Steve Mitchell-USA TODAY Sports

José Manuel Calderón se retira del baloncesto profesional

El base cuelga las botas tras 14 temporadas en la NBA

Después de 14 temporadas en la NBA, el base español de 38 años, José Manuel Calderón, ha anunciado su retirada y su intención de unirse a la Asociación de Jugadores de la NBA como asistente especial de la directora ejecutiva del sindicato, Michelle Roberts.

Calderón llegó a la NBA en 2005, jugando para los Toronto Raptors hasta que fue traspasado a los Detroit Pistons en 2013. Luego jugó para cinco equipos diferentes: Dallas Mavericks, New York Knicks, Los Angles Lakers, Atlanta Hawks y Cleveland Cavaliers; antes de regresar a Detroit en 2018 para su última temporada.

A lo largo de su carrera, Calderón ha promediado 8.9 puntos y 5.8 asistencias por partido mientras anotaba un 47.2 por ciento en tiros de campo y 40.7 por ciento desde larga distancia, unos números que reflejan lo importante que ha sido en todos los equipos en los que ha estado. Su temporada 2008-2009 podría considerarse la mejor de su carrera, ya que promedió 12.8 puntos y 8.9 asistencias por partido y lideró notablemente la liga en porcentaje de tiros libres, anotando el 98.1 por ciento de sus intentos desde la línea de personal.

Calderón, ya a sus 38 años, hará la transición a un papel detrás de las cámaras, ya que fue nombrado asistente especial de la directora ejecutiva de la NBPA.

«Nunca he trabajado en una oficina«, dijo Calderón en la entrevista exclusiva a Diario AS donde confirmó su decisión. “Salí de mi casa cuando tenía 13 años, era profesional a los 17 y he estado jugando a baloncesto desde entonces. No había tiempo para trabajar en una oficina”.

No obstante, Calderón explicó exactamente por qué considera que el momento de este nuevo trabajo es perfecto para su situación actual:

«Venir a Nueva York este verano fue para conocerme más a mi mismo», dijo Calderón. “No quería comprometerme con un trabajo de oficina y decidir en tres meses que no estaba hecho para ello. No tenía el trabajo de mis sueños porque no estaba seguro de cuál sería el mejor para mí. Es por eso que este es un papel de transición perfecto. Puedo tocar un poco de todo, desde las operaciones de baloncesto hasta las finanzas y la parte internacional, para poder decidir lo que realmente me gusta para el futuro«.