INDIANAPOLIS, IN - NOVEMBER 06: Duke Blue Devils forward Cam Reddish (2) dribbles the ball in action during a Champions Classic game between the Duke Blue Devils and the Kentucky Wildcats on November 6, 2018 at Bankers Life Fieldhouse in Indianpolis, Indiana. (Photo by Robin Alam/Icon Sportswire via Getty Images)

ANÁLISIS | Descubriendo el Draft de 2019: Cam Reddish

Un TOP 10 seguro que puede dar la sorpresa en el Draft

Cam Reddish es el jugador total en esta época de correr y tirar sin preguntar. Y entiéndase en «jugador total» no que será el mejor jugador de la camada, sino que su estilo de juego encaja perfectamente, con aciertos y defectos, en lo que se lleva hoy en día. Más triples que tiros de dos, selección de tiro pobre y poca atracción por la pintura. Su estilo todavía no está definido, no se sabe si será un gran jugador de recibir y tirar, alguien en quién se pueda confiar la defensa de la estrella rival o un prospect que pueda dirigir al equipo en ataque desde el puesto de point forward. Pese a que todavía no se le ha clasificado de manera concreta, el starter pack que trae de la universidad es apetitoso para todas las franquicias de la NBA, y a continuación os las desglosamos para que podáis decidir si os gustaría para vuestra franquicia.

Ataque y recursos anotadores

Cam Reddish es un tirador compulsivo de los que se llevan ahora, que terminará el partido con 15 tiros de campo, 10 de ellos desde el triple. De estos 15 tiros puede sacar 10 puntos o 25, dependerá de la noche. Si hacemos caso a lo que nos ha demostrado en la NCAA, podría tirar más para los 10 que hacia los 25. Sus porcentajes en el lanzamiento en suspensión han sido bajos, con un 35,6% en tiros de campo y un 33,3% en T3. Además, la pintura casi ni mirarla. Cerca del aro sus porcentajes apenas llegan al 47%.

Reddish no es un jugador de zonas. Sus penetraciones no son vistosas, y no suelen terminar en éxito. Su visión de túnel no le permite ver ayudas defensivas o reaccionar si alguien se planta para sacarle una falta en ataque. Muchas veces se lía intentado acercarse al aro y acaba perdiendo el balón. Además, si por algún motivo llega al aro, no se comporta bien frente al contacto enemigo. Termina de manera abrupta y el lanzamiento sale hacia direcciones insospechadas. Por este motivo Reddish suele tener el instinto de penetrar pero quedarse a medio camino, hacer un movimiento para crearse un poco de espacio y lanzar en una posición no deseada.

Como sus penetraciones no suelen terminar bien, Reddish puede ser un jugador fácil para el scout. Si recibe el balón, hará cuatro cosas: tirar, penetrar, pasar para circular el balón (pocas veces para dar una asistencia) o la penetrar, pararse y tirar de media distancia.

El escenario en ataque que he descrito en estos párrafos no tiene pinta de ser el propio de un jugador destinado, seguramente, a ser un pick TOP 5 del draft. ¿Qué es lo que le hace especial, entonces? Su principal arma es el tiro desde todas las posiciones posibles de la pista, cosa que a día de hoy se lleva bastante. Reddish tiene una de las mejores suspensiones de su camada. Lanza rápido, con buena elevación y mecánica correcta. No cabe duda de que tiene distancia NBA, y es capaz de anotar de muchas maneras. Ya sea mediante catch and shoot, en movimiento o con la defensa a un palmo, Reddish ha demostrado que puede levantarse y anotar. Tiene capacidad de crearse su propio tiro tras bote o mediante un stepback o paso hacia el lado. También puede fintar y lanzar de media distancia, o penetrar y mediante algún rectificado anotar. Tiene un buen juego de pies y es listo para mantener una circulación fluida del balón para encontrar al tirador abierto.

