Keith Allison (CC)

Los Pacers cogen las vacaciones antes de tiempo y caen ante los Hornets

Charlotte Hornets 117-95 Indiana Pacers

Keith Allison (CC)
Keith Allison (CC)

En el que fue el último partido de ambos equipos previo al parón del All-Star, los Charlotte Hornets fueron muy superiores a los Pacers, en todos los sentidos del juego: Defensa, anotación y actitud. Un segundo cuarto brillante de la franquicia de Michael Jordan, liderados por Kemba Walker (25-7-3) y los triples de Batum y Lin puso el marcador en un 60-43, distancia que se mantendría a lo largo del partido, pese a los esfuerzos de Paul George (22-8-6).

 

Los locales, Indiana Pacers, llegaron al partido con dos victorias consecutivas, pero sin convencer todavía en su juego. Con una base totalmente diferente a la del año pasado (Con la marcha de hombres tan importantes como Hibbert o West) los Pacers siguen manteniendo una decente posición, pero sin convencer en su juego, completamente irregular. Por el otro lado, los Charlotte Hornets siguen con su buena racha, habiendo ganado 4 de los últimos 5 partidos que han disputado.

El partido comenzó de forma muy igualada, sin que ningún equipo consiguiera escaparse en el marcador. Kemba Walker y Paul George, escoltados por Michael Kidd-Gilchrist y Myles Turner (que consiguió brillar en su missmatch ante Marvin Williams), fueron las bases de cada equipo en el primer cuarto, destacando los 6 puntos seguidos del rookie texano, nivel que no conseguiría mantener durante el resto del partido. La igualdad en el juego se mostró claramente en el marcador y se llegó al fin de los 12 primeros minutos con un 25-25 que reflejaba lo ocurrido en la cancha.

Con la inclusión de las segundas unidades, el partido se rompió por completo: Jeremy Lin fue el peor enemigo de la defensa de los Pacers, así como el ídolo de cualquier aficionado de los Hornets, convirtiendo tanto en contraataques propiciados por él mismo (y es que Linsanity consiguió 3 robos) o desde detrás de la línea de tres puntos (2-2). Los minutos pasaban y nada cambiaba en la pista y el parcial del segundo cuarto ya era notable: 17-4 a favor de los visitantes. Ante esto, a Frank Vogel no le quedó más remedio que romper con su habitual rotación y dar entrada a dos de sus titulares: Monta Ellis e Ian Mahinmi. Cuando parecía que Indiana equilibraría el partido a la larga, los dirigidos por Steve Clifford hicieron lo que más hacen este año: tirar de tres (Charlotte Hornets es el tercer equipo en tiros de tres intentados solo por detrás de GSW y Houston) Con una defensa inoperante en el perímetro, se llegó al descanso con un 60-43, resultado que sería determinante.

El resto del partido, fue una repetición de lo visto anteriormente. Aunque los Pacers introdujeron cambios en su sistema para lograr un mejor bagaje defensivo con la inclusión de Solomon Hill, nada cuajó y es que en los Hornets todos aportaron, los ya mencionados Kemba Walker, Lin o MKG como también otros menos habituales como Cody Zeller (originario, casualmente, de Indiana). Tampoco ayudó a los locales la lesión en un dedo de Jordan Hill, en una pelea por un pase, y es que el pívot de Arizona no volvió a la cancha. Con poca tela que cortar, se llegó al final del tercer cuarto con un 89-70. Pese a que los Pacers comenzaron los últimos 12 minutos con mucha energía, destacando el esfuerzo del incansable pívot francés Mahinmi, no pudieron hacer nada ante la efectividad de los Charlotte Hornets (45-87 en tiros totales de campo), por lo que los minutos finales serían un mero trámite para dar paso al resultado final: Una victoria merecida de los Hornets por 117-95.

Con esta victoria, Charlotte entra de nuevo en puestos de playoffs en el Este(8ºs), aprovechándose de la derrota de Detroit Pistons en Denver. A solo un partido de diferencia, se encuentran los Pacers, que se aferran al 6º puesto en el Este pese a esta última derrota.