Foto: Juan Pedro Belmonte García (SB)

PREVIA F4 2018-19 | Real Madrid vs CSKA de Moscú

El conjunto de Pablo Laso buscará su undécima copa de Europa

Esta tarde dará comienzo en el Buesa Arena la Final Four de la Euroliga, una fase final que ningún grande de Europa se quiere perder y que todos ansían por ganar. El último partido de la jornada de semifinales del viernes lo cerrarán dos equipos que se conocen muy bien, y que desean poder volver a alzar el trofeo.

Real Madrid y CSKA de Moscú tendrán que pelear por un billete a la gran final, donde les esperará el vencedor de la otra semifinal, caracterizada por ese duelo turco que formarán Fenerbahçe y Anadolu Efes. El conjunto de Itoudis quiere volver a lo más alto tras haber caído también en la semifinal el pasado año ante el conjunto de Pablo Laso.

El cuadro del ejército rojo quiere dejar atrás los fantasmas del pasado e intentar alzar la gloria con un grupo que no parece durar por mucho tiempo, ya que algunos de los peces gordos han estado en grandes rumores de posibles salidas del club, como es el caso del francés Nando De Colo que podría volver a la Liga Endesa, o incluso a la NBA.

El Real Madrid tiene una nueva cita para la historia. La etapa de Pablo Laso en el banquillo está siendo para el recuerdo, y van en búsqueda de su undécima copa de Europa. El año pasado levantaron la décima en Belgrado con Luka Doncic como protagonista y con un camino bastante similar al que se podrán encontrar en Vitoria. Juegan “en casa” o al menos no han necesitado traspasar la frontera para disputar este ansiado evento.

Real Madrid y una cita con la historia

Real Madrid Taylor
Foto: euroleague.net

Nadie ha ganado más títulos europeos que el Real Madrid en toda la historia, y lo que tienen este fin de semana en Vitoria son los preliminares de un legado mágico que sigue escribiéndose a tiempo real. El Real Madrid de Pablo Laso no se conforma con nada, ni siquiera con haberse llevado la última Euroliga, quiere seguir sumando títulos en su palmarés y lograr el título por segundo año consecutivo, una proeza al alcance de muy pocos. Delante tendrá a un rival muy complicado como el CSKA de Moscú, uno de esos equipos que puede meterte en problemas en un cerrar de ojos gracias al talento individual de sus jugadores tanto ofensivo como defensivo donde se podría destacar los nombres de Nando De Colo, Sergio Rodríguez, Kyle Hines o Will Clyburn.

Los blancos llegan con sus armas particulares para hacer frente a un CSKA que no les pondrá las cosas fáciles. Llegan en un momento de la temporada idóneo para pelear por un título como este y con grandes nombres de la competición que tendrán que intentar frenar por parte del equipo rival. Walter Tavares ha sido recientemente elegido el mejor defensor de la temporada en Euroliga, un pilar en la pintura del Real Madrid que será clave en los momentos decisivos de partido cuando toque hacer de la pintura todo un cerrojo para evitar los puntos fáciles de los interiores del conjunto ruso.

Otro de los nombres a tener en cuenta en esta plantilla es el de Facundo Campazzo, un organizador como pocos en Europa que sigue creciendo cada temporada que pasa. Desde su periplo por UCAM Murcia en calidad de cedido, ha ido consolidándose como uno de los grandes bases del continente, ganando especial protagonismo en la presente temporada tras la salida de un icono del vestuario, de la pista y de toda una entidad como el Real Madrid, Luka Doncic, que fue el gran protagonista de la consecución de la última Final Four de la Euroliga.

Sergio Llull es una de las grandes incógnitas de cara a una competición tan importante como la Euroliga. El base volvió a la acción en Murcia hace menos de dos semanas, y ha tenido poco tiempo para la puesta a punto de una cita tan importante. Sus problemas físicos han sido la tónica de una temporada en la que no ha podido estar en pista tanto como hubiera deseado tras haberse tirado el año pasado casi en blanco por su fatídica lesión con la selección española.

El Real Madrid tendrá que depender de sus conexiones en el pick-and-roll así como la defensa del mismo al otro lado de la cancha para asegurar una victoria que les puede meter en el gran escenario del baloncesto del viejo continente. La aportación de los jugadores de rol será fundamental ante una rotación tan amplia como la del CSKA de Moscú. Batalla interesante donde las haya.

CSKA de Moscú, ¿la última bala?

De Colo CSKA Euroliga
Foto: euroleague.net

El conjunto de Dimitris Itoudis quiere la revancha ante el Real Madrid tras la eliminación en la semifinal del año pasado. Llegan sin bajas destacadas y quieren repetir lo que fueron capaces de conseguir en Berlín en la Final Four de 2016. Desde la llegada de Sergio Rodríguez a cambio de Milos Teodosic, no han tenido la oportunidad de desplegar todo su potencial en las grandes batallas. Saben que están ante una de sus últimas oportunidades ante la posible rotura de un grupo al que le podría faltar alguna que otra estrella la próxima temporada, aunque estas podrían ser repuestas con otros nombres de mayor nivel.

Su temporada en Euroliga ha sido impecable, aunque siempre por detrás del todopoderoso Fenerbahçe que ha finalizado la campaña regular como líder indiscutible, aunque solo un partido por delante del conjunto ruso. Saben cuáles son sus cualidades y tratarán de partir al Real Madrid a través de ellas en los primeros minutos de partido, para dejar sin opciones anímicamente a un equipo al que podría costarle tener que remontar una diferencia significativa después de los primeros 20 minutos de partido.

Eliminaron a Kirolbet Baskonia por 3-1 en los Playoffs de Euroliga, por lo que saben que no se encontrarán un ambiente precisamente bonito entre los aficionados del conjunto local que hayan adquirido una entrada para el evento a pesar de la no presencia de su equipo en una competición a la que le hubiera encantado asistir. Nada de eso importa, este equipo que más se parece a una franquicia de la NBA, quiere volver a escribir su nombre en la historia de la competición.

Facundo Campazzo vs Sergio Rodríguez, un duelo de brújulas

Resulta complicado hablar de estos dos equipos y no mencionar la clase que tienen sus dos bases. Será un duelo de magos del balón, que han sabido embelesar a los aficionados vikingos en alguna ocasión. Es la segunda oportunidad que el tinerfeño tendrá para derrocar a su exequipo en una Final Four de la Euroliga, lo que sería la justicia poética tras las críticas recibidas por su marcha al gigante ruso tras su paso por los Sixers.

Por otro lado, Campazzo tratará de brindar a los aficionados ese tango argentino que hace tanto tiempo que no se bailaba en el viejo continente. Ha ganado muchos galones en el equipo tras la salida de Luka Doncic y es el momento de consagrarse delante de los ojos de millones de personas que esperan lo máximo de él. Quién sabe si podría llegar a sorprender y alzarse con el MVP de la Final Four, no le faltarían méritos para ello.