NBAE via Getty Images

El hostil regreso de Porzingis al Madison

El letón regresó tras pedir el traspaso la temporada anterior

Kristaps Porzingis, el nuevo ala-pívot de Dallas Mavericks regresó al Madison Square Garden y se enfrentó a los New York Knicks por primera vez desde pidió su traspaso a mediados de la temporada pasada. Como se esperaba, los aficionados le abuchearon constantemente. Después del partido, Porzingis habló con los medios de comunicación sobre el asunto, una de las preguntas más recurrentes al finalizar el choque entre ambos equipos

En la derrota por 106-103 ante los Knicks, Porzingis terminó con un doble-doble de 20 puntos y 11 rebotes. Finalizó con un 7 de 17 en tiros de campo, un 1 de 5 desde larga distancia y un 5 de 5 desde la línea de tiros libres. Llegaba a este partido después de firmar uno de sus peores partidos con los Mavericks ante Boston Celtics, donde solo consiguió sumar cuatro puntos para su casillero particular.

Los aficionados abuchearon prácticamente en todas las posesiones en las que Porzingis tocaba la bola. Estos abucheos se hicieron más fuertes cada vez que lograba anotar. Es bastante obvio pensar que los aficionados de los Knicks no estaban demasiado contentos por la situación vivida con el letón, que amenazó a la dirección de los Knicks con que le traspasaran o si no, se iría gratis.

Pero como dijo el propio Porzingis, los aficionados de los Knicks solo conocen un lado de la historia. Varios rumores afirman que Porzingis se había recuperado completamente de su lesión en el ligamento cruzado anterior, pero los dirigentes de los Knicks todavía no quería que se vistiera de corto por temor a que pudiera volver a lesionarse.

Ahora, Porzingis parece haberse alejado completamente del drama. Los fans de los Knicks, están completamente satisfechos de haberse vengado. Pero lo que ha quedado en el tintero es el partido. Kristaps no ha podido ganar en ninguna de las dos ocasiones a su ex, y es obvio pensar que la próxima temporada querrá tachar ese objetivo de su lista.