Sabrina Ionescu jugará en New York Liberty tras ser número uno del Draft de la WNBA

El evento se celebró de manera telemática

La pasada noche se celebró el Draft de manera telemática de la WNBA y no hubo muchas sorpresas. Las New York Liberty seleccionaron a la estrella de Oregon, Sabrina Ionescu, con el número 1 del Draft.

Ionescu era la gran favorita para ser la cabeza de lista del próximo Draft de la WNBA tan pronto como se anunció la finalización de la temporada universitaria. Aunque no pudo hacerse con el campeonato nacional con la universidad de Oregon, la base de los Ducks ha protagonizado una de las carreras universitarias más productivas de los últimos años.

Antes de la temporada 2016-17, Oregon nunca había avanzado más allá de la segunda ronda del torneo de la NCAA. En cada uno de los primeros tres años de Ionescu, los Ducks alcanzaron el Elite Eight, e hicieron su primera aparición en la Final Four en 2019. También es cierto que el éxito de este equipo no debe atribuirse únicamente a la jugadora de la Bahía con raíces rumanas, sino también a un gran grupo de jugadoras donde destacó la española Maite Cazorla, ya en la WNBA, así como otros nombres como Satou Sabally o Ruthy Hebard.

Ionescu se convirtió en el líder absoluto de la historia de la NCAA en triples dobles, tanto masculino como femenino y en la primera jugadora de la historia de la División I en conseguir 2,000 puntos, 1,000 rebotes y 1,000 asistencias. Ha ganado dos veces el Wooden Award, y fue la ganadora del premio Naismith del Año en 2020, el equivalente al MVP.

Sabrina Ionescu llega a las New York Liberty con una gran expectación. Todos esperan que se convierta en una de las mejores jugadoras del mundo en los próximos años y se le entrega una franquicia que necesita urgentemente un líder para poder pelear por el campeonato de la WNBA, que no han logrado nunca y su última aparición en las Finales fue en 2002.