Alex Güell (SB)

Los Pacers se imponen a unos peleones Sixers de la mano de Paul George

Indiana Pacers 120 - 111 Philadelphia 76ers

Paul George, sigue en el punto de mirada de Danny Ainge para que los Boston Celtics suban al siguiente nivel (Foto: SomosBasket CC)
Alex Güell (SB)

Sixers e Indiana Pacers se medían por última vez esta temporada enfrascados en luchas diametralmente opuestas. El equipo de Indianapolis llegaba con la obligación de ganar para mantener esa séptima plaza de la conferencia y jugar los playoffs. Entretanto, los de Brett Brown tenían el objetivo de competir lo máximo posible con sus jóvenes, mientras mantienen un pick alto para el draft.

El partido fue siempre controlado por el equipo de Nate McMillan. Capitaneados por un Paul George letal e intratable los Pacers rompieron el partido en los primeros compases del mismo. De la mano de un George entonado (17 puntos en una serie de 4-5 de tiros de campo) los Pacers obtuvieron una renta de +15 (20-35).

Pero si algo ha caracterizado está temporada al equipo de Brett Brown es su gen competitivo. Quizás con esto no se puedan ganar los partidos, pero si dan ganas de ver partidos que a priori parecen sentenciados. Quizás estas palabras no sean suficientes así que os adjunto un vídeo.

11-0 run for the fellas.

Publié par Philadelphia 76ers sur lundi 10 avril 2017

El partido en ese momento entró en una fase de intercambio de golpes que favorecía a los Pacers. Su veteranía y buen hacer les permitía mantener una cómoda ventaja frente a unos voluntariosos Sixers. Quizás fruto de esta excesiva resistencia local, encontramos el creciente nerviosismo de Paul George. El jugador franquicia de los de Indianapolis mantuvo un tenso pique con Henderson que acabaría estallando a tres minutos de acabar el encuentro. En un bloqueo y continuación, Henderson sacó a pasear el codo y George entró fuera de sí contra el veterano escolta. El resultado fue un altercado menor que se saldó con ambos jugadores expulsados.

Para los Pacers esa fue la peor noticia posible. Vieron muy cerca a los Sixers que seguían mentalizados a dar una victoria a la afición en el último partido de la temporada en el Wells Fargo. La cuestión es que los Pacers acabaron pidiendo la hora a un partido que tenían “sentenciado” en la primera parte. Cosas de estos Sixers que en 2017 han empezado a mostrar sus credenciales a más de un equipo “superior”.

El mejor jugador del partido fue sin lugar a dudas, Paul George. George realizó una actuación sublime pero sus formas al final del partido empañaron su gran partido. Firmó una actuación de 27 puntos y 5 asistencias. Acompañando a George nos encontramos con un viejo conocido de los Sixers, Thaddeus Young, que con 20 puntos y 8 rebotes también realizó una meritoria actuación. Finalmente, Myles Turnes volvió a dar que hablar, el sophomore firmó una actuación de 18 puntos y 13 rebotes, acompañados por 4 tapones.

Por parte de los Sixers, debemos destacar al novato Luwawu-Cabarrot. El francés despidió la temporada en Philadelphia con una actuación brillante. Luwawu mantuvo la dignidad del equipo en la primera parte con 15 puntos. Finalizó el partido con 24 (8-12 en tiros de campo, 4 de 5 en triples, 4 de 4 en libres), más 5 rebotes y 3 asistencias. Saric se quedó en 12 puntos, y Holmes en 17. Nik Stauskas anotó 15 puntos desde el banquillo, y Poythress metió otros 15, con 5 de 7 en triples.

Tanto Indiana como Philadelphia jugarán mañana su último partido de liga regular. Pacers frente a Hawks y los Sixers frente a unos Knicks en un duelo determinante para el draft. ¡Nos vemos en la siguiente temporada!

#TrustTheProcess