Mark Runyon (CC)

El banquillo de los Pacers decide ante Boston

Boston Celtics 98 - 103 Indiana Pacers

Fuente: Mark Runyon (CC)
Fuente: Mark Runyon (CC)

Los Celtics llegaron a Indianapolis con ganas de reencontrarse con la victoria tras la derrota ante los inestables Rockets. Por su parte, los Pacers volvieron a su pabellón tras un partido de incomparecencia en Atlanta contra los Hawks, donde jamás se encontraron en el parqué. El partido estuvo también marcado por las lesiones, pues Ty Lawson, Miles y Crowder no participaron, mientras que Stuckey tuvo minutos muy limitados.

Estas sensaciones de duda de partidos anteriores se manifestaron durante los primeros minutos en el parqué: ningún equipo conseguía imponer su estilo de juego y los puntos llegaban por acciones aisladas más que por juego en equipo o uso de la pizarra de los dos entrenadores (Frank Vogel por los Pacers y Brad Stevens por los Celtics) que, como anécdota, son grandes amigos. La estadística más clara es el número de pérdidas que cometieron los dos equipos en el primer cuarto, y es que sumaban más de 10 en poco más de 8 minutos de juego.

Aunque los Boston Celtics comenzaron el partido por delante, un buen parcial de 14-6 a favor de los locales marcaría el final del primer cuarto y el inicio de los segundos doce minutos: sin los grandes nombres en el campo, la energía aportada desde el banquillo sería suficiente para los Hickory Pacers (El equipo de Indiana llevó durante una noche más su camiseta homenaje al clásico Hoosiers). Se llegó al descanso con un marcador de 43-39 siendo Jerebko (11 puntos) y Mahinmi (9 puntos) los mejores de cada equipo.

El parcial visto antes volvería al parqué: esta vez los Boston Celtics consiguieron igualar el partido y pronto ponerse por delante, destacando la tremenda actuación de Isaiah Thomas, pues el all-star de los Celtics consiguió 16 puntos en el tercer cuarto, volviendo loca a la, hasta ese momento, muy bien perfilada defensa de los Pacers. En un esfuerzo combinado entre Paul George y Monta Ellis (19 puntos entre los dos) se llegó a los últimos 12 minutos con un marcador muy parejo, 71-70.

El inicio del cuarto claro dejó algo claro: el banquillo de los Pacers se notaba superior sobre el parqué; solamente el sueco Jerebko ofreció una buena actuación en sus minutos y Tyler Zeller, Terry Rozier y el resto de la segunda unidad acabaron con un ± negativo. En este momento, se erigió el que a la postre sería el gran héroe local, Jordan Hill (10 puntos en el último cuarto, +17 con él en pista), que junto a Lavoy Allen (+19 en pista) seguirían jugando hasta el final del partido, contribuyendo enormemente a aumentar el parcial para la franquicia de Larry Bird. Tras un tiempo muerto, Paul George anotaría un triple forzado, dejando el partido casi sellado a falta de poco más de minuto y medio, con un marcador de 99-88 que parecía definitivo, pero el acierto de Boston y los fallos de George Hill desde la línea de tiro libre alargaron el partido, dejando el 103-98 final.

Con esta victoria, los Pacers se aseguran el tiebreaker frente a los Celtics ante un posible duelo de playoff.

MVPs: Paul George (25-7-6) // Isaiah Thomas  (21-8-6)