Jason Thompson y el juego interior del Casademont Zaragoza; encaje y credenciales

El curso pasado ya demostró lo que puede hacer en la ACB

El pasado mes de abril se cerró con la salida de DJ Seeley y Jason Thompson del equipo maño. El parón de la competición y la situación de incertidumbre en Estados Unidos a causa de la pandemia llevó a ambos jugadores a abandonar Zaragoza y viajar a su país. Los Norteamericanos han contribuido en buena medida al éxito por el que ha transitado el Casademont Zaragoza, y es por eso que su ausencia en la fase final de la Liga ACB fue más que notable en el conjunto rojillo.

Incertidumbre en el juego interior

Con el comienzo de la temporada 2020-2021 cada vez más próximo, el Casademont Zaragoza está cerca de dar por concluida su plantilla. A día de hoy, la reciente renovación de Javier Justiz por 3 años supone contar con Hlinason y Thompson como pívots hasta la recuperación del cubano. El club ha decidido apostar por Justiz. Por ello, señala el director deportivo “Javier va a estar con nosotros tres años. La idea es que siga con su proceso de recuperación y rehabilitación y que sea capaz de incorporarse al grupo cuando él esté perfectamente y nos ayude a consolidar nuestro juego interior”.

 Si bien existen dudas sobre el rendimiento de Thompson con Hlinason como único compañero de posición, el cual todavía tiene mucho por aprender, todo apunta a que el fichaje que queda por anunciarse será el de un ala-pívot capaz de ocultar las carencias que deja la salida de Nemanja Radovic. El montenegrino ha sido uno de los pilares en los que se han apoyado los maños. Por ello, con su regreso a Murcia, han de reforzar su puesto de «4» y fichar al jugador que de descanso al renovado por tres años, Jonathan Barreiro.

Tras la vuelta de DJ Seeley y Jason Thompson, el problema con los extracomunitarios se acentúa en la capital aragonesa. Javier Justiz tendría que obtener el pasaporte español o Cuba entrar en el acuerdo de Cotonú para poder coincidir ambos pívots. La otra opción exigiría prescindir de DJ Seeley. Hoy por hoy, todavía no se conocen las fechas de recuperación que baraja el cubano. Resulta difícil estimar si podrá llegar a la Final 8 de Basketball Champions League que tienen pendiente de disputar entre el 30 de septiembre y el 4 de octubre.

Si finalmente pueden coincidir el americano y el cubano en el equipo, la situación cambiaría. Con Javier Justiz recuperado, las dudas en la posición de pívot se disipan. La tripleta Thompson, Justiz y Hlinason mejoran considerablemente a los efectivos del año pasado. Justiz debería ser capaz de aportar más de lo que aportó la pasada campaña. Su rotura de menisco no permitió ver la versión que el cubano mostró en los Play offs de 2019. Por otro lado, Hlinason llevará un año más de aprendizaje. A sus 22 años, el pívot islandés ha realizado buenas actuaciones a lo largo de la pasada campaña pero sigue sin ser suficiente como para cumplir como segundo pívot. Por último, Jason Thompson estará esta vez con el equipo desde el comienzo de la temporada. Esto supondrá una mejora en su adaptación a la plantilla con respecto a su primera experiencia en el club.

Destellos de poder hacerse importante

Jason Thompson funcionó en el corto periodo de tiempo que pasó en Zaragoza. Fuente: Heraldo de Aragón

Un mes después del regreso de DJ Seeley, se ha hecho oficial la vuelta de Jason Thompson a Zaragoza. El club ha apostado por la continuidad de las piezas que dieron éxito la pasada campaña. Tan solo tres jugadores de la primera plantilla no seguirán en el club en la 2020-2021. Sin embargo, en el caso de Jason Thompson (34 años, 2,11) su fichaje sigue siendo una incógnita. Con pasado NBA, tan solo llegó a disputar dos encuentros de Liga Endesa y unas eliminatorias de Basketball Champions League ante el BC Lietkabelis. Su tardía incorporación a un grupo con roles muy definidos y llegada procedente de la Liga china tras dos meses de parón, le llevaron a mostrar un juego con luces y sombras.

Hasta la llamada del Casademont Zaragoza, el estadounidense estaba firmando unos dobles dígitos de 13,2 puntos y  10,9 rebotes en la liga asiática. Fue la lesión de Javier Justiz y su paso por el quirófano lo que llevo a los maños a recurrir al mercado e incorporar a Thompson para apuntalar el juego interior rojillo. Su fichaje se produjo en búsqueda de un pívot de garantías que aportase dominio bajo los aros, intimidación y rebote. Su rendimiento fue inmediato. En los dos partidos de Liga Endesa que disputó ante Estudiantes y el Real Madrid sus números fueron de 7,5 puntos y 7.5 rebotes.

Finalmente, en la eliminatoria ante el Lietkabelis lituano sus números fueron algo mejores. Sin embargo, Thompson a sus 34 años, llegó fuera de forma y con un Fran Vázquez muy lastrado durante la temporada. Los zaragozanos tan solo contaban con Hlinason para darle relevo. Su tendencia a acumular faltas no dejaron ver más que destellos de un jugador que estaba llamado a jugar más de los 19 minutos que jugó por partido en Liga Endesa.

Comments