Streeter Lecka/Getty Images

Miami Heat quiere traspasar lo antes posible a Waiters

La franquicia de Florida no encuentra un equipo para llegar a un acuerdo

Como era de esperar, los Miami Heat no están tienendo suerte para encontrar un posible lugar de destino para un Dion Waiters que está más fuera que dentro del equipo. Según han informado fuentes cercanas a la franquicia, los Heat han estado tratando de intercambiar a Waiters desde el inicio de esta temporada, y estas últimas semanas llenas de drama no han ayudado en nada para conseguir un equipo interesado en un traspaso. Los motivos de esta decisión están en la disconformidad mostrada por el propio jugador al conocer el rol que tendrá en el equipo este año.

Según ha confirmado Barry Jackson del Miami Herald, uno de los equipos en contacto con los Heat les dijo que no había surgido un escenario aceptable para quedarse con Waiters. Y no vale la pena que Miami envíe a un Waiters que todavía podría producir algo interesante sobre la pista para recibir un jugador de menor valor a cambio.

Esta situación no es favorable tanto para Miami como para Waiters, que no ha jugado ni un solo partido esta temporada debido a su presunto comportamiento poco profesional. Parece que este drama se prolongará en el tiempo, que hará más daño que bien para unos Heat que, sin duda, están tratando de quitarse de encima a Dion Waiters lo antes posible

Otro gran obstáculo es el contrato actual de Waiters, que se extiende hasta la temporada 2020-21. El número cuatro del Draft de 2012, recibirá 24.7 millones de dólares durante las próximas dos temporadas, lo que definitivamente es un contrato que no todos los equipos están dispuestos a asumir.

En las últimas tres temporadas, Waiters ha promediado 14.0 puntos (con un 41.4 por ciento en tiros de campo), 2.9 rebotes, 3.6 asistencias y 0.8 robos, mientras que también enchufó 2.1 triples por partido para los Heat. Si bien estos son unos números que podría aportar mucho ahora mismo, es bastante comprensible por qué los equipos son reacios a quedarse con Waiters y en este momento de su carrera.