Foto: Sports Illustrated

ANÁLISIS | Descubriendo el Draft 2019: Jarrett Culver

Analizamos otro jugador proyectado para el Top-5

Volvemos con uno de los jugadores que está proyectado en la mayoría de los mocks para ser seleccionado en las cinco primeras posiciones. Hablamos de Jarrett Culver, cuya fantástica temporada con el subcampeón de la NCAA, Texas Tech, le han hecho ganar muchos billetes para estar entre los jóvenes más ilusionante de cara a la temporada 2019-20.

Ataque y recursos

Jarrett Culver es un jugador que destaca por sus centímetros y su buen ataque desde la media distancia. Suele jugar en el exterior, lo ha hecho durante todo el año con Texas Tech en el dos, donde sus 201 centímetros de altura le han permitido sacar mucha ventaja ante sus oponentes, la mayoría por debajo del rango que maneja el jugador nativo de Texas.

Letal en posiciones cercanas al aro, con un tiro tras un bote al que recurre constantemente cuando tiene a un defensor delante. Podemos estar hablando de un perfil muy interesante para los equipos que buscan altura y calidad de cara al aro en situaciones críticas de partido. Saca ventaja de su velocidad y envergadura para atacar el aro ante defensores exteriores.

Jugador eficiente a la hora de sacar faltas y tiros libres, aunque la finalización de estos no sea su punto fuerte. Aprovecha muy bien las acciones de ‘pick-and-roll’, mostrándose muy cómodo en el tiro de media distancia tras estas situaciones. Su altura también le permite ver por encima de la mayoría de sus defensores para encontrar a sus compañeros en las mejores posiciones.

Cuenta con un gran manejo de balón, uno de los principales motivos por los que juega en el exterior, así como una visión de juego lo suficientemente buena como para depender de él para distribuir el juego en muchas ocasiones. Su temporada le ha permitido hacerse un hueco entre las posiciones más altas del Draft y esperará para ser una de las sorpresas de la temporada.

Defensa

Culver puede defender a buen nivel, y lo ha demostrado a lo largo de su trayectoria en Texas Tech. Uno de sus puntos fuertes en su altura y su posición en la pista, lo que le permite sacar ventaja ante sus defensores que suelen ser más bajos que él. Sabe anticiparse bien a las líneas de pase y propicia fallos de sus rivales cuando lo tienen delante en situaciones de defensa sobre el balón.

Otro aspecto en el que destaca es en el rebote, donde ha brillado a lo largo de la temporada a pesar de su posición. Ha finalizado su año sophomore en la Universidad con 6,4 rebotes por partido, superando los 4,8 que consiguió en su temporada de novato. Aún así, debe seguir mejorando en su físico para tener un mayor impacto en esta faceta del juego, que se le sigue resistiendo cuando llega el momento de evitar penetraciones y en los cambios de asignación.

Físico

Jarrett Culver cuenta con un físico que podríamos catalogar entre la media de jugadores de su posición. No destaca por este aspecto y debe seguir mejorando para triunfar en una liga tan física como la NBA, donde tendrá que hacer frente a jugadores mucho más potentes que intentarán sacar ventaja en penetración para buscar su camino al aro y buscar puntos y tiros libres.

En cuanto a las ventajas ofensivas que le proporciona su físico, estamos hablando de un jugador que logra imponerse ante sus defensores en acciones de penetración y absorbe bien los golpes para hacerse su camino al aro. Puede finalizar con fuerza en transición y es capaz de encontrar la ventaja cuando el equipo aprovecha las contras. Aspecto a mejorar, aunque sigue estando en la media de los jugadores de su camada.

Potencial

Su potencial es una de las mayores bazas que le convierten en un jugador tan interesante de este Draft. Ha mostrado una gran progresión en su segundo año al nivel Universitario, y podría ser un titular de confianza en un par de años si sigue mejorando su juego. Puede aportar regularidad en ambos lados de la pista siendo un jugador de triple amenaza con los que contar para la rotación inicial de cualquier equipo de mediano nivel.

Teniendo en cuenta su posible selección en el número cinco por Cleveland Cavaliers, como proyectan la mayoría de expertos, sería un jugador ideal al que juntar con Collin Sexton para desarrollar el juego exterior de los Cavs. Puede complementarse bien con Cedi Osman, aportando un perfil diferente para aumentar las amenazas ofensivas de los de Ohio mientras que mantienen un buen nivel defensivo bajo el esquema de Beilein.

Comparación

El juego de Jarrett Culver podría compararse al de Caris LeVert, que recientemente ha explotado como un jugador de confianza en una franquicia que ha gozado de cierta reputación durante la pasada temporada como Brooklyn Nets, volviendo a alcanzar los Playoffs. Cuenta con unas capacidades físicas bastante parecidas a las del alero de Brooklyn, que también puede jugar en múltiples posiciones si Atkinson se lo pide.

Una amenaza desde la larga distancia con un tiro en suspensión que si bien mejoró en los dos primeros años, puede suponer un quebradero de cabeza para las defensas si se sigue entrenando al máximo nivel. Culver debe estar preparado para afrontar un papel similar al del jugador de los Nets en una franquicia que, posiblemente, tarde en tener opciones de pelear por el título de nuevo.