NBAE via Getty Images

Resumen SB: Décima consecutiva de los Celtics y apretado choque en el Staples

Repasamos todo lo acontecido en la jornada de anoche en la NBA

Malik Monk decide sobre la bocina

Detroit Pistons visitaba a Charlotte Hornets, dos equipos que llegaban con rachas negativas, y una de ellas debería llegar a su fin. Partido muy igualado, tal y como se esperaba, que tuvo un héroe claro por parte del combinado local.

Malik Monk recibió el balón desde la banda con un segundo para el final del partido, consiguiendo un triple sobre dos defensores para ganar el partido, desatando la locura de la afición y de sus compañeros.

Los Spurs vuelven a caer en Orlando

Cuatro derrotas consecutivas para el equipo de Gregg Popovich, que terminó cayendo en un encuentro ajustado ante Orlando Magic en el Amway Center. Los Spurs no estuvieron finos desde la línea de personal y eso les acabó costando el partido.

Una flagrante de DeRozan sobre Aaron Gordon terminó dando los tiros libres decisivos para que los locales sumaran su quinta victoria de la temporada. Evan Fournier fue el máximo anotador de los de Florida con 26 puntos.

Harden impulsa a los Rockets a una nueva victoria

Cuantiosas bajas para los Rockets, Capela y Gordon principalmente, dos piezas muy importantes del quinteto que suele cerrar los partidos. Por parte de los Pacers, las ausencias de Oladipo y Turner seguían siendo muy destacadas. James Harden pudo decidir el choque con otro de sus partidos marca de la casa donde se salió ofensivamente.

44 puntos, 5 asistencias y 8 rebotes para la barba, que decantó un partido que se igualó más de la cuenta, con unos Pacers muy corales que tuvieron sus opciones de ganar el partido.

Ja Morant vuelve a brillar en el retorno de Mike Conley

Partido muy especial el que se vivió en Memphis, retorno del hijo pródigo. Mike Conley jugaba su primer partido como visitante frente a los Grizzlies, y tuvo un recibimiento muy cálido donde todos los aficionados le demostraron el cariño que siempre tendrán hacia su persona.

Pero el partido se quedó en casa y fue gracias a los números de un Ja Morant que cada vez va ganando más puntos para ser elegido novato del año ante la ausencia por lesión de Zion Williamson. El base finalizó con 25 puntos y 8 asistencias, en el choque donde Conley le pasó definitivamente la antorcha de la franquicia.

Bradley Beal explota en Minnesota

El escolta de los Wizards firmó su renovación a principios de temporada, y desde entonces está firmando partidos espléndidos. Lo negativo, que los resultados no siempre acompañan a sus altas cifras anotadoras. Ese no fue el caso anoche en Minnesota, donde los Wizards firmaron la tercera de la temporada.

Bradley Beal finalizó con 44 puntos y 10 asistencias en un partido donde también tuvo mucho protagonismo Mo Wagner, 30 puntos y 15 rebotes siendo el complemento perfecto del escolta para sumar una importante victoria.

Los Warriors compiten, pero los Celtics suman la décima consecutiva

El conjunto de Brad Stevens sigue ampliando la que ya es la mejor racha de victorias consecutivas en la NBA con mucha diferencia. Los Celtics sumaron la décima consecutiva en su primer partido en el Chase Center frente a unos Warriors que compitieron más de lo que se esperaba en un principio. Steve Kerr hizo cambios en el quinteto inicial y dio muchos problemas a los verdes, con opciones de ganar hasta el último momento.

Kemba Walker decidió con 14 puntos en el último cuarto de sus 20 totales para dar la victoria a los Celtics. El trío sigue funcionando, con Tatum firmando 24 puntos y 8 rebotes mientras que Jaylen Brown agregó 22 puntos y 8 rebotes. Marcus Smart también fue muy importante con 15 puntos y 5 triples.

LeBron y Davis, demasiado ante los peleones Kings

Luke Walton volvía al Staples Center tras ser despedido por los Lakers. El nuevo entrenador de Sacramento Kings tuvo opciones de consumar la venganza, pero LeBron James y Anthony Davis bastaron para evitar que se produjera. El ala-pívot consiguió un tapón final para sellar la victoria, mientras que LeBron James con sus 29 puntos y 11 asistencias fue demasiado para la defensa púrpura.