Frankie Ferrari - ACB Photo / B.B. Hojas

ENTREVISTA | Frankie Ferrari: «Espero poder jugar con Italia en las próximas Ventanas»

Entrevista exclusiva al playmaker del BAXI Manresa

MANRESA – Pese a la nueva derrota del BAXI Manresa contra el Monbus Obradoiro por 79-85, el conjunto entrenado por Pedro Martínez no cancela el buen arranque de temporada, sobre todo en Basketball Champions League, y le hace falta posiblemente solo un poco de continuidad para encadenar más victorias. Y lo hará muy posiblemente por manos de Frankie Ferrari, el base italoamericano en su primera experiencia como profesional tras el College en Estados Unidos, y que tuvo un impacto sorprendente con la Liga Endesa en su debut.

Frankie Ferrari, nacido en Burlingame (California) en 1995, es un base clásico, de estos creadores de juego que reparten muchas asistencias en cada partido, y con una notable visión de juego. Tras no haber sido elegido en el pasado Draft, disputó la Summer League con los Utah Jazz, y no se dejó escapar la ocasión de volar a Europa para emprender su carrera profesional en el campeonato nacional más competitivo del viejo continente: la liga ACB.

Ferrari juega en Manresa ocupando plaza de europeo, en cuando su apellido no miente: tiene doble pasaporte y nacionalidad también italiana. Tras el debut de ensueño en Liga Endesa, Frankie tuvo que parar un mes por una lesión a la mano izquierda (fractura del escafoides), y volvió a principio de noviembre a vestir la camisera del conjunto catalán, con la cual hasta el momento promedia 16.8 puntos y 5.3 asistencias en 5 partidos de ACB y 12.5 puntos y 7.5 asistencias en dos encuentros de Champions League.

Ayer, tras el encuentro contra el Monbus Obradoiro, tuvimos la ocasión de hablar en exclusiva (para SomosBasket y BasketItaly) con él.

SomosBasket: ¡Qué lástima es partido de hoy! Lograsteis remontar, pero al final el Obradoiro se hizo con la victoria.

Frankie Ferrari: Sí, fue una derrota muy dura para nosotros, sobre todo porque jugábamos en casa. Nos sabe mal, pero ya estamos centrados en el partido del martes en Champions, en el cual esperamos volver a encontrar el éxito, y por supuesto el sábado que viene en liga también. Hoy tenemos que felicitar al Obradoiro por haber sido capaz de venir aquí y rascar una victoria; nosotros tenemos que intentar mejorar.

SB: La Liga ACB es dura.

FF: ¡Desde luego! Me bastó muy poco para entenderlo. Cada equipo al cual te enfrentas tiene medios y posibilidad de ganar a cualquiera. Los equipos, que sean los que encabezan la clasificación o los que están más abajo, tienen todos mucho talento, y nosotros tan solo tenemos que intentar mejorar y jugar más en equipo.

SB: ¿Qué tal tu experiencia europea viniendo directamente de Estados Unidos?

FF: Hasta el momento todo estupendo: la ciudad, los aficionados y la gente de Manresa son fantásticos. Evidentemente, la transición desde el baloncesto NCAA al mundo profesional en un campeonato complicado como la Liga Endesa no es fácil. Empecé el proceso de adaptación en pretemporada, luego hubo alguna lesión y enfermedad, pero soy muy positivo: hasta el momento me lo estoy pasando bien y espero seguir mejorando.

SB: Manresa es una ciudad pequeña, pero con una gran pasión para el baloncesto.

FF: Cierto, y eso es maravilloso. Da mucha ilusión jugar para una hinchada tan apasionada, hace que la experiencia se viva mucho mejor.

SB: ¿Qué tal la Basketball Champions League? ¿Te gusta jugar en competición Europea?

FF: Mucho. Lo estoy disfrutando y me gusta visitar diferentes ciudades y países, es una experiencia muy bonita. Hemos ido muy bien hasta el momento: esperamos seguir así o incluso progresar.

SB: ¿Qué tal vivir en España?

FF: Muy bien. Como comenté antes, la ciudad es muy bonita y la adaptación no ha sido muy dura. La gente en la ciudad adora el baloncesto, con lo cual nos trata muy bien: ¡todo perfecto!

SB: El público ya entona cánticos con tu nombre. ¿Qué se siente?

FF: ¡Es increíble! La gente del Nou Congost te hace sentir realmente en casa. Nos apoyan siempre, aunque últimamente hayamos tenido dificultades. Es muy importante sentir siempre el apoyo del público que llena el pabellón: esperemos que sigan haciéndolo.

SB: ¿Tu pasaporte italiano viene por tu abuelo? ¿De qué parte de Italia es originaria tu familia?

FF: Sí, es correcto. Mi familia es de Lucca, en la Toscana. Mi padre es originario de allí, y tengo también cuatro hermanos.

SB: ¿Has estado alguna vez a Italia?

FF: Sí, hace un par de años. Organizamos un viaje familiar y visitamos casi todo el país. Disfrutamos mucho.

SB: Ya que tienes pasaporte italiano, ¿te has planteado jugar con la selección azzurra?

FF: Sí, efectivamente mi agente y yo estamos en conversaciones para ello. Espero que en vista de la próxima ventana FIBA de febrero sigan estas conversaciones y tener entonces la oportunidad de jugar con la selección italiana, ¡sería realmente fantástico!

Las esperanzas de Frankie Ferrari son reales, porque la selección del país transalpino, tras la anunciada retirada de Daniel Hackett del azzurro y antes de la llegada de los jóvenes Nico Mannion (nacido en 2001 y desde este año en NCAA con Arizona) y Matteo Spagnolo (2003), que está haciendo hablar de sí en las categorías juveniles y en Liga EBA con el Real Madrid, hay un «vacío generacional» que Frankie, nacido en diciembre de 1995, podría colmar perfectamente.