Foto: Alberto Nevado - FEB

España se exhibe en Málaga ante Costa de Marfil

Los chicos de Scariolo sumaron una segunda victoria muy cómoda

La selección española de Sergio Scariolo disputó su segundo partido de preparación previo al Mundial de China 2019 en el Martín Carpena de Málaga. La expedición mundialista se ha trasladado hasta la ciudad andaluza para disputar un pequeño torneo que finalizará con el partido de esta noche ante el Congo a las 22 horas de la noche. Costa de Marfil fue su oponente, una selección que superaban en número con claridad.

Finalmente, Sergio Llull, Rudy Fernández, Joan Sastre e Ilimane Diop fueron los descartes para el partido de anoche, uno que controlaron sin muchas complicaciones frente a un rival que hizo todo lo que pudo por mantenerse en el partido gracias a las aportaciones de Deon Thompson. Pero el partido de anoche tomó una gran atmósfera especial por ser el primero de otro jugador que ha hecho historia recientemente.

Marc Gasol jugaba por primera vez con España tras proclamarse campeón de la NBA con Toronto Raptors, y se llevó el premio del público, una ovación atronadora que tendrá como regalo antes de afrontar otro gran reto como es el Mundial de China 2019, donde la selección española presenta una lista bastante distinta de la de los últimos años, aunque con una identidad intacta que espera poder llegar lejos en la competición y pelear por las medallas.

Ricky Rubio volvió a ser el protagonista de la selección, demostrando que llega a este mundial en un gran estado de forma. El base de los Phoenix Suns terminó con 14 puntos, 5 asistencias y 15 de valoración. Marc Gasol, por su parte, no tuvo mucho protagonismo, partido para ir refrescando la memoria y adaptarse al sistema de la selección, finalizó con 3 puntos en 16 minutos de juego, no volvió a pisar el parqué después del descanso.

Durante todo el partido se vio una exhibición de la selección de Scariolo, a la que le salía cualquier tipo de pase o canasta extravagante que hacía al público levantarse de sus asientos. Estos pudieron disfrutar de buenos minutos de dos jugadores del Unicaja, Jaime Fernández por un lado y Deon Thompson por el otro. El nuevo pívot estadounidense del conjunto cajista con pasaporte costamarfileño, fue el más destacado de la selección rival, y permitió ciertos arreones de calidad para los suyos.