Previa Playoffs 2018: Houston Rockets vs Minnesota Timberwolves

Los tejanos tendrán ena defensa de Thibodeau el primer escollo en su asalto al anillo

0

Ha llegado. Por fin Minnesota Timberwolves está en Playoffs.

Con un equipo pensado para pelear el factor cancha, la lesión de su estrella Butler durante 17 partidos ha provocado que la clasificación se haya sudado hasta la prórroga del último partido de liga regular. Con su recuperación el equipo ha subido el nivel y ha terminado ganando los tres últimos partidos de liga regular, pero siguen transmitiendo dudas. Y enfrente espera el ogro.

Playoffs Timberwolves
Hannah Foslien/Getty Images

Porque Houston Rockets es un auténtico ogro que ha conseguido, liderados por un James Harden que será MVP (salvo que un tal LeBron James lo impida), acabar como líder de la temporada regular. El equipo tejano ha conseguido el mejor récord de su historia con 67 victorias por sólo 17 derrotas, algo que no lograron ni con Hakeem Olajuwon en sus filas, y ni siquiera el tener el liderato amarrado hace ya fechas les ha valido para relajarse: han ganado 14 de los últimos 17 partidos disputados.

Si comparamos los duelos entre ambos este año, los Timberwolves no salen bien parados, ya que Rockets les han barrido 4-0. De hecho, se da una situación curiosa porque en los tres primeros partidos, Houston venció por exactamente 18 puntos, mientras que en el último la diferencia fue de 9 puntos. 

Houston Rockets: con la mirada apuntando a lo más alto

Tras realizar una muy buena temporada pasada, el equipo de Mike D’Antoni ha ido un paso más allá con la idea de dar un bocado al título de campeón de la NBA. Y para ello la gerencia se movió especialmente bien en verano.

El fichaje de Chris Paul (medias de 18,6 puntos; 7,9 asistencias y 5,4 rebotes) ha sido el movimiento perfecto para dar un impulso al proyecto. El año pasado se echó en falta alguien que asumiera responsabilidades más allá de Harden y el base-escolta llegó fundido al momento clave de la temporada. La conexión entre ambas estrellas es total y podemos ver a la barba muy a gusto con su nuevo compañero, liderando la NBA en puntos por partido con 30,4 a los que ha añadido 8,8 asistencias. Además también han sumado, entre otros, a jugadores muy físicos que le han aportado otro aire en defensa como P.J. Tucker, Luc Mbah a Moute o Gerald Green (este último a mitad de temporada).

Rockets Playoffs
Andrew D. Bernstein/NBAE via Getty Images

Porque esa ha sido la gran mejoría este año, la defensa. Houston ha bajado el ritmo de sus partidos y ha hecho de su defensa una top-10 de la liga. Con Clint Capela, Paul y sus aleros físicos, cada canasta rival debe ser muy trabajada. En este sentido, la baja de Mbah a Moute es un gran palo.

Además, Houston se presenta como el adalid del juego moderno, liderados por Harden y Eric Gordon, rechazan por completo tirar desde media distancia para acribillar desde el triple. De esta manera se han convertido en el primer equipo de la historia en lograr más tiros de tres puntos que de dos.

El año pasado fallaron en los Playoffs, y cuentan con la maldición de Chris Paul, posiblemente el mejor jugador de la historia que nunca ha pisado unas finales de conferencia, pero esta vez son incluso mejores. La modernidad hecha equipo está lista para el reto.

 

Minnesota Timberwolves: vuelta a Playoffs tras una larga travesía por el desierto

Después de hasta 13 años, Minnesota Timberwolves vuelve a probar lo que se siente en los Playoffs de la NBA. Se rompe así la racha más larga que había en activo y tras una gran inversión en verano en la que Jimmy Butler, Jeff Teague o Jamal Crawford se han unido a Karl-Anthony Towns o Andrew Wiggins

Tom Thibodeau ha dispuesto de un equipo hecho a su medida (además del escolta, Gibson y Rose vuelven a jugar a sus órdenes). Pero la plantilla se ha mostrado muy dependiente del carácter que le imprime Butler, convertido en la estrella del equipo (22,2 puntos; 5,3 rebotes y 4,9 asistencias son sus medias) por encima de Karl-Anthony Towns (21,3 puntos y 12,3 rebotes).

Aún así, el crecimiento ha sido enorme en tan sólo un año, pasando de 31 victorias a 47. Este buen hacer ha sido apoyado en su quinteto titular en el que todos han superado los 2.000 minutos de juego (incluido un Butler que sólo ha podido jugar 59 partidos).

Con su estrella recuperada y con un entrenador experto en crear sistemas defensivos híper pegajosos, los Wolves no van a darse por vencidos. Llega el momento de Playoffs y ahí Thibodeau se siente como pez en el agua preparando guerras de trincheras. Minnesota puede ser un octavo puesto envenenado.

James Harden VS Jimmy Butler

El principal punto de interés de esta serie será medir a dos de los mejores escoltas de la Liga. Ambos son All Star pero, como sus equipos, resultan tremendamente antagónicos. Uno de ellos es el máximo anotador de la NBA y el otro uno de los mejores jugadores defensivos. Además se han convertido ambos en la imagen de sus equipos. Aunque hay muchas más estrellas en liza, de quien salga ganador en este duelo dependerá el resultado de la eliminatoria.