Dicho todo esto y para resumirlo un poco, podríamos decir que Reddish es un potencial muy buen tirador que puede tener sus grandes noches, aunque corre el riesgo de quedar en escopeta de feria si no coge ritmo. Sabe pasar el balón para mantener la circulación, pocas veces para asistir, y que no suele pisar la pintura, y cuando lo hace no suele terminar con dos puntos en el bolsillo.

Defensa

La polivalencia es su mejor virtud. Reddish puede defender del 1 al 4 sin problemas. Sus 2,03 metros de altura y sus casi 2,16 de envergadura lo hacen una potencial muralla frente a base rápidos e interiores posteadores. Es bueno persiguiendo a los bajos, y también es capaz de aguantar en el poste en el juego de espaldas contrario. Es inteligente previendo las lineas de pase, aunque esto no sea muy notorio en la hoja de estadísticas (1,6 robos por partido).

Es muy inteligente haciendo traps, dos contra uno y presiones por toda la pista. No tiene un salto vertical extraordinario, pero puede ser una amenaza en el tapón en ciertas situaciones. Su rebote puede mejorar con el paso de los años y si se lo propone, aunque en universidad no haya destacado mucho en esta faceta (3,7 rebotes por partido). En situaciones de small ball, tanto en ataque como en defensa puede jugar de ala pívot, pero a día de hoy y contra un 4 de los de toda la vida va a acabar sufriendo, aunque puede ocasionar molestias al rival en situaciones de ganar la posición y finalizar cerca del aro.

Su polivalencia y físico le valdrán para ser una gran pieza para el entrenador a la hora de hacer jugadas específicas y defender a la estrella rival, y su capacidad para provocar pesadillas al equipo rival le podrían valer para acabar en algún quinteto defensivo de la NBA. Solo le faltará sacar el genio para ser un favorito en la grada local.

Físico

Lo hemos comentado antes; 2,03 de altura, gran envergadura (2,16 metros) y un peso de 95 kilos, que presumiblemente aumentará en la NBA, lo hacen una bestia atlética solo lastrada por un salto mediocre que le evita terminar más fuerte de lo que le gustaría en la pintura. Para la posición de alero, su posición natural, tiene un físico privilegiado para lanzar con rapidez, defender, moverse con rapidez y no quedarse descolgado a la hora de la defensa. Además es el indicado para poder defender desde el base al ala pívot. 

La llegada a la NBA le ayudará a poner más músculo y ser un jugador mucho más útil para el small ball y ser un cuatro abierto. Ante defensores más físicos que los de la NCAA, Reddish podrá blandirse ante ellos en el perímetro. Como si fuera por prescripción médica, la pintura ni tocarla, a no ser que mejore en estos términos.

Potencial

Cam Reddish es un jugador difícil de clasificar. Se halla en una bifurcación y veremos con la llegada de la madurez y el paso de los años y entrenadores hacía donde tira. Por físico e instintos podría llegar a ser un point forward con menos habilidad para encontrar al compañero liberado. De momento no ha mostrado habilidad de dirección, de modo que no se prevé que pueda llegar a clasificarse en la liga de Ben Simmons, por así decirlo.

El otro camino que se le puede encontrar, y el que parece más lógico, es el de segunda espada, más habituado a recibir y tirar y a defender muy bien en el otro lado de la pista.

De todas maneras, haciendo una proyección idealizada, Cam Reddish podría llegar a ser un muy buen defensor y amenaza exterior que puede fintar y finalizar fuerte cerca del aro, aunque deberá trabajar mucho para llegar a estas cotas.

Comparación: Paul George o Ben McLemore

Informándome para este artículo, leí el comentario de un usuario de youtube que decía que Reddish podría llegar a ser un Paul George o quedarse en Ben McLemore, y yo no puedo estar más de acuerdo. Cam Reddish posee el tiro inconsistente para ser un McLemore o la defensa y el físico de Paul George. Depende de si mejora sus habilidades o las empeora se aproximará más o menos a una figura o la otra.

Source Sports Reference TheStepien