Alberto Nevado/Baloncesto ESP

España se marcha con la cabeza alta de su duelo ante USA en Anaheim

El equipo de Scariolo perdió, pero dio buena imagen

La selección española tuvo su primera prueba de gran nivel antes del Mundial de China ante los Estados Unidos de Gregg Popovich y Steve Kerr. El combinado español no pudo hacerse con la victoria, pero dejó muy buenas sensaciones en la pista y se fue con un gran sabor de boca para disputar el próximo jueves su antepenúltimo partido de preparación ante República Dominicana en el WiZink Center.

Ricky Rubio y Marc Gasol volvieron a mover las cuerdas de la selección, demostrando una vez más y de manera definitiva, que serán los dos principales líderes de este grupo de cara a su particular desafío mundial. El base de los Phoenix Suns estuvo muy acertado con 16 puntos en 24 minutos, mientras que el pívot del vigente campeón de la NBA dejó su mejor encuentro desde que se incorporó al grupo de Scariolo con 19 puntos en 23 minutos.

Sergio Llull fue una de las noticias positivas de una madrugada de intenso baloncesto en Anaheim. El jugador del Real Madrid recuperó sensaciones con un total de 11 puntos ante una selección estadounidense que siempre es un duro hueso de roer. Su compañero en el conjunto blanco, Rudy Fernández, también dejó buenos detalles en el lanzamiento exterior y permitió a los españoles acercarse hasta los 8 puntos en los últimos minutos de partido.

Estados Unidos demostró que muchos se equivocaban cuando los calificaban de selección “floja”. Pues uno de los baluartes más importantes de este equipo está en el banquillo en la figura de Gregg Popovich. El entrenador de los Spurs ha implementado su estilo en la selección, y anoche pudimos ver a un equipo muy combinativo (Mitchell y Middleton 13 puntos; Walker y Tatum, 11), que dejó las individualidades atrás y que buscó en cada momento las mejores opciones en ataque. En defensa, aún les queda mucho trabajo por hacer, pero no cabe duda de que siguen siendo los grandes favoritos.