no cc

La cuesta de enero para los New York Knicks

Hay que intentar llegar vivos a febrero

New York Knicks
Los New York Knicks podrían cometer los mismos errores que la temporada pasada. – Nil Alemany (SB)

A los New York Knicks se le han atragantado un poco los turrones. No podemos decir que hayan pasado unas buenas fiestas, sólo han logrado 3 victorias en los últimos 10 partidos.

Las fiestas empezaron bien, la típica cena tonta con los amigos, que tienes que hacer antes de quedar con los familiares y se acaba escapando de las manos. Esa cena es sin duda la del día 21 de diciembre, en casa y frente a uno de los rivales que más satisface ganar, Boston Celtics 93-102 y los Knicks 17-13 con un puesto de playoffs.

El final de año no fue para nada bueno, tras el partido ante los de Massachusetts 4 derrotas consecutivas pasando por el partido del día de Navidad. Para todos es sabido que por nochebuena nos toca aguantar una de las peores cenas del año, por compromiso y con toda la familia. Y los Knicks no es que lo pasaran demasiado bien tampoco, derrota ante los Philadelphia 76ers, un rival directo en la lucha de playoffs y con Joel Embiid disfrutando en la gran manzana (25 puntos y 16 rebotes). No podemos pasar por alto ese día su pareja de baile, Enes Kanter, que ya esta completando una gran temporada pero esa noche lució su mejor nivel, 31 puntos y 22 rebotes.

La mala racha de fin de año la cortamos en el último partido del 2017, campanada anticipada frente a New Orleans Pelicans. Seguramente no se contaba con esa victoria pero fue uno de los pocos partido de estas fiestas dónde apareció el Kristaps Porzingis que todos queremos (30 puntos y 7 rebotes). Una victoria así tenía que dar alas para iniciar el nuevo año pero no fue así y la dinámica continuo siendo mala, sobretodo en los finales de partido.

Pasada la resaca del día 1 de enero los Knicks debutaban el día 2 en este 2018, para iniciar otra racha de 3 derrotas consecutivas, incluida la del día de Reyes. Carbón nos dejaron Melchor, Gaspar y Baltasar porque era otro partido ante un rival directo, esta vez Miami Heat. Otro final ajustado perdido, uno de los problemas que tiene que saber gestionar Jeff Hornacek para poder mejorar el récord del equipo. El carbón vino por partida doble porque ese día se lesionó Michael Beasley que fue el mejor del partido (20 puntos y 10 rebotes), y que está siendo el más regular en las últimas semanas.

Para cerrar las fiestas nos cayó un regalo atrasado de Reyes, porque aunque en el 2017 nos partamos muy mal, siempre cae algo de consolación para rebajas. Victoria en cancha de los Dallas Mavericks ganando la partida a dos duelos individuales, Frank Ntilikina a Dennis Smith Jr. y Kristaps Porzingis a Dirk Nowitzki. En este partido si se ganó un final ajustado con una canasta decisiva de Jarrett Jack que una vez consolidado como base titular parece que la franquicia le garantizará el contrato para toda la temporada.

Con las rebajas ya iniciadas empieza la cuesta de Enero, una primera semana dónde hay que tirarse a las ofertas para poder aguantar a final de mes. Las dos primeras ofertas son en Nueva York, la ciudad del consumismo, hay que garantizar los dos partidos como locales ante Chicago Bulls y New Orleans Pelicans porque no volveremos al Madison Square Garden hasta final de mes. Entre ambos partidos tenemos otro más complicado visitando uno de los equipos ascendientes del salvaje Oeste, los Minnesota Timberwolves.

Pasada esta primera semana llegan las dos más duras del mes, y seguramente del curso. El equipo se tira a la carretera y le tocan siete partidos seguidos de visitante. Empezamos cerquita de casa, en Brooklyn, pero los otros seis encuentros son en la conferencia rival. En esta gira por el Oeste hay que asegurar los rivales asequibles como los Memphis Grizzlies, Los Ángeles Lakers y los Phoenix Suns. Los dos primeros son los colistas de la conferencia y los de Arizona son un equipo joven al que se ganó cómodamente en Noviembre. Los otros tres encuentros se podrían contar por perdidos a priori. Aunque nunca se puede dar nada por echo, canchas como las de Utah Jazz y Denver Nuggets se antojan complicadas, y la de los vigente campeones, los Golden State Warriors, ya imposible.

Volveremos a casa el 30 de enero para jugar el último derbi de la temporada ante los Brooklyn Nets y cerramos la cuesta de enero el día siguiente en Boston. Los Celtics son el rival perfecto para acabar de valorar un mes complicadísimo que marcará los objetivos de final de temporada. Sobrevivir a esta cuesta garantiza al equipo poder pelear los playoffs hasta el final de curso. Para ello los New York Knicks tendrían que seguir cerca del 50% de victorias y ahora mismo están con 2 partidos en negativo. Uno de los factores más importantes para ayudar al equipo en este momento difícil es recuperar a Tim Hardaway Jr. El equipo está notando mucho su baja, y en momentos claves de los partidos se echa en falta su tiro exterior, el ex de Michigan estaba siendo la segunda espada del equipo y completando muy buenos encuentros. Esta semana será revaluado y se espera su vuelta para este mismo mes.

El febrero espera con ansia. De seguir en la pelea será un mes con muchas batallas directas, todos los partidos son ante equipos de la misma conferencia (excepto uno) y la mayoría ante rivales directos para llegar a postemporada. Pero de no lograrlo la competición volverá acabar otra vez antes del All Star. ¿Podrán los New York Knicks superar su particular Torumalet?