Edwin Jackson: «La última vez que disfruté del baloncesto fue en Estudiantes»

El escolta llega cedido desde el ASVEL francés

La lucha por el descenso en la ACB se ha acotado en las últimas semanas. Hace no mucho conocíamos el regreso de Erick Green, escolta que no triunfó en Valencia procedente de la Liga China, a Coosu Real Betis, y que suponía un paso importante de cara a conseguir el objetivo de la permanencia. Y poco antes de la Copa, unas horas nada más, se conocía también el regrso de otro viejo conocido de la ACB, Edwin Jackson, al club que le acogió hace ya tres años y medio, Movistar Estudiantes. 

Hoy, en su presentación, ha mostrado su preocupación por la situación del club.

“Estudiantes es un club histórico para la Liga, es un pena si se va a LEB. Es muy importante para mí salvar el club para Primera División”, declara.

Edwin Jackson llega a Estudiantes en la misma tesitura en la que llegó en el año 2016. No es a principio de temporada, pero sí en las mismas condiciones; relegado del baloncesto de más alto nivel, poco peso específico en un equipo de Euroliga y en búsqueda de, como él bien dice, disfrutar del baloncesto. Estudiantes vuelve a ser el paraje perfecto para buscar esa tranquilidad y ser importante.

«La última vez que disfruté mucho del baloncesto, y tenía el sentimiento de ayudar a un equipo, fue aquí, en Movistar Estudiantes».

Con Estudiantes, club al que se ha referido como «su casa», el francés consiguió estar muy cerca de llevarse el MVP de la temporada, además de clasificarse para la Basketbal Champions League y firmar una temporada para el recuerdo en el Ramiro: 21,4 puntos, 3,5 rebotes, 3,4 asistencias y un robo en algo más de 30 minutos de juego. 

En su periplo Euroliga de las últimas tres temporadas no ha tenido tanta suerte. Después de su paso por China (17-18), acabó en Barcelona, club que ya lo había acogido en la temporada 2014-15, aunque sin mucha suerte. A raíz de ahí, sus siguientes destinos fueron Buducnost (18-19), y ASVEL (19-20), dos clubes de media tabla en Euroliga en los que no ha podido destacar todo lo que le habría gustado. En una buena temporada de los franceses este año, Edwin tan sólo registra 5,8 puntos en 20 minutos en competición europea, con bajísimos porcentajes de tiro. Según fuentes cercanas al club y al jugador, él estaba «como loco» por volver a Madrid.

«Soy muy feliz por estar aquí y tengo ganas de empezar con el equipo ya el primer partido el día 29 contra el Zaragoza. Creo que puedo ser el mismo jugador, quizás mejor en defensa. Pienso que puedo jugar al mismo nivel que tres años atrás”.

Comments