ACB Photo / D. Grau

Bola de partido salvada por el Barça Lassa que extiende la final

El conjunto de Pesic evitó la derrota en una secuencia final de infarto

El Real Madrid llegaba al Palau Blaugrana con la posibilidad de coronarse campeón, aunque un Barça reaccionario evitó que los blancos celebraran el título en su pista.

El conjunto de Pesic se hizo con la victoria por 78-77, en un partido que se decidió en los últimos instantes tras un periodo de control madridista reducido por un parcial de 12-0 firmado por los locales.

Thomas Heurtel llevó el carro en ataque con 21 puntos, seguido de Chris Singleton con 12 y Ante Tomic con 11. Los blaugranas cerraron en defensa y pudieron celebrar tras sudar la gota gorda durante toda la noche.

El cuadro de Pablo Laso pudo levantar el título de campeón, lo tuvo muy cerca y lo habría hecho de no fallar la segunda oportunidad un Trey Thompkinks que se pudo coronar como el rey de la noche. Anteriormente había firmado un partido perfecto desde el triple con un cuatro de ocho y 18 puntos.

Facu Campazzo y Rudy Fernández hicieron lo mismo, pero no fue suficiente para lograr la victoria. Volverán a tener opciones de replicarlo el próximo viernes, don