NBAE via Getty Images

ANÁLISIS | ¿Cómo afecta la lesión de Cousins a los Lakers?

El pívot podría llegar a perderse toda la temporada

Los Ángeles Lakers y una de sus nuevas adquisiciones, DeMarcus Cousins, recibieron una dura noticia durante la tarde de ayer. El pívot ha vuelto a sufrir una lesión de gravedad, y ya van 3 en los últimos 19 meses. Si ya hablábamos hace una semana de lo que hubiera podido ser y no fue con este jugador, la historia sigue ampliándose para causar más dolor entre sus admiradores.

Cousins ha sufrido un desgarro en el ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda. Esta lesión se ha producido mientras entrenaba en Las Vegas de cara a una temporada ilusionante donde quería jugar los 82 partidos de temporada regular, así lo dijo en su presentación como nuevo jugador de la franquicia angelina. Lógicamente, tras conocer esta noticia es evidente que no podrá cumplir su cometido.

Causará baja en un equipo que con él, pensaba contar con un arma que nadie preveía para ampliar un arsenal, no sabemos si basto, para tener opciones de competir por el anillo. El oeste se ha endurecido mucho, y la llegada de Cousins aliviaba el pensamiento los aficionados de los Lakers, que se veían superiores a la competencia. Con DeMarcus fuera, tendrán que buscar soluciones y afrontar el curso de una manera diferente.

Una pérdida que duele

Cousins llegó a Los Ángeles con un cartel incluso demasiado alto para el año que había tenido detrás. Tras haberse recuperado de una lesión en el talón de Aquiles, había regresado a un equipo de cultura de campeonato para intentar hacerlo por la puerta grande, Sin embargo, una lesión en el cuádriceps en primera ronda de Playoffs ante Los Ángeles Clippers hizo que su curva de progresión decreciera rápidamente, convirtiéndolo de nuevo en toda una incógnita.

Su ¿buena? imagen en las Finales, o por lo menos de estar algo más sano de lo que se esperaba, hizo creer a los aficionados de los Lakers que Cousins regresaría en una forma de ¿MVP? tapado. En los Pelicans había rozado los 28 puntos y los 12 rebotes por partido, y todos esperaban que, comenzando con una pretemporada sana, DeMarcus sería capaz de regresar a esos números y convertirse en titular por sorpresa y factor X del hipotético campeonato de los Lakers.

Otros factores que hacían ilusionar a cualquier aficionado de la franquicia púrpura y oro era la propia ambición de un jugador que quería disfrutar de una vez por todas de una temporada donde la salud le sonriera. Además, llegaba a una franquicia en la que tendría que compartir pista con un viejo amigo con el que desatoró complementarse realmente bien, Anthony Davis. Una ganga que podría convertirse en oro, algo que no podrán ver hacerse realidad a pesar de ser un mero sueño o esperanza.

Una pérdida que… ¿no duele tanto?

Desde un punto de vista contractual, los Lakers perderán a un jugador cuya ficha para la temporada 2019-20 está valorada únicamente en 3,5 millones, lo que le pone al nivel de algunos jugadores con menos incluso de una temporada de experiencia en la competición. A pesar de haber dejado una imagen bastante decente en Golden State con sus 16 puntos y 8 rebotes por partido, nadie daba por hecho que los Lakers estaban firmando a aquel jugador que un día fue considerado como el mejor pívot de la NBA.

Su salud seguía siendo una incertidumbre y muchos veían a Anthony Davis, o incluso JaVale McGee, como titulares en la rotación de los Lakers por delante de Cousins por este motivo. Ahora, no cabe duda de que Cousins sigue siendo un jugador inestable desde el punto de vista físico, además de no tener un historial precisamente bueno en los vestuarios. Cambiar de equipo una vez más para iniciar una temporada donde tenía que tomar especiales precauciones con su cuerpo nunca dejó de ser una mala señal para una franquicia que sabía lo que obtenía con Cousins, de ahí su corto mercado y su baja ficha.

¿Cómo reemplazar a DeMarcus Cousins?

La pregunta ahora se sitúa en este punto, ¿cómo reemplazar a un jugador cuya función en el equipo todavía estaba por ver? Hay algunos que le situaban de titular en el equipo, aunque nadie puede saber a ciencia cierta cuál era el plan de Vogel con respecto a la función de DeMarcus dentro de la rotación del equipo. La situación hubiera sido muy distinta si Cousins hubiera aterrizado con el cartel de tercera estrella junto con Anthony Davis y LeBron James. Ahora, se presentan varias alternativas que los Lakers deben abordar para terminar de acertar con la tecla necesaria para encontrar un sustituto para su papel.

Encima de la mesa está la opción de seguir explorando el mercado. Aunque no se sabe cuál será el tiempo de recuperación puesto que no se ha operado todavía, no sería una locura imaginar que Cousins podría quedarse fuera durante toda la temporada, terminando de manera rápida con su vinculación con los Lakers y pensando ya en la agencia libre del próximo verano. En ese caso, quedaría un hueco en la rotación para otros jugadores que pueden encontrar una segunda oportunidad puesto que, al no haber sido reclamados por algún equipo todavía, deben tener su cabeza en las peores de las situaciones.

Algunos nombres interesantes para los Lakers que siguen en el mercado pueden ser los de Kenneth Faried o Joakim Noah entre otros. Faried estuvo la temporada pasada en Houston Rockets tras forzar su salida de Brooklyn, donde se convirtió en una pieza intrigante que no terminó siendo de gran ayuda para unos Rockets que peleaban por el título y se quedaron a medio camino. Sus atributos físicos se dan por sentados, y solo tendría que buscar la situación idónea para volver a sacar a relucir sus capacidades. ¿Pueden los Lakers ser esa segunda oportunidad perfecta?

Noah Faried Lakers
AP Photo/Jeff Haynes

Joakim Noah incluso llegó a pensar en la salida al extranjero, con una oferta incluso de los New Zeland Breakers, que compiten en la NBL, una liga que, con el retorno de Andrew Bogut a los Warriors, ha demostrado ser una puerta con posible retorno a los Estados Unidos. La temporada pasada en Memphis pudo ser de utilidad en algunas ocasiones, y los Lakers podrían recurrir a Noah para intentar encontrar una segunda opción de posible calidad y efectividad.

En el peor de los casos, Anthony Davis podría ejercer de cinco en esos minutos que se presuponían para Cousins en el caso de que McGee siguiera siendo el titular. Por lo tanto, Kyle Kuzma tendría que ejercer de cuatro en varias ocasiones lo que nos lleva al siguiente punto determinante.

Kyle Kuzma y un paso adelante necesario

El alero de los Lakers tendría que afrontar un nuevo papel en el caso de ser Davis el elegido para absorber esos minutos en el cinco. El jugador de segundo año de los Lakers ya ha demostrado poder ser la tercera referencia ofensiva de la franquicia angelina, pero eso no es lo que se le pediría en esta ocasión, pues su atribución en pista debería ser completamente distinta.

Con la lesión de Cousins, los Lakers han perdido a un jugador que sabe distribuir el balón como nadie en la zona, y Kuzma debería tomar apuntes para mejorar su reparto de juego en el interior. Además, DeMarcus supone una gran presencia defensiva en la zona, un arma que pierden y que el joven formado en la Universidad de Utah debe empezar a aprender. Se le va a pedir que sea un jugador más efectivo en defensa, y ahora podrá aprender algunos trucos de un Anthony Davis cuya función en este lado de la pista no es precisamente mala.