FIBA

Francia se hace con un bronce que le sabe a poco

Los galos remontaron ante Australia para sumar una nueva medalla

La selección francesa volvió a hacerse con un bronce en el Mundial de China 2019. Ese fue su mismo resultado en el Mundial de España 2014, y cinco años más tarde han vuelto a toparse con la misma barrera. Argentina les terminó frenando en la semifinal, para acabar volviendo a dar un golpe de realidad a una Australia que sigue sin poder alcanzar las medallas.

La victoria fue para el conjunto galo en el partido por el tercer puesto por 67-59. Los chicos de Vincent Collet tuvieron que remontar en la segunda mitad tras el gran inicio de los ‘boomers’ que contaron con un Joe Ingles más enchufado que nunca. El jugador de los Utah Jazz finalizó el partido con 17 puntos, 5 rebotes, 3 asistencias y un robo para 18 de valoración, pero tuvo que resignarse con el cuarto puesto.

Francia remontó una desventaja de 9 puntos al descanso gracias al esfuerzo de su juego exterior liderado por Fournier, que terminaría siendo elegido en el quinteto ideal, con 16 puntos y 5 rebotes, así como por Nando De Colo, que consiguió 19 tantos en 23 minutos. Partido muy disputado para una Francia cuya alegría no estuvo en pleno auge con un bronce que les supo a poco.

La maldición sigue afectando a Australia, que se ha dado de morros en todas las competiciones internacionales que ha disputado. Este parecía ser el año definitivo y una de las últimas oportunidades para terminar en el podio. Al igual que sucedió en los Juegos Olímpicos de Río, se quedaron cortos en el partido por el bronce, bajando el nivel considerablemente tras el descanso en un partido que estaban logrando dominar.

Patty Mills, el hombre por excelencia de los australianos en este torneo, hizo acto de presencia con sus 15 puntos y 2 asistencias para 11 de valoración.