Fuente: Superdeporte

Hogar, dulce hogar

Valencia Basket 86-76 Monbus Obradoiro

El Valencia se reencuentra con la victoria tras su periplo fuera de casa y se recompone en liga de cara a la clasificación de Copa del Rey. Suma así su quinta victoria consecutiva en la Fonteta. El Obradoiro, por su parte, choca de nuevo con la derrota después de haber encadenado dos victorias seguidas frente a Manresa y Andorra.

El partido

Ninguno de los dos equipos empezó el partido arriesgando, Obradoiro comenzó mejor que los locales con un Kravic que monopolizó prácticamente la anotación de su equipo, que buscaba sumar puntos desde el perímetro abierto. Los de Moncho Fernández encontraron la manera de sumar puntos desde la segundas oportunidades con 6 rebotes ofensivos, 5 de Kravic. El Valencia Basket despertó con el paso de los minutos gracias a un Jordan Lloyd que fue el encargado de enchufar a la grada con dos triples que igualaron el marcador. El comienzo del partido estuvo muy marcado por individualidades en cada uno de los equipos, Lloyd con 9 puntos y Kravic con 8.

El segundo cuarto fue una continuación del juego del primero, los dos equipos no estuvieron especialmente lucidos en ataque y la defensa se convirtió en la protagonista del partido. El desacierto de Magee desde el triple fue uno de los mayores problemas en el ataque de los gallegos. El Valencia gestionó bien el balón con tan solo cuatro pérdidas, las cuatro de un Quino Colom que no tuvo su día sobre la pista. El rebote fue el mayor “pero” de los de Ponsarnau y los gallegos consiguieron aprovecharse con 11 puntos en segundas oportunidades. La primera parte, a la que le faltó algo de intensidad por parte de ambos equipos, se la acabó llevando Valencia con un 39-37 en el marcador.

Tras el descanso, el Valencia impuso algo de intensidad en la pista de mano de Guillem Vives y consiguió generar un parcial de 6-0 en los primeros tres minutos del cuarto.Ni Galloway, con su 4/6 desde el triple, ni Kravic, con 12 puntos y 14 rebotes, valieron para frenar a un Valencia mucho más diversificado en cuanto a anotación. Además, las 13 pérdidas de los gallegos supusieron un handicap para los de Moncho Fernández a la hora de acercarse en el marcador en el tercer cuarto.

El protagonista indiscutible del último cuarto para Obradoiro fue su gran estrella de nuevo, Dejan Kravic igualó el partido en 67 en los primeros minutos del cuarto con 7 puntos siendo imparable para la defensa taronja. A pesar del trabajo individual del serbio, Valencia Basket supo mantener la ventaja para terminar llevándose un partido importante de cara a la clasificación a la Copa del Rey.

Las claves

Distribución de la anotación: Valencia Basket fue capaz de encontrar a sus jugadores en los momentos clave y consiguió que 4 de ellos superara la barrera de los 10 puntos. Jordan Lloyd y Ndour en la primera parte, y Dubljevic y Abalde en la segunda mitad.

Intensidad: Con el comienzo del tercer cuarto, el Valencia consiguió imponer un mayor nivel de intensidad que consiguió generar cierta ventaja en el partido. Cuándo el Valencia apretaba, se notaba que los locales tenían mayor calidad que los gallegos.

Kravic solo ante el peligro: Si alguien peleó el partido hasta el final fue el serbio de Obradoiro, que estuvo demasiado solo a lo largo de todo el partido. La aparición de Galloway en el tercer cuarto y sus doble doble de puntos y rebotes (21/15) no fueron suficiente para sumar la tercera victoria consecutiva en liga endesa.

Los protagonistas

Hoy no fue el día de Quino Colom, que tuvo una primera parte en la que sus pases no encontraban receptores y estaba bloqueado de cara al aro. A pesar de ello, el jugador valora el trabajo del equipo y hace balance de la importante victoria cosechada hoy.

“Es importante ganar en los partidos donde tampoco estás muy fino y no juegas un buen baloncesto. Contentos porque nos acerca al objetivo de clasificarnos. Estamos mejorando mucho, estos partidos antes se nos escapaban y ahora ya no”.

Alberto Abalde MVP SomosBasket del Partido

El jugador español fue clave en los momentos tensos del partido y especialmente en la segunda mitad del partido. Entrando desde el banquillo y jugando 22 minutos, termino el partido con 12 puntos, 5 rebotes y un 18 de valoración. El Valencia tuvo la suerte de encontrar a varios de sus jugadores acertados a lo largo del partido. Lloyd, Dubljevic y Ndour fueron los principales valedores de la victoria junto a Abalde.

De nuevo, mención especial a Dejan Kravic que fue el mejor del partido a pesar de la derrota de su equipo. Terminó el partido con 21 puntos, 15 rebotes y un 38 de valoración.