MILWAUKEE, WISCONSIN - APRIL 14: Giannis Antetokounmpo #34 of the Milwaukee Bucks reacts to a three point shot against the Detroit Pistons during Game One of the first round of the 2019 NBA Eastern Conference Playoffs at Fiserv Forum on April 14, 2019 in Milwaukee, Wisconsin. NOTE TO USER: User expressly acknowledges and agrees that, by downloading and or using this photograph, User is consenting to the terms and conditions of the Getty Images License Agreement. (Photo by Stacy Revere/Getty Images)

Premios NBA 2018/2019: SomosBasket Edition

La NBA repartirá sus galardones en unos días

Ya está aquí, ya llegó, el final de temporada de la NBA. Con las Finales de la NBA ya dispuestas a arrancar y canadienses y californianos con el corazón en un puño, se acerca el momento en el que la organización americana de baloncesto anunciará, gala mediante, los ganadores de sus prestigiosos galardones individuales. Este tinglado, que antes se solucionaba con una nota de prensa o unos tweets de tu periodista de cabecera, ahora se hace en prime time en la televisión americana en un glamuroso emplazamiento con alfombra roja, fotógrafos a lado y lado del textil, tensión almacenada en un sobre y discurso previsible en un escenario.

En SomosBasket hemos querido ser tremendamente innovadores, con la disrupción por bandera y lo alternativo como modo de vida y hemos pasado una encuesta de google drive a nuestros colaboradores, cada cuál más erudito que el anterior, para finalizar con un gráfico muy resultón que da gloria ver cuando los resultados no acaban en 0 o 5. Aquí hay un censo nada despreciable.

Por lo tanto, y sin ánimo de extenderme más en una introducción que básicamente quiere deciros a vosotros, lectores, que estos son nuestros votos para los diferentes premios, procedo a desglosaros cada premio y una breve explicación comentando su temporada:

MVP: Giannis Antetokounmpo

El despertador a las 7:00 de la mañana después de haberte ido a dormir 3 horas antes. Sabes que te va a hacer daño cuando lo notes, puedes limitar sus efectos posponiéndolo en el tiempo pero al final vas a tener que sucumbir a él de una manera u otra.

Ha promediado casi 28 puntos por partidos, que son las veces que por la mañana te repites que esta noche irás a la cama a una hora decente, 12 rebotes, las veces que te lo repites por la tarde, y 6 asistencias, las veces que te lo recuerdas mientras cenas hasta encontrarte de nuevo en horario de teletienda sin apenas remordimientos viendo en youtube a un hombre que se ha construido un fuerte en el jardín con rollos de papel de váter. Todo saldrá bien, tranquilo.

Rookie of the Year: Luka Doncic

El trap de la NBA. Hace poco que ha irrumpido en la escena internacional pero su influencia ya se te está haciendo larga. Tiene muchos seguidores en este país y su modelo de jugador es una escisión de un estilo que ha triunfado en épocas anteriores. Los fans que ya tienen unos años han visto a grandes aleros que pueden hacer de todo, como Bird, LeBron o Erving y disfrutaron de su variedad de movimientos, dominio del ritmo, precisión y calidad en su actuación en la pista.

Esperemos que al final de la carrera de Doncic no le terminemos llamando «Lil» Luka. Eso significará que objetivamente ha tenido una carrera pobre, monótona, materialista y con un núcleo de seguidores incondicionales con poca ambición.

6th Man of the Year: Lou Williams

Tu amigo al que se le daban bien todos los deportes. Nunca le has visto levantar una pesa y siempre que estás con él está o comiendo o bebiendo. Tiene el metabolismo acelerado y es un chaval nervioso, por eso puede arrasar con un buffet libre sin engordar. «Ya le llegará, ya», piensas. Educación física le subía la nota media en la ESO y se defendía bien fuera el deporte que fuera. De adolescente le dio por ver baloncesto y sintió que se le daba bien. Su gimnasio es el parque con canastas y sus adversarios jugadores frustrados, en formación o gente que pasa por ahí sin ninguna pretensión más que sudar un poco.

El premio «parecía que no» en una liga llena de músculos al cuadrado y arte dramático después de cada canasta es para Lou Williams, muestra clara de que para jugar al baloncesto no tienes que tener un bíceps de cemento.

Defensive Player of the Year: Giannis Antetokounmpo

Salir de casa con el móvil al 15% de batería. La noche anterior no te diste cuenta y esta mañana se te han puesto los ojos en blanco y un sudor frío te ha recorrido la espalda. Sabes que el día se te va a hacer muy largo y que lo vas a tener todo el día encima. Te obliga a levantar la cabeza y darte cuenta de que tienes gente alrededor con la que debes interaccionar.

Este año enfrentarse a Giannis ha sido como no activar el WiFi al llegar a casa o que se te caiga el móvil pantalla abajo y estar enfrente del caso de la pantalla de Schrödinger.

Most Improved Player: Pascal Siakam

La impresora que por motivo desconocido se te conecta al ordenador. Después de que tu hayas sucumbido a sus intenciones de ocupar un espacio en tu hogar a cambio de ser un objeto decorativo de dudoso gusto, acaba ejerciendo de emplazamiento en el que amontonar papeles y polvo. Invertiste una cantidad de recursos para satisfacer tus necesidades en casa, pero en vez de eso tienes que ir a cubrir esa necesidad fuera de tus murallas. Cada cierto tiempo intentas ver qué pasa, a ver si con los días la impresora, con vida y consciencia propia, ha razonado y quiere cumplir con la tarea que se le encomendó al ser creada, pero no da resultado.

Al final, por motivo divino y a la desesperada, el papel, ya con un tinte amarillento baja la escalinata para proceder a cubrirse de una tinta que huele a cerrada. Tú, con los ojos humedecidos y la promesa de encender una vela en tu iglesia más próxima, descubres la gema que has tenido en casa todo este tiempo. La alegría se te pasara cuando acabe el contrato de la tinta y tengas que renovarlo.

Coach of the Year: Mike Budenholzer

Un día de playa en familia con todo previsto. Sabes que hay muchos aspectos del juego a defender, y llevas mucho tiempo pensando en cómo aplacarlos. Tienes los peligros del sol, la mujer, los hijos, el viento, la comida, el entretenimiento, aparcar, la gente que masifica el lugar y tu cuerpo esculpido a base de empanada gallega. Pero eres un hombre previsor, sabes los recursos con los que cuentas y los que puedes conseguir y los has utilizado a la perfección. Has salido de casa con sombrillas, comida para abastecer a todo tu barrio, barajas de cartas, libros y palas para jugar al tenis en la orilla. Muy bueno tiene que ser el contrario para no salir de ahí con una victoria.

Al final del día, todos están contentos con tu esfuerzo y solo te falta recoger el premio al esfuerzo, aunque a veces solo se refleje en un premio individual.