DELLAVEDOVA Y BOGUT MANTIENEN UNA GRAN AMISTAD. QUINN ROONEY/GETTY IMAGES

Andrew Bogut se siente un ser muy afortunado

A pesar de una carrera lastrada por las lesiones

Andrew Bogut con la selección asutraliana. (Foto Quinn Rooney)

En el Draft del 2005 los Milwaukee Buck eligieron en el primer lugar al pívot australiano, Andrew Bogut, quien llegaba a la NBA como una de las grandes promesas de ese año. Sin embargo, sus constantes problemas físicos impidieron que cumpliera las expectativas que se tenían depositadas en el. No obstante, en una entrevista concedida a ESPN, Bogut dice sentirse bastante satisfecho con su carrera en la mejor liga de baloncesto del mundo:

«He ganado mas de 100 millones de dolares jugando en la NBA, he ganado un titulo y he participado en varios juegos olímpicos. Si eso es ser desafortunado, entonces mucha gente es muy, muy desafortunada. Yo no lo veo así. Podría haber tenido mas suerte con las lesiones, pero también podría no haber jugado en la NBA nunca. Podría estar intentando jugar en Europa o en Australia. Tuve mucha, mucha suerte.» 

Pese a esto a Andrew no le agrada demasiado esa etiqueta de jugador frágil que se ha ganado con el paso del tiempo:

«Al hacer un mate caigo sobre mi codo y me lo rompo. ¿Como me entreno ante eso? ¿Como puedo prepararme a eso? Un tipo lanza una bomba, yo intento taponarle, caigo sobre su pie y me tuerzo el tobillo ¿Como me entreno para evitar que eso ocurra? Con el codo y la muñeca es igual, hago un mate, Stoudemire me empuja un poco y no logro cogerme del aro. ¿Que puedo hacer fuera de temporada? ¿Entrenar a agarrarme del aro?»

«Por eso me es frustrante a veces llevar esa etiqueta. Al mismo tiempo lo comprendo, me he lesionado mucho aunque generalmente he jugado bien cuando he vuelto.»

También hablo de la experiencia que podría aportar a un equipo tan joven como estos Lakers: «He vivido de todo en esta liga, sobre todo a nivel de lesiones. He jugado en equipos candidatos al anillo, también en equipos malos… He visto de todo. Cuando estuve en mi mejor momento, todos estos jóvenes tenían 9 o 10 años.  

Es agradable ver a un jugador como Bogut ser tan positivo a pesar de haber pasado gran parte de su carrera entre algodones.