Foto: Joe Murphy/NBAE via Getty Images

ANÁLISIS | La lesión de Durant activa a los ‘Splash Brothers’

Durant cayó lesionado y Curry y Thompson tendrán que dar un paso adelante

Golden State Warriors dio uno de los golpes más importantes a la mesa de la NBA en la offseason con la contratación de DeMarcus Cousins por la ‘mid level exception’, representando algo más de 5,3 millones de dólares del espacio salarial de los vigentes campeones. Con la llegada de uno de los mejores pívots de la competición, a pesar de su lesión en el talón de Aquiles, todos esperaban que los campeones fueran más favoritos todavía para ganar el campeonato.

La temporada regular fue otro trámite por el que no quisieron pasar. Mantuvieron un bonito duelo con los Nuggets por el primer puesto, que lograron mantener, pero también sucedieron cosas negativas como la bronca entre Durant y Green que desembocó en multitud de rumores sobre la posible salida del alero. Ahora, estando ya en semifinales de Conferencia Oeste, ha vuelto a ser el protagonista de una narrativa que no favorece al conjunto de Oakland.

Durant tuvo que retirarse del quinto partido de la serie ante Houston Rockets a causa de lesión. Las alarmas estallaron cuando su mano se dirigió al talón de Aquiles, aunque al final se confirmó una lesión en la pantorrilla. KD no podrá estar en lo que queda de serie, y las opciones de los Warriors cambian completamente sin la aportación del jugador formado en la universidad de Texas en pista. Aunque con alguna que otra complicación, todos daban favoritos a los Warriors para pasar de ronda, pero ahora se abren muchas otras posibilidades.

Esta noche se disputará el sexto partido en el Toyota Center entre estos dos equipos, y será el primero sin un Durant que estaba siendo fundamental en la serie. Cuando finalice este choque, muchas preguntas serán resueltas, pero podemos comenzar a hacer suposiciones sobre lo que podrá pasar, así como ahondar en la importancia de esta situación para unos Warriors que se quedan sin su anotador más fiable. Estaba manteniendo un duelo sin precedentes con Harden, que se ha visto truncado por esta lesión.

Kevin Durant y su serie ante los Rockets

El alero estaba siendo, sin duda alguna, el jugador más importante de los Warriors en la serie ante Houston Rockets. Estaba promediando más de 43 minutos por partido, teniendo en cuenta que algún que otro choque ha tenido que decidirse en el tiempo extra. 35 puntos y 11 rebotes son los números medios que estaba dejando sobre el parqué, y Golden State tendrá una tarea muy complicada para poder suplir esta aportación con sus jugadores de banquillo, que no habían terminado de arrancar hasta el momento. La carga de minutos no ha corrido a favor de los suplentes del conjunto de Kerr, que no han disfrutado de tiempo de juego sólido.

Cuando ha estado en pista, ha forzado que Golden State se mantuviera con vida en momentos importantes en los que el resto del ‘core’ no había jugado al nivel que se esperaba. Stephen Curry y Klay Thompson atravesaron una mala racha en el tiro que, combinada, resultó en un problema de gravedad para los vigentes campeones. La acción de Durant en los cinco primeros partidos de la serie le ha llevado a acaparar todos los titulares así como las horas en prime-time en los Estados Unidos para reavivar el debate de quién es el mejor jugador del mundo, e incluso Steve Kerr afirmó que tiene muchas más habilidades para anotar que Michael Jordan. Estaba siendo el único integrante de esta plantilla capaz de igualar una racha histórica de Harden, que no quiere dejar que su equipo caiga de nuevo.

El escolta de la franquicia de Texas ha firmado partidos de más de 40 puntos en dos ocasiones, permitiendo que los Rockets llegaran a empatar la serie a dos partidos tras haber perdido los dos primeros enfrentamientos en el Oracle Arena. Kevin Durant tuvo que soportar la defensa de Patrick Beverley en la segunda ronda, pero esta vez P.J. Tucker, no ha logrado tener la misma efectividad que el escolta de los Clippers durante los partidos en los que Los Ángeles Clippers batieron a Golden State, así como en algunos otros enfrentamientos en los que el jugador nativo de Maryland estuvo completamente desconectado y sin tener impacto alguno en el juego de unos Warriors que salieron adelante con sus armas habituales.

Ahora, sin él en la pista todo cambiará para un equipo que tendrá que buscar el ajuste perfecto para que su ausencia se note lo menos posible, una tarea siempre complicada y que caerá en manos de Stephen Curry y Klay Thompson, las únicas personas que pueden salvar esto.

El retorno de los ‘Splash Brothers’

La dupla exterior de los Warriors estaba pasando por un mal momento en la serie ante Houston Rockets. En términos generales, ha sido una temporada regular complicada para ambos jugadores que en algún momento han tenido que recuperarse de lesiones. Sin ir más lejos, Stephen Curry terminó torciéndose el tobillo en el sexto partido ante Los Ángeles Clippers, un encuentro que quisieron evitar a toda costa desde el principio con una victoria en el quinto partido en Oakland delante de sus aficionados, que están experimentando su último sabor de baloncesto en la ciudad ante la inminente mudanza a San Francisco el próximo curso.

No obstante, la pareja coloquialmente conocida como los ‘Splash Brothers’, volvieron a mostrar su mejor versión cuando el equipo más lo necesitó. Dieron un paso adelante en el último cuarto, siendo Stephen Curry el que más logró mejorar su actuación con respecto a los tres periodos anteriores para liderar a Golden State en una de las victorias más importantes de los últimos años en postemporada, sobre todo por la carga emocional que conllevaba hacerlo con un compañero que se había marchado al vestuario pocos minutos antes con lo que parecía ser en el peor de los casos una lesión en el talón de Aquiles.

En el sexto partido de la serie se verá si los Warriors son capaces de volver a su versión de 2015 y sobreponerse a unos Rockets que no saben lo que es enfrentarse a Golden State sin Durant en postemporada en los últimos años. Lo han hecho anteriormente en varias ocasiones, pero no con la plantilla destacada por la dupla Paul-Harden. Además, anteriormente esta temporada los Warriors lograron ganar en Houston sin Durant para poner la serie de la temporada en un 3-1.

Leave A Reply

Your email address will not be published.