La NBA no le repite el partido a los Rockets

Denegada la petición por haber tenido tiempo de enmienda

¿Se ha visto alguna vez en la NBA una canasta que entra y sale de dentro? En realidad, todas las noches, cada vez que se anota una canasta; si la bola entra, tiene que salir. Es física pura. Lo que no se ha visto nunca en la historia de la liga, y miren que es longeva, es lo que le sucedió el otro día a James Harden en pleno Houston Rockets – San Antonio Spurs.

Quizás, todo esto no habría pasado de anécdota graciosa si no fuera porque, finalmente, el partido se acabó decantando a favor de los pupilos de Gregg Popovich por dos puntos. Los Rockets, enfadados por la decisión del trío arbitral, decidieron expresar una queja formal para que el partido pudiera ser repetido, algo que sólo ha sucedido en tres ocasiones. Dicha petición ha sido rechazada a través de un comunicado emitido por la liga.

La liga, en dicho comunicado, se acoge a que los árbitros tuvieron tiempo de sobra para deliberar adecuadamente acerca de la jugada. Más allá de dictaminar si fue una decisión bien tomada, o si por el contrario fue un error manifiesto, simplemente lo que deniega es la posibilidad de poder jugar de nuevo el partido. La victoria, por tanto, se mantendrá en el casillero de San Antonio, y la derrota, en el de Houston.