Foto: RONALD MARTINEZ GETTY IMAGES

ANÁLISIS | Haciendo las maletas a Chris Paul, ¿dónde puede aterrizar?

El base busca nuevo equipo tras el traspaso de Westbrook a Houston

La pasada madrugada del viernes se producía un movimiento casi inesperado, los Houston Rockets, contra todo pronóstico, se hacían con los servicios de un Russell Westbrook que había pedido salir de Oklahoma, a cambio de Chris Paul, dos rondas del Draft y dos posibles intercambios en 2021, 2025.

Este movimiento volvía a reunir a dos jugadores que han sido MVPs de la competición y que ya habían compartido vestuario en Oklahoma desde 2009 a 2012, llegando a alcanzar unas Finales de la NBA en su último curso juntos. Sin embargo, Chris Paul, que llegaba a Oklahoma City, no parece que vaya a permanecer en la franquicia durante mucho tiempo.

El base llega tras realizar una temporada bastante complicada, con los peores números de su carrera que se resumen en un total de 15,6 puntos por partido y un porcentaje del 41,9 por ciento en tiros de campo, el peor de todos sus años como profesional. Para más inri, no ha podido mantenerse sano tras la lesión de isquiotibiales en las Finales de Conferencia ante Golden State Warriors en 2018.

Foto: Bob Levey/Getty Images

El contrato de Paul no favorece especialmente los planes de unos Thunder que pretenden realizar una reconstrucción silenciosa. Aún tiene 3 temporadas y 124 millones de dólares, así como una opción de jugador de 44,2 millones en su último curso de contrato. Desde el primer momento, periodistas como Adrian Wojnarowski confirmaron que los Thunder no querían contar con Paul a largo plazo y comenzaban la búsqueda de un tercer equipo que absorbiera su contrato. Entonces, llegados a este punto ¿qué franquicia podría hacerse con sus servicios? Pasaremos a analizar algunas de las posibilidades que tiene el veterano base.

Miami Heat

Traspasar a un jugador con un salario y estátus tan alto en la liga es algo muy complicado, y Miami Heat parece ser la franquicia con la mayor facilidad para encontrar un acuerdo que beneficie a ambas franquicias. Desde el momento en el que se confirmó el traspaso de Westbrook, Miami parecía ser también el destino favorito del base, quien podría reunirse con Jimmy Butler en South Beach.

Sin embargo, la negativa por parte de Pat Riley de incluir a Bam Adebayo o Tyler Herro en alguno de los acuerdos acabó por alejar de manera momentánea a ambas franquicias, que parecen seguir en conversaciones para hacer el deseo de Paul realidad. Todo apunta a que Butler y Chris Paul habían hablado sobre la posibilidad de jugar juntos en Houston Rockets, mientras los tejanos trataban de hacer realidad un traspaso con los Sixers por los servicios del escolta.

La unión de ambos volvería a formar un dúo letal para la competición, en una tendencia reciente que está equilibrando la liga a unos niveles que no se veían desde hacía mucho tiempo. Algunos veteranos como Goran Dragic o James Johnson podrían ir en el paquete, aunque los Heat siguen sin querer desprenderse de ninguna de sus jóvenes estrellas después de haber tenido que dar a Josh Richardson a los Sixers por Butler.

Detroit Pistons

Los Pistons parecían ser uno de los candidatos más realistas para conseguir un traspaso por Russell Westbrook, sin embargo, los Thunder se dejaron llevar por los deseos de un jugador al que le deben gran parte de su reciente historia y acabaron mandándolo a Houston con su gran amigo James Harden. Ahora, Detroit podría ser el nuevo destino de un Paul que se ha quedado sin opciones de formar parte de un equipo candidato al título.

Si este movimiento se ejecuta, volveríamos a ver a una pareja que funcionó bastante bien en la Conferencia Oeste como la formada por Paul y Blake Griffin. Los Pistons saben lo que tendrían en la pista si consiguen emparejar a ambos de nuevo, y podrían aumentar su potencial si Andre Drummond consigue quedarse en ese hipotético movimiento.

Detroit podría convertirse en un serio candidato al título, o por lo menos, a llegar lejos en los Playoffs en una Conferencia Este que cada vez va perdiendo más nombres. Kawhi Leonard, campeón de la NBA este mismo año saliendo desde el Este, ha puesto rumbo a Los Ángeles Clippers, por lo que se abre en gran medida la ventana de posibilidades siendo Milwaukee, Philadelphia y unos Nets sanos, de los pocos con opciones reales.

Indiana Pacers

Otro de los destinos en los que Chris Paul podría encajar a la perfección podría ser Indiana Pacers. En primer lugar, el conjunto de Nate McMillan tiene la necesidad de añadir un base con experiencia tras la retirada de Darren Collison, quien ha abandonado el baloncesto a sus 31 años para dedicarse a tiempo completo a sus obligaciones religiosas. Los Pacers han sufrido una salida importante en su rotación como la de Bojan Bogdanovic, que ha puesto rumbo a Utah, y necesitan más anotación desde el quinteto titular.

Indiana nunca ha sido un destino muy interesante para los agentes libres, y la mayor parte de su talento la ha obtenido a través de traspasos. Uno de los ejemplos más claros es el de Victor Oladipo, que llegó en el traspaso de Paul George a Oklahoma City Thunder. Con Oladipo y Chris Paul en el ‘backcourt’, podrían formar una de las parejas más peligrosas de la Conferencia y continuar con la línea ascendente en la franquicia dorada. A priori, los Pacers son uno de los equipos que lo tendrían más fácil para liberar los millones necesarios para su incorporación.

Oklahoma City busca talento joven, y los Pacers lo pueden proporcionar con algunos jugadores como TJ Leaf o Doug McDermott, que podrían tener un impacto inmediato a las órdenes de Billy Donovan. Indiana ha demostrado ser un equipo con opciones de pelear por todo en el Este, y la incorporación de Chris Paul les pondría aún más en la delantera para llegar lejos en postemporada.

Los Ángeles Lakers

Chris Paul LeBron
Foto: NBAE via Getty Images

No es ningún secreto que LeBron James y Chris Paul son amigos muy cercanos. En muchas ocasiones han hablado de la posibilidad de jugar juntos en el mismo equipo y pelear por el campeonato. Después de lo acontecido en Houston con el aterrizaje de Russell Westbrook, ese deseo parece ser cada vez más posible, aunque sigue siendo una estrategia complicada de realizar.

Los Lakers, por su parte, necesitan seguir acumulando movimientos que les conviertan en un claro aspirante al título. Tras la llegada de Anthony Davis y otros veteranos como Avery Bradley, Danny Green o Rajon Rondo, las oportunidades de pelear por el título no se extenderán demasiado, por lo que deben ir a por todas en el curso siguiente, o como máximo, en el posterior. El fichaje de Chris Paul sería un golpe sobre la mesa que reuniría a dos de los miembros activos de la “Banana Boat Crew”, dejando la posibilidad de que Anthony les acompañe con un contrato por el mínimo y con la esperanza de revitalizar su carrera junto a dos de sus mejores amigos.

Sin embargo, este fichaje, por bonito que parezca para todos los aficionados de la franquicia púrpura y oro, sería casi imposible de realizar. Igualar el salario de Chris Paul parece tarea muy complicada, pues casi todos los contratos garantizados del equipo a excepción de LeBron James, son contratos de novato. Aún así, peores cosas se han visto cuando dos jugadores quieren jugar juntos por encima de todos los medios.