ACB Photo - J Bernal

UCAM Murcia se aleja del descenso con un final de infarto ante Unicaja

El cuadro murciano consiguió una victoria fundamental para alejarse de puestos de descenso

Partido clave para los locales el que se disputaba en el Palacio de los Deportes de Murcia entre Unicaja Málaga y UCAM Murcia CB. El cuadro de Sito Alonso sigue evitando el descenso en las últimas jornadas de Liga Endesa. Aún empatados con Breogán y Delteco GBC, necesitaban ganar obligatoriamente para no perder un tren muy importante.

UCAM Murcia había vencido en su último partido frente a Divina Seguros Joventut para recuperar la ventaja que había perdido con el cuadro gipuzcoano en el partido que disputaron ambos en el Palacio de los Deportes. Se llevaron la victoria de Badalona y se mantuvieron con opciones de salir de los puestos de LEB Oro una jornada más.

Unicaja Málaga afrontaba un partido completamente distinto. Ya clasificados para los Playoffs de Liga Endesa, su principal motivación era la de poder seguir escalando puestos para evitar un rival complicado en la primera eliminatoria. Llegaban tras ganar su último partido en casa ante Montakit Fuenlabrada, y querían seguir haciendo daño a los equipos de la zona baja de la tabla.

Se vaticinaba un encuentro robusto, donde cada conjunto tenía algo importante por lo que jugar. El final de la temporada en la ACB se acerca y estos enfrentamientos son vitales para equipos como UCAM Murcia, que no han tenido su mejor año en la competición y no pueden dejar en el tintero partidos como estos delante de su público, donde ha obtenido los mejores resultados en una campaña convulsa e inesperada entre la afición pimentonera.

La defensa, ADN murciano

Los locales arrancaron el partido viendo como las dos primeras ocasiones de su rival entraban con facilidad, mientras que las suyas no eran capaces de atravesar el aro. A partir de ese momento, se ajustaron los cinturones para colocar una defensa que rebajó a Unicaja en sus porcentajes de acierto, haciendo que los murcianos recuperaran fuelle e igualaran la contienda en más de una ocasión.

Los 17 rebotes que firmaron al final de la primera mitad reflejaban lo activos que habían estado en los tableros, tanto en ataque como en defensa. Unicaja cerró los primeros 20 minutos con un total de 9 pérdidas, se vieron incapaces de desarrollar su juego habitual debido a la intensidad defensiva que habían planteado los de Sito Alonso tras verse en una situación complicada en los dos primeros minutos del choque. Sadiel Rojas y Ovie Soko estuvieron especialmente activos con 8 rebotes entre ambos, 4 para cada uno.

Superioridad numérica

Unicaja Málaga contaba con la plantilla más fuerte en este duelo entre el cuadro cajista y UCAM Murcia. Pronto se vio por qué lograron confirmar su clasificación para los Playoffs de Liga Endesa el pasado jueves. Con la entrada de Jaime Fernández, aumentaron la marcha e impidieron que los locales terminaran poniéndose por delante para despertar la intensidad de una grada que había visitado a los suyos con la intención de dejarse la garganta y ser el sexto hombre en un momento delicado para el club.

Kyle Wiltjer fue el que no tuvo que esperar para ver cómo se calentaba su muñeca. Fue el más activo de Unicaja desde que el árbitro hizo sonar su silbato, abrió la primera mitad con 8 puntos y 3 rebotes, acompañado por Jaime Fernández con la misma cantidad de tantos. Gio Shermadini reflejó también el buen movimiento de balón de los malagueños con sus opciones bajo aro, dos de ellas completamente solo ante la admiración de la defensa murciana, que tuvo algún que otro cortocircuito.

Carburante desde la segunda unidad

UCAM Murcia encontró la solución a sus problemas en el banquillo. La segunda unidad del cuadro de Sito Alonso, personificada en Manu Lecomte, fue la protagonista de la recuperación de un marcador que parecía decantarse a favor del equipo andaluz. El belga, quien ha sido todo un desatascador desde su llegada procedente de la G-League de la NBA, sacudió a la defensa de Unicaja para conseguir 7 puntos tempranos, igualando a dos de sus compañeros del quinteto inicial como Doyle y Booker.

Dino Radoncic fue otro de los protagonistas que encendieron la llama en el banquillo de UCAM Murcia. El montenegrino firmó cinco puntos en siete minutos de la primera mitad, permitiendo con sus triples y con su velocidad para iniciar el contraataque que los murcianos se pusieran a solo dos puntos por detrás de su rival tras un segundo cuarto en el que la cosa parecía empezar a torcerse. Estaba claro que la rotación iba a ser uno de los factores a tener en cuenta durante la segunda mitad.

La explosión de Kyle Wiltjer

El factor diferencial de Unicaja fue Wiltjer, quien anotó en el tercer cuarto los dos puntos más que en la primera mitad de partido. Unicaja pudo volver a construir una cómoda ventaja en el marcador desde su anotación, sobre todo con dos triples consecutivos que les hacía alejarse de un UCAM Murcia que había cerrado los primeros 20 minutos con mucha energía y con opciones de ponerse por delante en el marcador. La mejor noticia posible la traía el jugador que más activo había estado desde el inicio.

El conjunto murciano se vio condenado ante la impotencia de frenar los tiros del alero, lo que desembocó en malas decisiones tomadas al otro lado de la cancha y en un periodo de desconexión provocado por la efectividad de su rival. Solo Booker y Soko pudieron contestar ante un Manu Lecomte que no volvió a impactar en el juego de la misma manera que lo había hecho anteriormente, siendo el más destacado de la segunda unidad de Sito Alonso.

El ‘show’ de Askia Booker

El MVP de la pasada jornada no iba a permitir que su equipo se dejara una de las victorias más importantes de la temporada. Para ello, junto con la ayuda de un Lecomte titánico, desplegó todo su potencial ofensivo en forma de triples y penetraciones a canasta que terminaban atravesando el aro. Al final del tercer periodo, su casillero personal mostraba la cifra de los 18 puntos, habiendo terminado la primera parte con 7 tantos.

Su exhibición volvió a levantar a los aficionados de sus asientos y el Palacio de los Deportes de Murcia volvió a coger esa forma infernal de la que pocos equipos pueden salir vivos. El partido había cambiado por completo y los murcianos tomaban su primera ventaja significativa que les permitía ser candidatos a hacerse con el partido. El último cuarto iba a ser fundamental para sus aspiraciones de sobrepasar a rivales como Movistar Estudiantes o Montakit Fuenlabrada para llegar más desahogados a los dos últimos partidos.

Final de infarto

No se supo el ganador del partido hasta que la bocina señalaba el final del partido. Se mantuvo una gran igualada en todo momento y se produjo el duelo entre Askia Booker y Jaime Fernández por dar el liderato a su equipo. Finalmente, el afortunado fue UCAM Murcia, que gracias a un rebote de Radoncic en el último segundo tras tiro libre fallado de Askia Booker. La victoria se quedó en casa por 78-76.

Askia Booker, SomosBasket MVP del partido

El base volvió a ser fundamental para UCAM Murcia y decantó la victoria del lado de los murcianos. Finalizó con 25 puntos, 6 rebotes y 18 de valoración.