Axel Bouteille, una de las mejores sorpresas en lo que va de temporada ACB - ACB Photo / A Arrizabalaga

Un reencuentro agridulce en la Fonteta

Valencia Basket 78 - 81 Bilbao Basket

Valencia Basket recibía en la Fonteta a un Bilbao Basket en un partido especial para muchos. La vuelta de Rafa Martínez era un aliciente a la que fue su casa durante 11 años era un aliciente más para ver el partido. El catalán fue recibido con una ovación atronadora y fue imposible emocionarse. Con el comienzo del partido, las emociones se dejaron de lado y comenzó un partido bastante espeso hasta que llegaron los minutos finales.

El “matagigantes” dirigido por Mumbrú se llevó una victoria importante para mantener su posición en Playoffs de Liga Endesa. Mientras que Valencia Basket, que solo dos días después de recibir al Panathinaikos en Euroleague, suma su segunda derrota consecutiva en liga y genera dudas en la competición.

El partido

La emoción y alegría vivida en la vuelta de Rafa Martínez a la que fue su casa se esfumo en cuanto el balón empezó a botar. El nerviosismo inicial y el intercambio de canastas durante los primeros minutos fueron la tónica dominante, mientras que Dubljevic y Sulejmanovic aprovecharon las horas bajas en la defensas para empezar el partido con 8 y 7 puntos respectivamente. Olvidado el descontrol, la defensa comenzó a funcionar y la avalancha anotadora se frenó. Ninguno de los dos equipos terminó de encontrar sus mejores sensaciones y la igualdad estaba patente en el marcador.

El segundo cuarto fue un querer y no poder. Las defensas de los dos equipos cerraron filas y las canastas se podían contar con los dedos. El problema fue mayor para Valencia Basket, que solo fue capaz de anotar 11 puntos, solo 3 en los últimos 5 minutos, y que perdió a Quino Colom que se lesionó de la muñeca tras una mala caída. Bilbao Basket no perdió los nervios y con dos canastas en los últimos minutos consiguió crear una ventaja de +7 para marcharse al vestuario con un marcador de 31-38. Rafa Martínez hizo lo que mejor se le da, encestar triples y estuvo perfecto desde el perímetro con un 3/3.

La vuelta de vestuarios fue una continuación de las sensaciones del segundo cuarto. Los taronja intentaron reducir la desventaja desde el triple, pero no fue el día de sus tiradores. Solo Dubljevic pudo mantener a su equipo metido en el equipo sumando un total de 20 puntos. Los de Mumbrú fueron capaces de aguantar las distancias en el marcador gracias al gran trabajo de Bouteille y Sulejmanovic, 16 y 13 puntos. Tras el susto, lo de Quino Colom quedó en un susto y pudo volver a la pista.

En el último cuarto el Valencia Basket encontró una oportunidad de remontar desde el tiro libre, ya que Bilbao Basket sumó sus 5 faltas en apenas 4 minutos. En los primeros minutos Valencia Basket fue incapaz de acercarse en el marcador en gran parte por un gran Axel Bouteille, pero Quino Colom demostró que su muñeca estaba recuperada y encestó dos triples consecutivos que volvieron a enchufar a su equipo y a la Fonteta.

Los de Ponsarnau fueron capaces de reducir hasta una ventaja de -10 para llegar a ponerse a tan solo un punto de diferencia en el último minuto. Colom encestó un último triple desequilibrado al más estilo Kobe que igualó el marcador a falta de 7 segundos, pero Bouteille se convirtió en el villano con un triple casi desde el logo que terminó de sentenciar el partido. Victoria para el “matagigantes” de la liga por 78-81.

Las claves

La anotación interior: Los datos apuntaban ya que este podía ser un partido en el que el equipo que consiguiera dominar en la pintura se llevaría la victoria. La pelea por cerrar el rebote estuvo igualada, pero el factor diferencial estuvo en el dominio anotador en puntos en la pintura. Bilbao Basket consiguió 16 puntos más cerca del aro que los locales.

Gestión de los últimos minutos: Aunque Bilbao Basket tuvo una diferencia cómoda, el partido se decidió en los últimos segundos. Los de Ponsarnau tenían la estadística en su contra, de 8 finales igualados en liga no han conseguido cerrar ninguno con victoria. Axel Bouteille puso el lazo a su gran partido con su triple lejano y reafirma la capacidad resolutiva de su equipo en partidos igualados.

Pared defensiva: El equipo de Mumbrú entendió a la perfección el ataque de Valencia y su defensa desquicio a los rivales obligándoles muchas veces a forzar los lanzamientos. La buena defensa provocó que los vascos pudieran correr y castigar a los valencianos al contraataque, mientras que los locales no sumaron ni un solo punto en transición.

Axel Bouteille MVP SomosBasket del partido

El escolta francés de Bilbao Basket fue un eterno castigo desde el 6,75. Encestó 6 de sus 11 intentos desde el perímetro, incluido el que daría la victoria a su equipo. Además, repartió 4 asistencias y sumó 24 puntos. Por todo eso, Axel consiguió terminar con un 24 de valoración.

El otro MVP del partido fue Rafa Martínez, que en su vuelta a casa sumó 3 triples de 5 intentados y alcanzo los 11 puntos que sirvieron para ayudar a su equipo a conseguir la victoria.

Bojan Dubljevic fue la otra cara de la moneda, sus 20 puntos y 5 rebotes no sirvieron de nada. Durante muchos tramos del partido fue el único capaz de sumar puntos en su equipo y peleó por mantener vivo a su equipo.