ANÁLISIS | ¿Cómo quedarían los premios individuales de la NBA?

Estos son los jugadores que lideran la carrera por cada premio

Debido a la propagación del coronavirus por todo el mundo, las principales ligas de baloncesto y otros deportes, tanto profesionales como amateur, han sido suspendidas.

Aún no hay fecha de retorno de la competición, y tampoco se sabe cómo se va a reanudar, ya que se plantean distintos formatos: uno podría ser que se empezara directamente en los Playoffs. Si ocurriera esta última opción, no se sabe si se cambiaría el formato de restricción de conferencia, o la cantidad de equipos que disputen la post-temporada. Otra opción es que se reanude a puerta cerrada (o con normalidad si fuera posible) desde el momento en que se suspendió la temporada. Este hecho ha cogido fuerza debido al atraso de los Juegos de Tokio al 2021.

Lo que está claro es que deberemos esperar a ver como evoluciona el mundo ante la propagación del COVID-19, pero a estas alturas de la temporada; ¿cómo quedarían los premios individuales?

MVP, ‘The King’ vs ‘Greek Freak’

La lucha para el MVP de este curso ha dado mucho que hablar. Desde el inicio de temporada hay diferentes nombres que han ido cogiendo fuerza, pero, indiscutiblemente, y con todo el permiso de James Harden, hay dos jugadores que están un peldaño por encima de todo aspirante.

Giannis Antetokounmpo. La estrella de los Bucks es el principal candidato para llevarse, por segundo año consecutivo, el premio al Most Valuable Player. El griego es el tercer máximo anotador y reboteador de la liga, promediando 29.6 puntos y 13.7 rebotes por partido, además de 5.8 asistencias. A estos guarismos se le suman sus 46 doble-dobles, donde en 41 de ellos superando los 20 puntos, y en 18 de los 41 capturando 15 rebotes o más. El griego ha sido nombrado mejor jugador del mes de febrero, en el que los Bucks han ganado todos los partidos que Giannis ha disputado, 9/9.

Los Milwaukee Bucks, además, tienen el mejor récord de toda la liga en la temporada regular (53-12),  con él como máximo estandarte en el conjunto de Budenholzer. Este hecho puede ayudar a que la balanza se decante a su favor en la reñida lucha que mantiene junto al segundo candidato, LeBron James.

LeBron James. El Rey ha asegurado estar “haciendo el mejor baloncesto de su carrera”. James está promediando 25.7 puntos, 7.7 rebotes y 10.6 asistencias (tope de la liga). En lo que a anotación se refiere, puede ser que esta campaña sea una de las más bajas de su carrera en la NBA, pero el impacto del Rey es mayor de lo que se refleja en las estadísticas. Con él en pista, los Lakers cuidan mejor el balón (1.86 asistencias por cada pérdida) e imponen una marcha más en el ritmo de jugo de los suyos (1 posesión más por cada 100 jugadas).

Al igual que su máximo rival en este galardón, LeBron ha sido nombrado el mejor jugador del mes de febrero con 26 puntos, 8.1 rebotes y 10.1 asistencias, contribuyendo a un récord de 8-2 para su franquicia, que han afianzado el liderazgo de los oro y púrpura en el salvaje Oeste.

El ROTY, para Morant salvo sorpresa

El morbo por ver el impacto de Zion Williamson en la liga estaba servido desde principio de temporada. El jugador de los Pelicans era el principal favorito para hacerse con este galardón, que a priori, iba a llevarse con una relativa facilidad, pero esto no ha sido así.

Ja Morant. El gran año rookie de Ja Morant, junto a los problemas físicos de Zion, que solo le han permitido jugar 19 partidos esta temporada, han dejado el galardón muy favorable para el número 2 del este Draft. Es el principal candidato para ganar el ROTY. El jugador elegido en la segunda posición del Draft de 2019 ha disipado las dudas que muchos tenían sobre su rendimiento en la liga al inicio de temporada. Morant ha promediado 17.6 puntos, 3.5 rebotes, 6.9 asistencias en los 59 partidos que ha disputado con los Grizzlies, siendo el líder del nuevo proyecto de Taylor Jenkins.

