ACB Photo

Victoria plácida para llegar a una nueva final

El Real Madrid se impuso a Montakit Fuenlabrada con superioridad

Duelo de equipos de la Comunidad de Madrid entre el campeón de la Liga Endesa y el anfitrión de esta Supercopa Endesa. Real Madrid y Montakit Fuenlabrada se midieron en búsqueda del segundo billete para la gran final.

El primero ya cayó en favor del FC Barcelona Lassa, otro aliciente más para el cuadro de Pablo Laso. Los blancos no querían perdonar nada, a pesar de no haber tenido mucho tiempo para preparar el partido. Los jugadores que disputaron el Mundial de China han tenido pocos días para entrenar con el resto de sus compañeros.

Montakit Fuenlabrada, en calidad de anfitrión, buscaba dar la sorpresa, sabiendo lo difícil que es imponerse a los merengues cuando hay un título de por medio. Muchos cambios en la plantilla fuenlabreña, para intentar sufrir menos que la temporada anterior, donde tuvieron que pelear por no descender hasta las últimas jornadas.

El Real Madrid jugaba en casa, se sentía cómodo y nada le iba a evitar salir enchufado para intentar ganar el primer título del año. Montakit Fuenlabrada a penas tuvo oportunidades, mientras Anthony Randolph calentaba la muñeca para poner al Real Madrid por delante a las primeras de cambio. 9 puntos para él al finalizar el primer cuarto, 28-11.

Eyenga fue el único que pudo sacar algo de provecho a las transiciones del ‘Fuenla’, con 4 puntos en 10 minutos de partido, cuarto entero en su casillero para intentar que los suyos no se salieran del cauce desde el principio, pero iba a ser complicado.

El cuadro de Pablo Laso dejó el partido encarrilado al descanso, gracias al esfuerzo de la segunda unidad. 52-21 al final de la primera mitad de partido, y sin esperanzas de ver a un Fuenlabrada con opciones de hacer algo serio.

Las cosas no cambiaron para los blancos en ningún momento del partido, dominio absoluto sobre un Montakit Fuenlabrada negado que no vio aro en toda la noche. El Real Madrid peleará por la Supecopa Endesa tras ganar por 116-61.

Anthony Randolph, el catalizador blanco

Randolph ha tenido un verano muy tranquilo, pues la selección con la que juega, Eslovenia, no se clasificó para la Copa del Mundo. Tras haberse proclamado campeón de Liga Endesa, ha tenido tiempo para prepararse y estar en el mejor estado de forma posible para un nuevo año cargado de retos.

Está completamente preparado para ser fundamental en este Real Madrid, y así lo demostró en los nueve minutos de partido que estuvo en la cancha durante la primera mitad. 9 puntos con un dos de dos en triples, y solamente unas molestias en el hombro pudieron sacarle de la pista.

Una defensa de campeonato

Desde que el árbitro hizo sonar su silbato, el Real Madrid demostró que se iba a tomar esto muy en serio. Lo hizo a través de la defensa, dejando seco a un Montakit Fuenlabrada que se vio sin opciones para poder encontrar el aro con facilidad.

La nueva pareja defensiva formada por Walter Tavares y Jordan Mickey, empezó con buen pie. Mucha intimidación en la zona para evitar los puntos de un Fuenlabrada que se quedó en 11 en el primer cuarto y 21 en la primera mitad. Los aficionados del Real Madrid pueden estar tranquilos a pesar de la salida de un peso pesado como Ayón.

Un partido sin mucha historia

La ventaja del cuadro de Pablo Laso hablaba por sí sola. 44 puntos de diferencia máxima en el partido y un Fuenlabrada sin ideas que tiró la toalla muy pronto. El Real Madrid buscará el título frente a un FC Barcelona Lassa con quien no ha tenido encuentros bonitos cuando todo se decidía a un solo partido.

Ficha técnica

Real Madrid

Carroll (18), Tavares (8), Campazzo (12), Taylor (5), Randolph (12), Reyes (9), Fernández (9), Llull (8), Causeur (2), Deck (9), Mickey (13), Laprovittola (7)

Montakit Fuenlabrada

Eyenga (8), Rowland (7), Gillet (-), Anderson (6), Mockevicius (8), Bellas (2), García (2), Alonso (3), Ehigitor (-), Sirias (7), Liggins (-), Bobrov (8)