westbrook dejó claras sus intenciones. Penetraciones frenéticas y tiro con gran acierto. Los Thunder provocaban malos tiros y muchas pérdidas en los Rockets. Para colmo, un revolucionado Beverley cometía muy temprano su segunda falta. Roberson seguía fenomenal en defensa con Harden en la medida de lo posible.

Los Rockets seguían sin anotar desde el 7,25. El primer triple llegó a falta de 2 minutos para acabar el cuarto. Westbrook, desafiante y decidido, se fue hasta los 13 puntos para poner a su equipo 6 arriba (22-16). El segundo cuarto empezó con Oladipo como base de los Thunder. El plan salió mal y los Rockets empataban. Volvía Westbrook y mejoraban las cosas para los de Donovan, pero Nene y Gordon mantenían la igualada. 

Harden se empezaba a entonar y sacaba faltas y sus típicas penetraciones escondiendo la bola. Thunder se atascó en ataque, pérdidas tontas y nulo acierto en el tiro. El resultado al descanso fue de 44-51.

Las cosas empezaron mal en la segunda parte para los Thunder. Bajaron el pistón en defensa y el rebote se les seguía resistiendo. Los Rockets se iban a 11 y parecía que la distancia iba a ser insalvable. Pero Russ dijo que no. Que aquí estaba él. Con dos triples y varias canastas, endosó un gran parcial a Houston que puso a OKC uno por encima. 

Era un vendaval. Lo intentaba desde el triple y encontraba red. Rockets no tenía antídoto posible. Con 20 puntos en el cuarto, Westbrook y los Thunder llegaban al último 5 arriba (77-72). Otra vez Russell en el banquillo para empezar. Otra vez parcial 14-4. Y todo sin Harden, pero con un gran Lou Williams. Sin embargo, tras una serie de interminables tiros libres y con Westbrook con 5 faltas, Rockets se volvía a poner 9 arriba con muy poco tiempo para la remontada de Thunder. Westbrook no atinaba en este cuarto al aro y el sueño se esfumaba. No dejó de intentarlo hasta el último momento, pero ni sus compañeros ni su mano le acompañaban. Harden finiquitaba cualquier opción desde la línea de libres y la serie llegaba a su fin. Victoria de Rockets por 99-105 y 4-1 en el global de la eliminatoria. 

La exhibición de Westbrook fue en vano

El base se fue hasta los 47 puntos, 11 rebotes y 9 asistencias. Se irá de playoffs promediando triple-doble. En Houston, Harden destacó con 34 puntos, 16 de ellos desde la línea personal. Bien secundado por Lou Williams con 22 puntos.