Matthew Hinston / AP

Anthony Davis se cobra su venganza en New Orleans

El ala-pívot firmó 41 puntos y 9 rebotes en su regreso

Anthony Davis vivió anoche un partido muy especial, pues volvía a la que había sido su casa desde que fue seleccionado en el Draft para medirse a los Pelicans con la camiseta de Los Ángeles Lakers, después de todo el drama que se formó alrededor de su persona el curso anterior cuando pidió el traspaso a mitad de temporada.

Tuvo un partido sensacional, y se le vio muy motivado durante toda la noche para conseguir la victoria ante sus antiguos compañeros. El ala-pívot finalizó con 41 puntos y nueve rebotes, lo que significa el nuevo récord de cualquier jugador frente a su antiguo equipo. Anteriormente existía un empate entre Kevin Durant, Stephon Marbury y Danny Ainge, que habían anotado 39 puntos cada uno en el primer partido frente a su exequipo.

Davis fue el encargado de cerrar el partido con un robo importante sobre Brandon Ingram para evitar la prórroga ante unos New Orleans Pelicans que también se mostraron muy motivados para ganar ante su antigua estrella, además del hecho de que en esta plantilla se encuentran numerosos jugadores que el curso pasado estaban bajo las órdenes de Luke Walton en la rotación de los Lakers y que fueron intercambiados en este movimiento.

LeBron James le secundó con 29 puntos, 5 rebotes y 11 asistencias mientras que Kyle Kuzma fue importante en los últimos minutos finalizando con 16 puntos y varios triples decisivos para cerrar de manera definitiva la victoria en una pista muy complicada.