¿Inicio de la temporada 2020-21 en marzo?

La NBA baraja distintos escenarios para la próxima temporada

A causa de los rebrotes que se están viviendo en los Estados Unidos, especialmente en el estado de Florida, la NBA no sabe con total seguridad si podrán llevar a cabo su plan de finalización de la temporada sin ningún contratiempo. La incertidumbre se hace mucho más grande si ampliamos la mira hacia lo que podría ser la temporada 2020-21. A pesar de las propuestas iniciales por parte de la liga, todavía podrían producirse cambios sustanciales con respecto a lo que podríamos ver el próximo curso.

En un artículo lanzado por la ESPN, se hablaba de la posibilidad de que la temporada 2020-21 comenzara el próximo mes de marzo. La liga está jugando con fuego en estos momentos. El reanudar la temporada le permitirá salvar unos ingresos que ya estaban en peligro desde principios de temporada tras la crisis institucional con China, pero parece sin ser suficiente. La NBA obtiene alrededor del 40% de sus ingresos en las entradas de aficionados, por lo que un próximo curso sin aficionados podría afectarles a mayor escala si deciden seguir con el plan que se ha previsto en un primer momento.

Con la finalización de la burbuja de Disney World en el mes de octubre, con el 13 de ese mismo mes como fecha límite para el último partido de las Finales, esperan que la siguiente temporada se inicie alrededor del día de Navidad, algo que reduciría considerablemente el descanso para los equipos que hayan llegado por lo menos a Finales de Conferencia y que reduciría el margen de maniobra del resto de franquicias que necesitan conformar sus plantillas a través del Draft y la agencia libre.

Por todos estos motivos, la NBA estaría considerando retrasar su inicio de temporada lo máximo posible para poder volver a contar con aficionados en las gradas y que los ingresos no se vean altamente perjudicados. La ESPN anunciaba en su web que sería un calendario entre el mes de marzo y el de octubre de 2021, dejando un descanso a la mitad de la temporada para que los jugadores que participan con sus selecciones nacionales puedan viajar a Tokio para formar parte de los Juegos Olímpicos.

Según han podido saber en el medio norteamericano, la NBA baraja otros tres escenarios posibles. El plan que cuenta con más apoyos sería un inicio de la temporada que viene en diciembre, con variaciones en los partidos que se jugarán y reduciendo la cantidad de viajes de los jugadores, poniendo sobre la mesa la posibilidad de que algunos encuentros se jueguen en una sede neutral donde se puedan mantener todas las medidas de seguridad. Jugar 82 partidos es una de las grandes prioridades de la competición, pues tanto para las cadenas nacionales como las locales supone una importante fuente de ingresos por la que siguen peleando a día de hoy.

Comments