acb Photo / Borja B. Hojas

Valencia Basket despierta al descanso para sumar una nueva victoria

Los de Ponsarnau se acercan a los puestos de Copa tras ganar en Fuenlabrada

Montakit Fuenlabrada recibía la visita de un Valencia Basket que no ha empezado la temporada de la manera esperada. La carga de dos competiciones muy exigentes estaba dejando su huella en los resultados de la competición doméstica.

Los chicos de Jota Cuspinera, intentando evitar los puestos de descenso una jornada más, necesitaban la victoria para mantener esa fina línea que les permite seguir trabajando con seguridad semana tras semana.

Por su parte, los taronja no tienen otro objetivo en mente que no sea la clasificación para la Copa del Rey, donde se encuentran un tanto descolgados. Ganar partidos como los de esta tarde en Fuenlabrada son fundamentales para evitar sustos de última hora.

El partido

Intercambio de golpes en los primeros minutos de partido, con Valencia Basket haciendo daño desde el exterior con dos triples de Loyd y Vives. Muchas imprecisiones por parte de ambos conjuntos, pero aprovechadas en el rebote ofensivo y defensivo por el conjunto local. Las faltas condenaron a los taronja en los primeros minutos, y Montakit Fuenlabrada pudo mantener el partido en un puño, 8-7.

El cuadro de Ponsarnau consiguió un empujón en los últimos minutos del cuarto, gracias a la actividad de un Ndour que era protagonista en ambos lados de la cancha, y con un Dubljevic haciendo lo que mejor se le da. 11-14, tres tantos de ventaja que forzaban un tiempo muerto de Cuspinera. Apareció el hombre del momento en Fuenlabrada, Álex Urtasun, para anotar los últimos cuatro puntos del cuarto de manera consecutiva para poner a los locales con ventaja al final del primer cuarto, 19-18.

Durante el segundo cuarto, la situación fue parecida en el Fernando Martín. Valencia Basket volvió a golpear con un triple de Ndour, pero Montakit Fuenlabrada encontró la respuesta en la energía de un Marc García que llegaba a este partido tras firmar una de sus mejores noches en Liga Endesa ante Gran Canaria. Los locales ampliaban la ventaja a dos puntos a cinco minutos del final de la primera parte, 25-23. La locura se desataba en Fuenlabrada gracias a dos triples consecutivos de Pierre Gillet, que de un plumazo, incrementaban la ventaja de los locales a siete puntos, 30-23. Valencia Basket se mostraba sin ideas y muy incomodado por el juego de Montakit Fuenlabrada. Gran manera de cerrar la primera mitad por parte de los locales, que se marchaban al descanso con ventaja tras un triple de Tomás Bellas, +7, 35-28.

Jordan Loyd abrió el cuarto con cuatro puntos consecutivos que reducían la ventaja de Montakit Fuenlabrada a solo tres puntos, 35-32. En la jugada posterior, encontró a Labeyrie en alley-oop para ponerse a un solo tanto y provocar el tiempo muerto de Cuspinera. Viendo el gran juego del jugador de Atlanta, parecía cuestión de tiempo que Valencia tomara la ventaja, pero solo sería por un punto, 35-36. Aparecería de nuevo Gillet para devolver a ventaja a un Fuenlabrada que no se estaba achantando, y donde Rowland también tuvo protagonismo, 42-41. Esto sería lo poco positivo del tercer cuarto para los locales, que tuvieron que sufrir en sus carnes el vendaval de un Valencia Basket que despertó tarde. Parcial de 26-9 en el tercer cuarto, para darles una ventaja de 9 puntos, 45-54.

Los de Jaume Ponsarnau comenzaron el último cuarto de la misma manera que cerraron el tercero. Tobey se mostraba muy activo cerca del aro, aunque esta vez Montakit Fuenlabrada pudo devolver algún que otro golpe, para reducir la ventaja a ocho puntos tras un dos más uno de Mockevicius, 52-60. Durante este último cuarto, la ventaja de Valencia Basket no bajó a menos de nueve puntos, a pesar de los intentos de los locales por reducirla. Tomás Bellas y Marc García siguieron comandado el ataque al igual que en la primera mitad. Los locales pudieron maquillar el resultado en los últimos minutos, pero Valencia ya había sentenciado desde el tercer cuarto, 70-81.

Las claves

El rebote, salvavidas asegurado: El rebote permitió a Montakit Fuenlabrada imponerse con holgura en la primera mitad del partido. 20 rebotes totales en la primera mitad, 5 de ellos ofensivos, que les permitieron anotar en segunda oportunidad con facilidad y hacer daño a su rival. Pierre Gillet fue el más activo en este apartado durante la primera mitad con un total de 9 rebotes, seguido de Mockevicius con 3.

Marc García, revulsivo: Cuando el partido seguía en un empate difícil de resolver, apareció Marc García con su habitual energía para dejar a Valencia Basket con una mueca de sorpresa en la cara. 8 puntos en cuestión de varios minutos que abrieron la brecha a mitad de segundo cuarto que permitió que Montakit Fuenlabrada se marchara al descanso con ventaja. Nunca se puede dudar de la hiperactividad de jugador del conjunto de Jota Cuspinera.

Jordan Loyd, desde Atlanta con amor: El escolta de Valencia Basket estuvo especialmente inspirado en el tercer cuarto para dar la ventaja al conjunto levantino. El ex de Toronto Raptors impulsó a los taronja con 12 puntos y 3 robos, siendo el principal causante de ese parcial en el tercer periodo que dio la vuelta por completo al partido y dejó el balón en el tejado de Montakit Fuenlabrada.

Un Valencia Basket diferente en la segunda mitad: El nivel de los de Jaume Ponsarnau fue completamente distinto entre una mitad y otra. Tras el descanso, viéndose por debajo ante un rival que le estaba sacando las cosquillas en ambos lados de la pista, saltaron con una mentalidad completamente diferente. Se vio a un Valencia Basket mucho más agresivo hacia canasta y muy activo defensivamente para provocar pérdidas de su oponente Un juego en su línea, permitió a los taronja marcharse de vuelta a la capital del Turia con una victoria muy importante para acercarse a los puestos de Copa.

Jordan Loyd, SomosBasket MVP del partido

El ex de Toronto Raptors fue el más destacado del partido con 14 puntos, 5 robos, 2 rebotes, 2 asistencias y 17 de valoración.