MIAMI, FL - JUNE 05: Ray Allen #20 of the Boston Celtics reacts in the fourth quarter against the Miami Heat in Game Five of the Eastern Conference Finals in the 2012 NBA Playoffs on June 5, 2012 at American Airlines Arena in Miami, Florida. NOTE TO USER: User expressly acknowledges and agrees that, by downloading and or using this photograph, User is consenting to the terms and conditions of the Getty Images License Agreement. (Photo by Mike Ehrmann/Getty Images)

Ray Allen contesta a sus críticos en Instagram

Se ha cansado de las críticas de los aficionados Celtics

Ray Allen
Ray Allen vistiendo la camiseta de los Miami Heat. Fuente de la foto: Basket Streaming (CC)

Hace dos días, el exjugador californiano Ray Allen cumplía 42 años. Curiosamente era el «Día de la Amistad». No entraré a valorar la proliferación de celebraciones estúpidas, pero bueno, esta nos sirve. En las Redes Sociales, muchos fueron los que encontraron una fina ironía en esta coincidencia. Ya que la gran mayoría de la hinchada Celtic no ha perdonado su traición (?). Para ser sinceros, trataré el tema lo más objetivamente posible, puesto que soy uno de esos aficionados que no olvida. Pero aún así os pondré en contexto para recordar, mínimamente, lo que pasó.

Capitulo primero. Ray Allen y los antecedentes.

Ray Allen era el escolta titular de unos Celtics campeones en 2008. Ese era el equipo del «Big-Three», liderado por Pierce y KG. Muchos dudan de cual era el verdadero tercer espada, Rondo o Allen. Pero eso no viene al caso. Los Celtics tenían en el escolta uno de los mejores tiradores de la historia. Su relación con el equipo era buena y luchando contra los Lakers de Kobe y Pau, emprendieron luchas épicas.

Pero no todo podía ser de color de rosa, en la temporada 2011-2012, Allen se lesionó. Una vez lesionado, un joven y a su vez dispuesto Avery Bradley le pasó por delante. Así, el joven arrebató la titularidad al veterano. A esto se le añadió el hecho de que ese verano Ray era agente libre. Así que los Celtics buscaron, durante mucho tiempo un sitio donde traspasarlo. Fue imposible, nadie daba demasiado por un jugador que en verano era libre. Así fue como empezaron las rencillas con la ‘Front Office’ de los Celtics.

Dolido y derrotado, ya que los Celtics cayeron en Finales de Conferencia ante unos Miami Heat que crecían. En verano, Allen decidió abandonar el barco. Podía ir pues a donde quisiera, no había ataduras. Así que el día 6 de julio de 2012 decidió irse a Miami. Los mismos que le habían derrotado en las Finales de Conferencia por un ajustado 4-3. A alguien le suena esto? Jugador derrotado por 4-3 en unas Finales de Conferencia y que acaba en el equipo rival? Ah sí, Kevin Durant.

Capitulo Segundo. El Conflicto.

Allen era un jugador querido por la afición, pero esto rompió el idilio con esta. A partir de esta decisión, los aficionados Verdes consideraron al escolta un traidor y un cobarde. Que abandonaba a sus compañeros en el Big-Three y se unía a LeBron, Wade y Bosh para ganar un anillo más. Lo logró, en 2013, pero tildado de cobarde por una afición que recuerda.

Es verdad que no se puede culpar de todo a Allen, ya que la directiva Celtic no se portó del todo bien con él. Intentando traspasarlo hasta el último momento, sin éxito. Pero el conflicto no fue que se fuera de los Celtics sino a donde se fue.

Capítulo Tercero. 20 de julio de 2017.

Como os habréis enterado en los últimos días, este conflicto sigue abierto. Han pasado 5 años y los aficionados Celtics no le han perdonado. Habrá alguno que sí, pero la mayoría aún le recuerda esta «traición». Otro ejemplo es la directiva, que ha decidido mantener el 20 que lucía el escolta como disponible. Por lo tanto no se le retirará el dorsal, cosa que si que pasará con el 34 de Pierce y el 5 de KG, este último no está confirmado pero parece seguro.

Así en un post de Instagram que publicó Bostonceltics4ever felicitó el cumpleaños al escolta. A lo que los fans contestaron con críticas y quejas. Ante todas estas críticas el escolta saltó y tuvo que contestar:

«Todos tenéis que superarlo!!! Donde estabais cuando el equipo trataba de traspasarme. Esto es un negocio, vamos donde es necesario como vosotros en vuestros trabajos!!!! Siempre seré un Celtic no importa lo que vosotros digáis. Superadlo!!!!«

Es verdad que la NBA es un negocio, pero cuando se acaba tu contrato tienes opción de elegir ir a donde quieras. Y él escogió la opción fácil.

Finalmente, a los que si que le felicitaron les envió un mensaje también:

«Oh y gracias a todos los que me han deseado un feliz cumpleaños!!!»