Tal ha sido su rendimiento en la primera parte de la temporada, que ha sonado hasta para participar en el All-Star Game, al que finalmente no fue. Ha liderado a los Grizzlies en la lucha para entrar en los Playoffs (actualmente octavos) e ilusionado a la afición, que pocas expectativas tenía al inicio de la temporada. Una hinchada que va a disfrutar en las próximas temporadas de un jugador con aún margen de mejora, y con el potencial para llegar a convertirse en un All-Star más pronto que tarde.

Zion Williamson. A pesar de su lesión y el reducido número de partidos que ha disputado (19), el jugador de los Pelicans aún está en la lucha para ganar el premio. La historia está en su contra (el ROTY que menos partido disputó fueron 50), pero los grandes números de Zion y su gran impacto en la dinámica de los Pelicans le podrían dar alguna esperanza; 23.6 putos, 6.8 rebotes y 2.2 asistencias en los 19 encuentros en los que ha hecho acto de presencia en el parqué, empezando a dejar actuaciones para el imaginario colectivo. En 16 de ellos, ha anotado más de 20 puntos, y en lo que a números se refiere, sus promedios son mejores que los de Morant.

Otro factor que podría ayudar a Zion en la lucha sería que sus Pelicans robaran la octava plaza del oeste a los Grizzlies, algo que debido al coronavirus se presenta muy complicado.

DPOY, ¿igualará Gobert a Howard?

Unos de los premios más igualados, sin duda. Muchos jugadores están en la pelea por este galardón. Kawhai Leonard, Giannis Antetokounmpo o Marcus Smart son nombres fijos en la lucha para este trofeo cada temporada. Este año, a la conversación sobre el título se ha añadido el rookie de los Sixers, Matisse Thybulle o Jonnathan Isaac.

Jugadores con gran proyección y con un gran nivel defensivo. Cualquiera de estos jugadores podría ser el DPOY, pero, esta temporada, hay tres jugadores que han sido más determinantes para sus equipos.

Anthony Davis. Quizás el favorito para hacerse con el título esta temporada. Con 2,4 tapones por partido (tercero en la NBA) y 7,1 rebotes defensivos, ‘La Ceja’ ha contribuido a que los Lakers sean el segundo equipo que menos puntos encaja por partido (106.9). Davis está registrando los mejores números defensivos de su carrera, con un rating de 104.9. Si se hiciera con el título sería la primera vez, desde el 1986, que un jugador de los Lakers obtendría este trofeo. AD, a las puertas de la historia oro y púrpura en tan sólo unos meses.

Ben Simmons. A pesar de sus problemas físicos y de que el rendimiento ofensivo de su equipo no ha sido el que se espera en un TOP-5 de conferencia, el australiano está siendo el líder de su equipo en el apartado defensivo. El base de los Sixers lidera la NBA en el apartado de robos por partido y tiene uno de los mejores balances de balones perdidos/recuperados (2.3). Además, Simmons ostenta el mejor rating defensivo entre los principales candidatos al premio (106.8 puntos cada 100 posesiones). Si el australiano ganara, sería el único base junto a Gary Payton en hacerse con este galardón.

Rudy Gobert. Temporada tras temporada, partido a partido, el francés demuestra el porqué ya guarda dos DPOY en su vitrina. El actual campeón es el cuarto máximo reboteador de la NBA con 13.7 por partido (10.3 defensivos), uno de los mejores taponadores (2 gorros por noche) y uno de los líderes en rating defensivo (106.8).

A parte de las estadísticas, el impacto de Gobert va mucho más allá. Es el amo y señor de la pintura de los Jazz, intimidando y modificando los tiros de sus rivales, algo que la estadística no recoge. Si se hiciera con el título sería, junto a Howard, el único jugador en conseguirlo durante tres campañas consecutivas.

