Resumen SB: Boston Celtics golpea primero

Los chicos de Brad Stevens pusieron la primera piedra en esta igualada serie

Foto: Maddie Meyer/Getty Images North America
0

Boston Celtics y Philadelphia 76ers dieron comienzo a la primera de las series de las Semifinales de la Conferencia Este. Los Sixers partían como favoritos al haber ganado con facilidad a Miami Heat aunque los locales sacaron su garra para deshacerse de este joven equipo. Terry Rozier, Jayson Tatum y Al Horford lideraron a los suyos en la victoria con 29, 27 y 26 puntos respectivamente siendo toda una mole para la plantilla de Brett Brown que intentó reengancharse en el partido aunque la ventaja inicial de los verdes les permitió obrar con mayor tranquilidad durante el partido.

Boston Celtics 117-101 Philadelphia 76ers

Y el proceso llegó al averno de Boston, el infierno sobre la tierra se desató para mostrarnos que el ejército de Brad Stevens iba a hacer respetar su territorio, gracias a una telaraña defensiva que hizo pagar caro la inexperiencia de unos Sixers perdidos durante gran parte del juego.

Un triunfo que alimenta de esperanza a una ciudad que vio a un cuadro verde conciso y con jugadores dignos del linaje de la escuadra con más títulos en la NBA.

La expectativa era total, la rivalidad regresó, el duelo generacional se vuelve realidad, Ben Simmons contra Jayson Tatum, dos estrellas lanzadas al firmamento, encontrándose en una lucha titánica por llegar a la Final, un choque del que seremos testigos durante muchos años más, ya que el futuro del Este estará enmarcado en estos dos equipos legendarios.

Un primer tiempo marcado por la velocidad y la presión en la marca de parte de los Celtics, representadas por Marcus Smart, símbolo del orgullo verde. Hizo que el juego fluido de los Sixers se vea interrumpido por marcas escalonadas que atraparon a Ben Simmons (18 puntos y 6 asistencias) que conoció por primera en esta postemporada la desesperación. Era indescriptible cómo Marcus Smart, Shane Larkin, y Terry Rozier se convirtieron en su pesadilla, dándole poca visibilidad a su omnipresente armador que veía sus posibilidades diluirse en el infierno.

El juego perimetral de los Sixers había brillado ante los Heat, pero Brad Stevens había tomado apunte de eso, cerrándole cualquier espacio a los Sixers (5 de 26 en triples).

Mientras una estrella caía en la desesperanza, Joel Embiid (31 puntos, 13 rebotes) intentaba despertar a su equipo, batiéndose cual guerrero ante cualquier rival. Sin embargo, Aron Baynes y Al Horford pudieron controlarlo parcialmente (se podría decir), haciéndole fallar constantemente.

Frente a ellos, Jayson Tatum (28 puntos) asumió galones y fue una pesadilla constante para la defensa de los Sixers que no sabían que hacer para detenerle ante la puntería y eficacia de este increíble rookie que cargó innumerable de veces hacia el aro, consiguiendo un 11 de 12 en TL.

Otra pieza importante fue Al Horford (26 puntos y 7 rebotes), ya que es la piedra angular de este proyecto tanto en ataque como en defensa. El dominicano fue el mejor en primera ronda y demostró en este partido que está en un momento dulce.

Ya en la segunda mitad, los Sixers hilvanaron un inicio prometedor gracias a Joel Embiid, quien se mostró más agresivo, y J.J. Redick (20 puntos) que amenazaba con volverlos a regresar al juego, pero sus sueños fueron mutilados por un Terry Rozier on fire que desquició a toda la defensa de los Sixers, gracias a sus triples y velocidad que silenciaban cualquier intento de rebeldía.

Bajo esos parámetros, los Sixers no pudieron salir del hoyo, siendo completamente maniatados. Ocasionando impotencia en sus jugadores, producto de eso fue la trifulca entre Simmons y Smart que fue víctima de un codazo de parte del australiano que no sabía que hacer ante una marca tan pegajosa.

Las luces se apagaron con la alegría de un pueblo lleno de orgullo, pero el rostro fiero de Ben Simmons y Joel Embiid al salir del infierno reflejaban un sentimiento de venganza. La serie recién empieza y en el panteón de los dioses del básquet esta leyenda recién empieza…