El Barça asegura su puesto en semifinales frente a un Bilbao Basket guerrero

RETAbet Bilbao Basket 73-85 FC Barcelona

El FC Barcelona se acordó de su partido contra KIROLBET Baskonia. Las molestias físicas que ese choque causó llevó a Pesic a realizar cambios en la rotación así como forzar la ausencia de un Nikola Mirotic con molestias en la rodilla. Bilbao Basket estaba preparado para hacer daño en una situación así, pero los de Pesic consiguieron ser más resolutivos en los momentos más importantes.

Victoria por 73-85 del FC Barcelona donde Pierre Oriola brilló con un papel de protagonista ante la ausencia de Mirotic y con un reparto de minutos muy diferente de lo habitual. Igualó su mejor registro anotador como profesional con 23 puntos, mientras que Bilbao Basket volvió a contar con un buen Rousselle, líder para el futuro.

El partido

Partido extraño para un Barça que ya estaba clasificado y solo se jugaba la posición con otro partido más en espera. Nikola Mirotic no jugó por las molestias físicas ante la lesión sufrida contra Baskonia. Pesic hizo rotaciones y alteró el minutaje de cada jugador. Pierre Oriola fue de los más activos del conjunto blaugrana en la pista en los primeros 10 minutos, lanzando bien de tres y activo en los tableros. Bilbao Basket, que sufría menos cambios, se mostró mucho más cómodo sobre la pista y pronto puso en problemas a un Barça sin tanta intensidad como en otros días. Jonathan Rousselle hacía sufrir a un Hanga visiblemente afectado por la fatiga. Álex Abrines rompió la mala dinámica con un triple, a lo que le siguió un parcial de 2-8 de los catalanes para cerrar un primer cuarto flojo por delante, 16-19.

Las cosas fueron mejor para los de Mumbrú en el segundo cuarto. Consiguieron apretar las cuerdas al Barça y con un triple de Sergio Rodríguez en la esquina empataban la contienda a 21. De nuevo un gran Rousselle apareció, acompañado por jugadores como Ben Lammers para sellar un parcial de 15-0 que dejó muy tocado al cuadro de Svetislav Pesic y les puso nueve tantos arriba a mediados del segundo periodo. Mediante el juego en la zona de Ante Tomic, el Barça pudo volver a sentirse cómodo y con una secuencia capitaneada por un triple de Corey Higgins y dos libres de Oriola, recuperaban la ventaja en el marcador 33-34. Este resultado imperó a la finalización de la primera mitad, donde el Barça parecía ir dos pasos por detrás, pero manteniéndose arriba gracias al talento individual de los suyos.

Tras el paso por vestuarios, se mantuvo la igualdad sobre la pista con un intercambio constante de canastas que no dejaba muy bien a los blaugranas. Pierre Oriola siguió siendo el jugador más regular sobre la pista y gracias a sus oportunidades cerca del aro, el FC Barcelona pudo mantener el ritmo ofensivo de su rival. Los problemas comenzaron a llegar a Bilbao Basket en forma de técnicas. Primero fue una a Ondrej Balvin por flopping, después otra a Mumbrú por protestar… el Barça no falló sus tiros libres y se empezaron a marchar en el marcador a pesar de no estar firmando un partido brillante. Con el regreso de Jonathan Rousselle a pista y con un Tomeu Rigo efectivo, pudieron poner el -1 de desventaja a base de triples. Finalmente, Álex Abrines y Brandon Davies liderarían un parcial de 2-8 para poner el 56-61 que imperaba al final de los treinta minutos.

En el último cuarto el Barça jugó mucho más liberado, con Pierre Oriola igualando sus mejores registros ofensivos mientras que aparecía la figura de Kyle Kuric, que tan bien les habría venido un poco antes. El de Indiana pudo anotar triples con más consistencia y llegaron a colocar su máxima hasta el momento con un +16. Todo parecía prácticamente solucionado aunque Bilbao siguió haciendo daño con un juego muy físico y realizando buenas defensas sobre los exteriores de Pesic.

Las claves

  • No Mirotic, no party: Nikola Mirotic no participó en el partido para no agravar la lesión sufrida en la rodilla en el partido contra KIROLBET Baskonia. No se sabe si volverá a jugar hasta las semifinales, aunque sería altamente posible. Se notó mucho su ausencia y el Barça no podía darle balones en los momentos de mayor atranque ofensivo del equipo. Hanga tampoco tuvo su mejor día en la primera mitad, por lo que Heurtel y Tomic tuvieron que controlar el juego blaugrana para poder volver a buen puerto.
  • No hay partidos fáciles contra Bilbao: Aunque están matemáticamente muy tocados y casi sin opciones de poder participar en las semifinales, Bilbao Basket se ha tomado cada partido de la fase final como si fuera el partido por el título. Se notó muy pronto y sobrepasaron en energía a su rival en la primera mitad. Esto se tradujo en un gran parcial de 15-0 en el segundo cuarto que les ponía por delante y que dejaba al Barça contra las cuerdas.
  • Pierre Oriola, héroe inesperado: Ante las ausencias y los pocos minutos de los principales, Oriola asumió un papel mucho más protagonista, y no solo presencialmente. El de Tárrega firmó su mejor partido como jugador del FC Barcelona igualando/superando su mejor marca anotadora en toda su carrera, 23 puntos con la camiseta de Baloncesto Sevilla. En los tableros causó muchos problemas a Bilbao para finalizar con unos registros totales de 23 puntos, 9 rebotes y 29 de valoración.
  • Con dificultad pero con determinación: No fue un partido sencillo para el Barça, y para nada vistoso. Se notó el impacto físico que el encuentro contra Baskonia había causado en los jugadores y tuvieron que sudar la gota gorda para deshacerse de un Bilbao Basket que respondía a todos los retos que le pusieran por delante. Victoria para colocarse 4-0 y asegurarse matemáticamente el pase.

Pierre Oriola, SomosBasket MVP del partido

Oriola firmó uno de sus mejores partidos con la camiseta del Barça ante la ausencia de las grandes referencias ofensivas del equipo. Firmó 23 puntos, 9 rebotes para 29 de valoración.