MIP, ¿sin un claro ganador?

Muchos jugadores han aumentado su rendimiento en esta campaña. Luka Doncic, Trae Young o Domantas Sabonis son algunos de los jugadores que han mejorado de manera sustancial sus prestaciones. Otros jugadores que no han participado en el partido de las estrellas pero al igual que los anteriores jugadores, han evolucionado en su nivel destacadamente, han sido Duncan Robinson (Miami Heat), Devonte’ Graham (Hornets) y Sai Gilgeus-Alexander (Thunder).

Es difícil no olvidarse de ningún candidato este año, debido al overbooking de jugadores que podrían hacerse con él. Ni los expertos en Estados Unidos ponen de acuerdo. Entre los nombres que más suenan, la mayoría coinciden en tres principales candidatos.

Ingram vs Tatum; el MIP, al rojo vivo.

Brandom Ingram. El alero de los Pelicans es el jugador que más medios dan por ganador. El ex de los Lakers inició la temporada cuestionado por muchos aficionados sobre su rendimiento, y él respondió siendo All Star. Ingram ha promediado los máximos de su carrera en puntos (24.3), rebotes (6.3) y asistencias (4.3) por partido. Ha sido, sin duda, una de las alegrías de la temporada.

TEMP MIN FG% 3P% FT% REB AST BLK STL PTS
18-19 33.8 49.7 33.0 67.5 5.1 3.0 0.6 0.5 18.3
19-20 34.3 46.6 38.7 85.8 6.3 4.3 0.7 1.0 24.3

Jayson Tatum. El segundo por la cola. El alero de los Celtics se ha consolidado como el líder de los orgullosos verdes, y para algunos, el ganador del trofeo. Tatum ha mejorado ligeramente todas sus prestaciones, sobretodo su faceta anotadora, en la que ha promediado 6 puntos más en comparación a la anterior temporada. Uno de los favorito número uno para arrebatarle el MIP a Ingram.

TEMP MIN FG% 3P% FT% REB AST BLK STL PTS
18-19 31.1 45.0 37.3 85.5 6.0 2.1 0.7 1.1 15.7
19-20 34.6 44.8 39.8 80.6 7.1 2.9 0.9 1.4 23.6

Bam Adebayo. Fue el principal beneficiado del traspaso de Hassan Whiteside a los Blazers. Spoelstra le ha concedido más minutos esta temporada y, el de Nueva Jersey no ha defraudado. El jugador de los Heat está jugando el mejor baloncesto de su carrera en la liga, duplicando casi su anotación (16.2), capturando tres rebotes más por partido (10.5) y repartiendo tres asistencias más (5.1). Se ha convertido en un jugador fundamental para los Heat y su buen rendimiento le ha llevado a disputar el All-Star Game por primera vez en su carrera.

TEMP MIN FG% 3P% FT% REB AST BLK STL PTS
18-19 23.3 57.6 20.0 73.5 7.3 2.2 0.8 0.9 8.9
19-20 34.4 56.7 7.7 69.0 10.5 5.1 1.3 1.2 16.2

6MOY: Lou Williams, ¿three-peat?

El campeón y el aspirante. Sea cual sea el ganador, será merecido. Lou Williams y Dennis Schroder se enzarzan en una igualada lucha por ganar el premio al Sexto Hombre del año. ¿Podrá el alemán arrebatarle el tercer galardón de banquillo consecutivo? Parece que, hasta el día de hoy, el escolta de los Clippers está un paso por delante.

Lou Williams. Louu Williams se ha hecho con 3 de los últimos 5 galardones, los dos últimos consecutivos, y todo parece indicar que va a por el cuarto en su casillero particular. Con la llegada de Leonard y George, su impacto no ha disminuido, que era una de las principales narrativas que se esperaban para este año; está promediando 18.7 puntos, 5.7 asistencias y 3.1 rebotes. Este año cuenta con más competencia que el año pasado, pero hasta el parón, es y ha sido el favorito para revalidar el título.

