ACB Photo / E. Candel

Iberostar Tenerife se lleva un partido de máxima igualdad

Movistar Estudiantes 72-74 Iberostar Tenerife

Intercambio de lanzamientos de larga distancia para empezar el partido, dos triples tempranos de Sola y Guerra dejaba el choque con un empate a cinco. A partir de ese momento, Víctor Arteaga se encargaría de hacer daño en la zona para dar el primer colchón de ventaja a Movistar Estudiantes. El pívot no tuvo problemas para imponerse ante los defensores interiores de Iberostar Tenerife, también se unió Kadji para poner un 11-7 muy favorable a los locales.

El conjunto aurinegro despertó a mediados de primer cuarto gracias a la anotación de un Marcelinho Huertas que no hizo prisioneros. La ventaja de Movistar Estudiantes iba reduciéndose poco a poco, hasta que Shermadini, con un buen movimiento en la zona, dio la primera ventaja para los canarios, 13-14. Huertas, con cinco puntos en menos de tres minutos, puso la máxima para los visitantes, +6.

El juego interior de Movistar Estudiantes saltó a escena con buenas acciones consecutivas para destrozar ese trabajo exterior que había hecho hasta el momento su rival. Kadji, que también demostró que no se le da nada mal enchufar de tres, junto con Vicedo, devolvieron el -1 a los locales, a la espera de poder solucionarlo para terminar el primer periodo con un parcial algo más favorable. Lundberg anotó dos tiros libres para dar la ventaja al final de los primeros diez minutos, 22-25.

Movistar Estudiantes siguió remando en el segundo cuarto, manteniendo la diferencia en un solo tanto a pesar de los intentos de Álex López y Shermadini. La defensa del conjunto de Dzikic apretó a los tinerfeños, que cada vez tenían más dificultades para operar con facilidad. A pesar de su acierto atrás, los madrileños seguían sin ejecutar positivamente de cara al aro. Phil Pressey con un robo y una bandeja en transición forzaba a que Txus Vidorreta pidiera otro tiempo muerto, 30-31. Darion Atkins y Marcelinho Huertas incrementaban la ventaja de los visitantes, pero Pressey con un triple y dos tiros libres en una última jugada en la que se marchaba a toda velocidad sacando la falta, daría la ventaja a los locales, 35-34.

Phil Pressey abría la segunda mitad con un triple, construyendo a partir de lo positivo que había dejado el Movistar Estudiantes en la primera mitad, pero Huertas con otro en el lado contrario además de una tremenda bomba de Salin, ponían la ventaja de nuevo para los aurinegros, 38-40. Partido muy intenso, con cambios constantes en el marcador, pero el conjunto local logró no descolgarse gracias al trabajo descomunal de Víctor Arteaga. Seis puntos en el tercer cuarto para dejar el 48-46 en el luminoso a tres minutos del final. En defensa, su defensa fue fundamental, manteniendo a ralla a Guerra cuando los tinerfeños trataban de atacar la zona.

Dos triples consecutivos de Phil Pressey y Kadji, cerraban un parcial de ensueño para Movistar Estudiantes, que cerró el cuarto con tres puntos de ventaja, 54-51, con unos Yusta y Lundberg que pudieron recortar un poco más la ventaja desde la línea de personal.

Durante el último cuarto, Movistar Estudiantes siguió controlando a su rival en los primeros minutos del último cuarto, con buenas acciones de un Brizuela que había estado algo tapado durante todo el partido. Tenerife volvería apretar con 5:52 para el final, triple de Díez que reducía la ventaja a tres puntos e iniciaba una nueva tendencia. Salin con un triple y Huertas con dos lanzamientos de la personal, dejaban el partido empatado a 66 a tres minutos para el final.

Dani Díez y Marcelinho Huertas anotaron en jugadas consecutivas para poner un 66-70 que daba mucha vida a Iberostar Tenerife a 1:30 del final. Kadji enchufaba un gran triple a pase de Brizuela con el defensor en la cara, partido a 69-70 con mucha tensión. Lundberg con dos tiros libres en la jugada anterior, volvía a dar oxígeno a los aurinegros. Brizuela volvía a ponerse la capa de héroe a 28 segundos del final con un triple que empataba el choque a 72, final agónico.

La defensa planteada por Movistar Estudiantes no pudo soportar la veteranía de un clásico de la competición como Marcelinho Huertas. Esquivó el salto de Scrubb, poniendo el 72-74 con un gran tiro en suspensión en la bombilla que parecía definitivo con 3,9 segundos del final. El triple de Brizuela no fue bueno y Kadji no acertó en el palmeo. Victoria muy importante para Iberostar Tenerife en el WiZink Center.