Los Rockets lo tendrán más complicado para mantener la primera plaza - Nil Alemany (SB)

Mike D’Antoni ha convertido a James Harden en el reflejo de su Steve Nash

Sus números resaltan su candidatura al MVP

James Harden ha roto sus propios límites en un nuevo sistema proporcionado por el gran Mike D'Antoni - Keith Allison (CC)
James Harden ha roto sus propios límites en un nuevo sistema proporcionado por el gran Mike D’Antoni – Keith Allison (CC)

Cuatro meses después del comienzo de la temporada, entendemos por qué James Harden empezó definiendo su propia campaña con el lema ‘quién soy’. Ahora, sabemos quién es. Harden ha sido un buen jugador desde su temporada rookie pero nunca había jugado a un nivel así.  Al hacerlo, ha proporcionado un recordatorio de lo que es el elemento intangible pero ineludible que define la temporada de un jugador el MVP.

Una temporada MVP puede llegar porque un gran jugador juega a un nivel que nunca había alcanzado y que no está al alcance de los demás. Ha llegado la prueba de que Harden es capaz de dar más vida y energía a un equipo de lo que nunca hubiera soñado. Esta ha sido la magia de James Harden esta temporada: se siente cómodo consigo mismo, dentro y fuera de la pista,  ha inspirado y estabilizado a todos a su alrededor.  El equipo de una superestrella se vuelve mejor de lo que de otra forma debería ser debido a esa consistencia, todos los otros jugadores están aprendiendo en ese ambiente.

Los Rockets acabaron 41-41 la temporada pasada. Ahora van 43-19 ahora después de vencer a Los Clippers de Los Angeles, 122-103, el miércoles por la noche. Una noche en la que el verdadero Harden de 2016-17 realizó una plena exhibición con su típica forma extravagante de atraer la atención hacia sí mismo para liberar y poder buscar a sus compañeros cuando están en una mejor opción.

La temporada pasada Harden y Howard no coexistieron en absoluto. Ni siquiera se dignaron a reconocer la órbita de cada uno. Ahora, sin discusión, este es el equipo de James Harden para guiar como hizo Nash bajo la dirección de Mike D’Antoni en Phoenix, Harden no es un líder con sus palabras como lo pueden ser otros jugadores, pero sí lo es asumiendo responsabilidades y no tiene problemas en que por ejemplo Patrick Beverely ejerza ese rol.

Harden es el reflejo de un Steve Nash que ya fue MVP en Phoenix bajo los mandos del mismo hombre - Keith Allison (CC)
Harden es el reflejo de un Steve Nash que ya fue MVP en Phoenix bajo los mandos del mismo hombre – Keith Allison (CC)

Al igual que el dos veces MVP, Harden obtiene su poder de tener la pelota en sus manos todo el tiempo. Y de esta manera, también como Nash, Harden es más capaz de asistir, con el conocimiento de que se confía en él como director. Los Rockets guiados por Harden como líder indiscutible parecen la opción más acertada que ha encontrado Morey después de probar muchas alternativas.

Tras llegar a la Final de Conferencia hace dos años en un equipo en el que Howard y Harden repartían responsabilidades, se añadió el talento de Ty Lawson para liberar de peso en ataque a Harden, pero ni este se adaptó ni el nivel de Harden mejoró en absoluto. Este año tiene más peso ofensivo y esta motivación también le ha hecho mejorar en defensa, ha subido hasta el puesto 53 de la liga en una estadística de FoxSports.com en el que se tiene en cuenta los porcentajes de los adversarios. Westbrook es un jugador más activo en defensa, pero sus pares están tirando en un 49.8 por ciento mientras que los de Harden en un 46.9.

El gran rival de  James Harden en la carrera del MVP es sin duda Russell Westbrook, que destaca por el muy valorado promedio del triple doble y además lidera a los Thunder tras la salida de Kevin Durant. Pero si la liga transcurre como hasta ahora, liderar a un mejor equipo pesará a favor de Harden. Además, los Rockets con Harden en pista tienen un +355 en puntos, mientras los Thunder con Westbrook un increíble pero menor +187.

Cuando Harden terminó en un lejano segundo puesto en la carrera para el MVP de la NBA 2015, algunos creyeron que había superado a Stephen Curry esa temporada, al menos estadísticamente, pero esa temporada Curry hizo cosas que antes no se habían hecho y en cierto modo cambió este deporte, de la misma forma que quizás lo está haciendo este año la barba.

Ha continuado lo que D’Antoni estableció con Nash hace más de una década siendo un jugador con muchos más puntos y un físico más poderoso. Su producción ha sido una constante para esta liga y su confianza ha convertido a su equipo en ganador. Su grandeza ha sido cimentada con esta temporada del calibre de un verdadero MVP.