El descaro de la Penya no evita la victoria inaugural del Barça

FC Barcelona 96-92 Joventut de Badalona

Lo importante era volver. #VolverEsGanar ha sido el hashtag que ha coronado la vuelta del deporte televisado a Movistar +, encargado de la retransmisión del evento, y la verdad es que no podía haber mayor victoria que volver a ver botar el balón en la Fonteta. En el mismo escenario que se tuvo que celebrar un partido a puerta cerrada entre Valencia Basket y Olimpia Milano. La cara y la cruz echa pabellón; esta vez, su presencia significaba una normalidad que, aunque nueva, todos ansiábamos conocer.

El conjunto de Carles Duran ha comenzado el partido muy perdido, sin ideas en ataque y muy flojos en defensa además de la baja de Prepelic por una sobrecarga. Poco tardó su rival en aprovecharlo, que se encontró muy cómodo en carrera y con muy poca oposición en la pintura para anotar cerca del aro. Claver, Hanga, Higgins… todos anotaron con facilidad mientras que el valenciano se aclimataba a la cancha de la que fue y siempre será su casa. Víctor Claver fue de lo más destacado del Barça durante la primera mitad con 9 puntos en los 20 minutos iniciales.

Svetislav Pesic, sabiendo que el Barça tendrá un largo camino por delante hasta la hipotética final, no ha tardado en introducir rotaciones en la plantilla. Bolmaro, Pustovyi y sobre todo Kevin Pangos, que debutaba esta temporada tras haberse lesionado en la pasada Supercopa Endesa que suponía el inicio del curso. El canadiense ejerció bien su rol y el Barça se vio muy liberado ante la ausencia de Thomas Heurtel, descartado de la convocatoria, al igual que Pau Ribas que tuvo que abandonar la concentración en Valencia por el nacimiento de su hija. Pangos mantuvo la ventaja del Barça en el segundo periodo tras una gran reacción de Joventut en los cinco minutos finales del primer cuarto.

Los verdinegros no se sintieron cómodos en los primeros compases del partido, pero poco a poco y sobre todo con la entrada de la segunda unidad liderada por Stevic y Pep Busquets, fueron sintiéndose más cómodos. Estos dos protagonistas lideraron un parcial de 0-8 que les metía de nuevo en el partido, llegando a empatar la contienda a 21. Sin embargo, ese segundo cuarto supuso un reset en un Barça que siguió ejerciendo su dominio.

Durante gran parte del tercer cuarto, el FC Barcelona aguantó bien su renta gracias a los puntos que les proporcionaba la línea de personal. Joventut se cargó de faltas muy pronto y se vieron penalizados a lo largo de los 10 minutos. Alen Omic sujetaba a la Penya como podía siendo de lo mejor en estos minutos. Momento para un nuevo debut en las filas verdinegras, Arnau Parrado, que iniciaba su trayectoria en el primer equipo con una canasta sobre Mirotic leyendo bien la puerta atrás y posteriormente un triple liberado que servía de carta de presentación perfecta.

En el último cuarto, los de Carles Duran quisieron demostrar que no estaba todo perdido. Gracias a un parcial de 0-12 en los primeros minutos, consiguieron rebajar la diferencia y se colocaron a siete puntos para poner las cosas interesantes en los últimos 7:20 de partido. Tras una reacción preventiva de Pangos y Davies, los de Badalona siguieron dando guerra con Omic molestando en defensa y con Ventura, López-Arostegui y Zagars aprovechando sus oportunidades. Cinco abajo con tres minutos para el final.

Duran trazó una jugada para que Morgan clavara el triple liberado en la esquina, y en la posterior, López-Arostegui completaba el 2+1 para poner el 92-90. Abrines respondió rápido con un mate sin oposición, pues Joventut se dejó llevar por el entusiasmo de recortar diferencias de esa manera. El basket de posesión por posesión terminó favoreciendo al Barça, con un Mirotic que sentenció desde el tiro libre para sumar la primera victoria de esta Fase Final Excepcional para los blaugranas, 96-92.