FIBA

Argentina despliega su poder para pasar como primera de grupo

La albiceleste anuló a Polonia para conseguir el pase a la siguiente ronda

La Selección Argentina tenía ante de sí uno de los principales retos en este mundial, conseguir ganar a la invicta a Polonia para pasar como primera de grupo e intentar evitar un cruce temprano con una de las principales favoritas, la selección serbia de Shasa Djordjevic. Rival inesperado para la albiceleste, Polonia ha conseguido llegar muy lejos en esta Copa del Mundo, e incluso se ha ganado su pase a los cuartos de final. Los europeos han sido una de las sorpresas del campeonato junto con República Checa gracias al talento de sus jugadores experimentados en las grandes ligas europeas.

Los chicos de Sergio Hernández han conseguido una victoria muy meritoria por 65-91. No han perdonado ni un solo segundo A Polonia para conseguir el pase como primera de grupo a los cuartos de final. Sin embargo, tendrán que enfrentarse a Serbia de todos modos, pues España ha conseguido derrotar a los balcánicos en su partido desplegando una gran defensa y un gran juego al contraataque. Premio agridulce para la albiceleste que tendrá que enfrentarse ahora a una de las favoritas para las medallas. Sin embargo, su gran rendimiento en este mundial hace que los papeles se cambien y sean los serbios los que deban andar con mucho ojo frente a ellos.

Los años no pasan para Luis Scola 

Lo que está haciendo Scola en este mundial no tiene nombre, una de las principales figuras de la Selección Argentina durante los últimos años, uno de los vestigios de la Generación Dorada del baloncesto del país que sigue dando guerra en China. Le ha tocado disputar este mundial en el país que le ha cogido durante el último año y ha sido testigo de uno de sus resurgimientos baloncestísticos, si es que en algún momento había dejado de ser una estrella.

En este mundial está liderando a su selección con partidos monumentales de la pintura, haciendo mucho daño en la zona rival con su gran juego de pies y su capacidad para organizar el juego. En el día de hoy ha finalizado con 21 puntos, 6 rebotes, 3 asistencias y 3 robos para 22 de valoración. Los interiores polacos no encontraban respuesta para el juego de Luis Scola, que dio aire a su selección con segundas oportunidades, dando más vida a su equipo en el poste bajo y dinamitando a sus rivales en el momento oportuno.

Sin opciones desde el principio

Polonia había llegado con mucha ilusión tras haber ganado sus partidos con mucha holgura en el pasado. Consiguieron meterse en la segunda fase contra todo pronóstico, pero esta vez tenían enfrente a todo un ‘coco’ como la selección albiceleste, que no iba a perdonar ni un solo segundo de su partido. Lo único que pudieran hacer fue recortar un poco más el resultado a partir del tercer cuarto, intentando acercarse lo máximo posible pero sin opciones reales de meter miedo en el cuerpo de los argentinos.

La albiceleste desplegó un juego coral perfecto para deshacerse de una Polonia que contó con A.J. Slaughter como principal anotador con 16 puntos, 3 rebotes, 3 asistencias, 1 robo y 18 de valoración. Los Waczynski, Sokolowski, Ponitka y compañía que tenían que aparecer en partidos como estos, no lo hicieron, debido a la gran defensa planteada por el cuadro de Sergio Hernández. 

Con fuerzas a esperar a una de las favoritas

Es cierto que la victoria de España no ha sido la mejor de las noticias para Argentina, pero el juego que han desplegado en el día de hoy les debe dar esperanzas de cara a su enfrentamiento con Serbia. Gabriel Deck ha sido muy importante y puede ser un factor clave frente a los chicos de Djordjevic. El jugador Del Real Madrid ha dado oxígeno a los suyos con sus 9 puntos, 3 rebotes, 4 asistencias y 4 robos, un factor diferencial en defensa cortando cualquier posibilidad ofensiva de los polacos.

La pareja Laprovittola-Campazzo es otra de las razones por las que Serbia podría pasar un mal rato. Los otros dos jugadores Del Real Madrid han organizado el juego a las mil maravillas con 13 asistencias entre ambos y haciendo mucho daño con su visión de juego y sus pases vertiginosos.