Foto: Ciam/Cast

ANÁLISIS | Reiventarse para seguir en la élite, así es el nuevo CSKA de Moscú

El equipo ruso ha perdido a jugadores importantes, pero ha sabido reponerse

El campeón de la Euroliga ha tenido un verano un tanto convulso. Tras pelear durante mucho tiempo por poder levantar de nuevo el trofeo más prestigioso del mundo del baloncesto después del Larry O’Brien, la plantilla del equipo del ejército ruso ha sufrido muchos cambios. Al llegar a la cima con el conjunto ruso, muchos jugadores han decidido cambiar de aires para experimentar nuevas experiencias.

Las salidas más destacadas fueron las de tres jugadores fundamentales para el éxito del equipo en los últimos años, Nando De Colo, Sergio Rodríguez y Cory Higgins. El base francés trató de conseguir un nuevo billete de vuelta a los Estados Unidos, sin embargo su mercado se limitó bastante al tener sus derechos con los campeones, los Toronto Raptors, equipo que no puso las cosas fáciles para que se efectuara su regreso.

CSKA
Foto: Euroleague.net

Finalmente, decidió fichar por Fenerbahçe, donde tendrá el reto de convertirse de nuevo en campeón de Europa con un equipo comandado por Obradovic. El siguiente caso importante es el de Sergio Rodríguez, quien cumplió su máximo objetivo en Rusia y ha querido cambiar de equipo para estar más cerca de su familia, aunque el destino no ha sido la Liga Endesa. A pesar del gran interés de Valencia Basket por hacerse con sus servicios, el tinerfeño ha puesto rumbo a Italia para jugar con el Olimpia Milano de Ettore Messina.

El último caso perjudicial para las aspiraciones del CSKA fue la de Cory Higgins, un jugador tan fundamental como los dos anteriores mencionados en el éxito del equipo. Este se marchó a un nuevo super proyecto europeo que tendrá como sede una ciudad tan reclamada como Barcelona por los jugadores norteamericanos. Formará parte de una plantilla plagada de talento que aspira a ganarlo todo. Entonces ¿qué ha sido ahora de los vigentes campeones? Han tenido que mover fichas en el mercado para formar un equipo competitivo, y a continuación pasaremos a destacar algunos de sus recientes adquisiciones.

El mercado NBA se acerca a Europa

Este verano se ha producido un gran trasvase de jugadores de la NBA a Europa. Hace menos de dos o tres años, aquellos nombres que no se hacían con un puesto entre los 15 disponibles de cualquier franquicia NBA decidía seguir vinculado a esa organización para jugar en la liga de desarrollo y tener la oportunidad de ser llamado algún día para volver al sitio donde merecen estar. Sin embargo, en los últimos años, la Euroliga está alcanzando un nivel de interés superior para todos aquellos que buscan ser llamados de nuevo por una franquicia norteamericana.

Los salarios también se han ido equiparando, y económicamente les sale muchos más rentable marcharse a Europa para llenarse los bolsillos mientras tanto, sobre todo si se trata de alguna organización de las más reconocidas en el viejo continente. Eso es lo que ha sucedido con el CSKA de Moscú, que cerró tres incorporaciones de nivel procedentes de la NBA, aunque una de ellas terminó por descolgarse en el último momento.

Jonathan Bachman/Getty Images

El griego Kostas Koufos volverá a Europa de la mano del CSKA de Moscú. Durante los últimos años, su presencia en la pista en el proyecto joven de Sacramento Kings fue disminuyendo, a pesar de la importancia que había tenido en el desarrollo de una franquicia que atravesó un largo y doloroso periodo de reconstrucción tras su gran éxito a principios de siglo. El griego sigue teniendo mucho juego entre las manos, pero no podía continuar en una franquicia NBA. Su regreso a la Euroliga tiene mucho sentido, y podrá seguir siendo importante en la pintura de un equipo que aspira a volver a la Final Four.

El siguiente en probar por primera vez la Euroliga con el CSKA de Moscú procedente de los Estados Unidos es Ron Baker. El que fuera jugador de los Knicks fue una de las grandes sensaciones del equipo neoyorquino por su capacidad anotadora tras aparecer casi de la nada, sin llegar con mucho renombre de la NCAA. Sin embargo, las lesiones le fueron apartando de las pistas en su momento de mayor apogeo y de despertar repentino en sus primeros pasos en la competición, y terminó siendo traspasado a los Wizards. En la capital del país a penas tuvo oportunidades, y ahora pone rumbo a Moscú pensando en volver lo antes posible. El CSKA es un equipo cuyo funcionamiento se asemeja bastante al de las franquicia de la NBA, por lo que tendrá un recibimiento acogedor.

Aportará mucha frescura y fondo de armario a un equipo que ha perdido muchos efectivos importantes durante el verano. El tercer jugador que casi efectúa el camino de vuelta a Europa fue Dragan Bender. El croata, formado en Maccabi de Tel Aviv, fue número 4 del Draft de 2017, seleccionado por Phoenix Suns. Nunca tuvo la oportunidad de hacerse con minutos y su paso por la franquicia de Arizona se podría catalogar de casi desastroso. Algo de aire fresco no le hubiera venido nada mal en la competición en la que saltó al estrellato, pero una llamada de última hora le hizo romper su compromiso verbal con el CSKA. Jugará en Milwaukee Bucks, principal aspirante al campeonato, por dos temporadas.

El mejor anotador de la Euroliga, líder absoluto del proyecto

Nando De Colo era la principal referencia ofensiva del conjunto ruso. Su deseo de poder volver a la NBA terminó con su salida y con la final llegada a uno de sus principales rivales de camino al título. Para paliar una baja tan importante han podido aprovechar uno de los escándalos del verano para hacerse con un anotador compulsivo que bien conocido es en Europa. A partir de la próxima temporada, Mike James vestirá la camiseta del CSKA de Moscú para convertirse en el hombre a tener en cuenta en el apartado ofensivo de los rusos.

Ettore Messina dijo que no contaba con él cuando se confirmó su llegada al banquillo de Olimpia Milano. Su tiempo con Gregg Popovich en San Antonio Spurs le habían servido para volver con más ganas a Europa, pero sabía que no quería contar con ese perfil de jugador que tanto abunda en la NBA. James, casi por despecho, decidió volver a Europa para demostrar a aquellos que le han rechazado de qué es capaz. El base no ha tenido llamadas de Norteamérica como esperaba, y mientras tanto se exhibe en torneos de máxima audiencia en el país como el ‘The Basketball Tournament’ con una buena cantidad de millones de dólares en juego para el ganador.

Baskonia también nutre el nuevo ejército rojo

El conjunto ruso aprende de sus rivales para formar proyectos mucho más competitivos. Ese ha sido el caso con KIROLBET Baskonia, equipo donde ha decidido pescar a dos de sus nuevos jugadores para la temporada que viene. Johannes Voigtmann sería el primero que pusiera rumbo a Rusia tras un periplo por España que ha sido más que productivo. Un refuerzo más que válido para la pintura del CSKA que demandaba la presencia de un jugador de su perfil desde hacía mucho tiempo.

Shavon Shields fue el siguiente en acompañar al alemán a bordo del transatlántico ruso, que pretende poder seguir siendo competitivo a partir del próximo curso. El alero ex de Baskonia ha demostrado su gran talento en ambos lados de la pista durante su paso con el conjunto vasco. Ahora le toca un reto mucho mayor, despuntar en un equipo que cuenta con todos los focos encima cuando llega el momento de estrenar la nueva temporada de Euroliga.