El Real Madrid se lleva su vigesimaoctava Copa del Rey ante un Unicaja perdido en su propia casa

Unicaja Málaga 68-95 Real Madrid

Unicaja no pudo hacer más. El Real Madrid, que vuelve a ser todopoderoso una vez más, se va de Málaga con el título de Copa del Rey en la que es ya la vigesimoctava vez que puede decir esto. Unicaja perdió la cara al partido rápidamente ante un Facundo Campazzo brutal, que se lleva el MVP de este fin de semana.


El Madrid cogería ventaja en los primeros compases de juego, con un Jaime Fernández desatado en frente. A raíz de ahí, poco hubo que hacer. Los blancos encontraban más facilidades para hacer daño a la defensa, generando tiros para los exteriores o mandando balones al poste medio para Anthony Randolph (5 puntos), que fue el líder de la ofensiva y ejecutor primario. Nueve puntos de ventaja se cosecharon tras un triple de Facundo Campazzo, imparable en este primer cuarto. Sin embargo, la máxima no fueron nueve, sino los trece puntos con los que el Madrid, tras una pérdida de Carlos Suárez al contraataque, cerró el cuarto.

De la misma manera, los de Laso abrían el segundo con un parcial de 6-0, comandado por dos triples de Rudy Fernández, que entraba de refresco. El desacierto de Unicaja condenaba a los locales, que no podían mantener el ritmo anotador. Darío Brizuela intentaba poner una marcha más, con 10 puntos en el segundo cuarto. Gracias a su espectacular arreón, la ventaja decreció a los doce puntos de nuevo, obligando a Pablo Laso a pedir tiempo muerto. Un triple de Facundo Campazzo en el último ataque del periodo envió el partido, de nuevo, al dominio blanco: 28-43.

Costó mover el resultado en el primer rato de segunda parte, pero volvía a aparecer Facundo Campazzo para paliar el problema. A través de transiciones, el Real Madrid voló como un cometa ante la incapacidad de respuesta local. Jaycee Carroll tuvo su particular momento de gracia también al final, y llevó la ventaja a +28 puntos, insalvable en los 10 minutos siguientes, que utilizó Unicaja para disfrutar de la fiesta que se habían ganado después de todo.

La fiesta blanca, por ende, se agrandaría con el 64-92 final.

Las claves

Facundo Campazzo: Y punto. Es magnífico ver a un jugador abultar tan poco y dominar tanto. Su +/- lo dice todo. Al segundo cuarto era de +23, y al final era de +38. Genera para él, genera para los demás, y ve absolutamente todo cuando tiene el balón en las manos. En defensa, además, evita recepciones de los exteriores rivales.

Desacierto cajista: La ofensiva del Unicaja vivió el peor momento posible. No es que la defensa del Real Madrid fuera diferencial, no tanto como ayer, pero el poco acierto de los de Málaga en la primera parte acabó condenandolos. Sólo Darío Brizuela era capaz de generar puntos e intentar mantener a flote a su equipo, sin premio.

La infinidad de recursos: Fue el ataque el que consiguió la victoria. 20 de Carroll casi sin darse cuenta ni él mismo, 13 de Campazzo, 12 de Walter Tavares, 12 de Trey Thompkins, 9 de Jeffery Taylor… Es prácticamente imposible defender cuando te presentan tantos frentes abiertos.

Facundo Campazzo, SomosBasket MVP del partido

El partido de Facundo Campazzo ha sido igual que toda su temporada hasta el momento; estratosférico. Se lleva el tercer MVP del partido para nosotros en esta Copa del Rey, y también se lleva su primer MVP, el oficial, de la edición.

13 puntos (4-8 en tiros de campo y 3-4 en triples) 4 rebotes, 13 asistencias, un robo y +38 con él en pista para 29 de valoración y una actuación que no se le olvidará a ninguno de los que estuvo allí.

Con Jaime Fernández fuera por lesión a partir del segundo cuarto, Darío Brizuela lo intentó por activa y por pasiva, pero la falta de implicación de sus compañeros lo dejó solo. Llega en esta final su mejor partido con la camiseta de Unicaja; 22 puntos, dos rebotes, tres asistencias, 10-17 en tiros de campo y 1-5 en triples. 19 de valoración.

Comments