ACB Photo / A. Bouzo

Josh Adams rescata a Unicaja Málaga en el Buesa

El base norteamericano culminó la remontada de conjunto cajista

Enfrentamiento clásico entre dos colosos de la Liga ACB. Unicaja y KIROLBET Baskonia se medían en el Buesa Arena en un duelo de situaciones muy distintas en este inicio de temporada de Liga Endesa. Ambos conjuntos habían disputado partido de competición europea durante la semana, unos en casa frente a Buducnost y los otros en Lituania frente a Zalgiris Kaunas, por lo que se preveía que no mostrarían su máximo potencial sobre el parqué, aunque sería un duelo de altos vuelos.

Los locales contaban con las siempre sensibles bajas de Nick Staukas, que todavía no ha podido debutar en lo que llevamos de temporada, y la ya conocida de Jayson Granger, que sufrió una lesión en el Aquiles y se perderá todo lo que resta de temporada. Por parte de Unicaja Málaga, Toupane era la única baja sensible, ya que llegaba con ciertas molestias en loa aductores.

Duelo de necesidades

Ambos equipos se necesitaba desesperadamente hacerse con la victoria. El arranque de temporada para ambos conjuntos había sido muy complicado, con una victoria y una derrota para los locales mientras que los cajistas no habían podido conseguir la primera victoria de la temporada todavía.

Las sensaciones habían sido completamente distintas con los partidos disputados en sus competiciones europeas, por lo que querían arrastrar su momento de forma en el viejo continente hasta la liga doméstica para terminar con este bache tempranero.

Homenaje a Jayson Granger

Jayson Granger no está atravesando su mejor momento. El jugador de ambos conjuntos volvió a lesionarse, esta vez en el talón de Aquiles, tras haber hecho públicas unas declaraciones en las que confirmaba haber estado planteándose la retirada tras su última lesión.

El jugador uruguayo tendrá que volver a pasar por un momento muy complicado, y se prevé que esté fuera de las canchas como mínimo, hasta el comienzo de la próxima temporada. Antes de que diera comienzo el partido, ambos equipos quisieron rendirle homenaje y darle todo su apoyo con una pancarta en la que se podía leer “Ánimo Jay”.

Primera mitad muy sólida

El conjunto baskonista tomó la delantera muy pronto, y se colocó por delante a la primera de cambio, 14-5. Liderados por Garino y Shields, los locales no tuvieron problemas para deshacerse de un Unicaja que no mostró mucha fortaleza de cara al aro. Solamente Adams y Gerun podían salvar la situación de manera momentánea en el conjunto malagueño. Al final del primer cuarto, el resultado era de 29-20, con ligera ventaja para los locales. 

A partir de una buena defensa y un contraataque muy efectivo, Baskonia pudo cimentar su liderato para marcharse a la finalización de la primera mitad con una ventaja en el marcador de 50-36. El esquema defensivo de Perasovic había sido justo lo que necesitaban para detener a un rival que no podía pasar de la línea de 6,75, sin oportunidades para acercarse al aro, donde se encontraban continuamente con un Michael Eric que hizo caja con sus tapones.

Reacción tras el descanso

 

Unicaja necesitaba soluciones, y Luis Casimiro dio con la tecla. Saltaron al parqué tras una primera mitad te que dejó que desear, planteando una defensa en zona que los vitorianos no supieron superar. Los malagueños consiguieron reducir la diferencia gracias a un parcial de 2-18 que pondría en aprietos a los locales. 

Un triple de Díaz y una canasta de Suárez colocaron a los malagueños muy cerca, 55-54. El cuarto fue claramente andaluz y terminó con un preocupante 60-59 para los baskonistas. Todo cambiaría los instantes finales, cuando Unicaja Málaga consiguió darle la vuelta al marcador gracias al protagonismo de dos de sus grandes salvadores de la noche, Josh Adams y Jaime Fernández.

Josh Adams, héroe

Dos triples del base americano pusieron por delante a los cajistas por primera vez en el partido, 75-76, a 12 segundos del final, Shengelia devolvió la ventaja desde el tiro libre, pero Jaime Fernández a un segundo del final dio la victoria al Unicaja desde el tiro libre.

Victoria vital para recuperar confianza en ACB y acabar con la mala racha que arrastraban.