Dennis Schroder. Si Oklahoma está siendo uno de los equipos revelación en esta temporada, Dennis Schroder tiene gran parte de culpa. Con 19 puntos, 4.1 asistencias y 3.7 rebotes, Schroder está realizando una de sus mejores campañas en la liga. Además, esta temporada está registrando los mejores porcentajes en una de las facetas que más se le ha resistido a lo largo de su carrera, la efectividad; 38.1% en triples y 46.8% en tiros de campo. Sería el primer jugador no americano en llevárselo desde la temporada 2007-2008, siguiendo la estela de Manu Ginobili.

COTY; ¿hará historia Budenholzer?

Mike Budenholzer roza la excelencia.

Unos equipos se han consolidado como candidatos al título, otros han superado las expectativas que se tenían sobre ellos. Los nombres propios de los banquillos esta temporada son los siguientes.

Mike Budenholzer. El entrenador de los Bucks ganó el premio la temporada pasada después de que su equipo firmara una gran temporada y ganase la Conferencia Este. Este año ha demostrado que el nivel que mostró su equipo la campaña anterior no fue un espejismo, y ha sido el mejor equipo de la NBA hasta la fecha, con un balance de 53-12. La ecuación es fácil; es el entrenador que mejor récord tiene en el equipo que mejor baloncesto juega. El único hecho que tiene en contra es la historia; ningún entrenador de los Bucks ha repetido galardón al año siguiente de ganarlo. ¿Romperá Mike el gafe?

Nick Nurse. El entrenador de los Raptors es el favorito para hacerse con el título. El año pasado llevó a los canadienses a conquistar su primer anillo de la historia. Esta temporada, con la marcha de Kawhi, muchos daban por muerto a los Raptors en la lucha por el anillo y, aún con periodos de lesión de sus mejores jugadores, Nurse ha dado continuidad a jóvenes y ha conseguido que el nivel de la franquicia canadiense siga siendo el de un aspirante al título de la NBA.

Erik Spoelstra. La gran temporada de los Heat, también contra pronóstico, convierte a Spoelstra en otro de los aspirantes a este título. Ha sabido redirigir el banquillo a la perfección, sobreponerse a la salida de Hassan Whiteside (que llevaba un rato ya más fuera que dentro) y crear un sistema ofensivo alrededor de Jimmy Butler. Ha dado más minutos a jugadores como Adebayo o Robinson, que han respondido a la altura, y un alto protagonismo a Tyler Herro y Kendrick Nunn. La diferencia de victorias de Miami en comparación co los líderes del Este puede ser un hándicap para Spoelstra.

Billy Donovan. Al inicio de temporada muy pocos colocaban a los Thunder en los Playoffs. La marcha de sus dos estrellas principales y la llegada de Chris Paul junto a jugadores jóvenes parecía indicar que iba a ser un año de reconstrucción. Nada de eso. Se puede considerar esto una machada de Chris Paul y un núcleo solidísimo compuesto por Danilo Gallinari, Shai Gilgeous-Alexander, Steven Adams y Dennis Schroder, pero Billy Donovan ha conducido a la franquicia de Oklahoma hasta la quinta plaza del salvaje Oeste.

Frank Vogel. Otro de los aspirantes al título. Después de colocar a los Magic en Playoffs la temporada anterior, firmaba con los Lakers. Tras la mala temporada de la franquicia angelina, el principal objetivo de esta campaña era la lucha por el título, con la llegada de AD y otros buenos jugadores a la franquicia angelina. El ex de los Magic tampoco ha defraudado, ha devuelto a los angelinos el liderazgo perdido del Oeste y los ha convertido en uno de los máximos aspirantes al anillo.


Muchos nombres propios, la tónica normal de un año NBA, por mucho coronavirus que lo quiera detener. No se sabe todavía si continuará la competición, y por lo tanto, tampoco se sabe si se darán estos premios. En todo caso, lo único que nos queda a nosotros, además de ver partidos antiguos, es escogerlos nosotros.

Comments