Houston sobrevive en la prórroga para lograr su primera victoria

Los chicos de D’Antoni suman su primera victoria

Foto: Bill Baptist/NBAE via Getty Images
0

Houston Rockets volvía al Toyota Center para recibir a Golden State Warriors en las semifinales del Oeste. Los dos primeros partidos, marcados por las quejas de los jugadores de los Rockets por el desacierto arbitral y la agresividad de los jugadores de Steve Kerr, no habían augurado un gran futuro para el conjunto de D’Antoni. No lograron ganar ninguno de sus partidos y tenían la obligación de ganar esta noche para evitar el desastre.

Desde el inicio, los Rockets volvieron a dejar alguna que otra duda, mostrando señales que se vieron en Oakland en los dos primeros enfrentamientos y que no fueron nada positivos. A base de movimiento del balón y del acierto cerca del aro, los Warriors llegaron a mandar por nueve puntos en los primeros 12 minutos de partido.

Pero no tardarían mucho en recuperar fuelle los chicos del conjunto tejano, que volvería a la carga con un gran James Harden, que finalizaría con un total de 41 puntos. Los Rockets mandaron durante todo el partido, a excepción de un último cuarto en el que Kevin Durant explotó para para igualar la contienda y mandar el choque a la prórroga.

El alero de Maryland finalizó con 46 puntos y 6 asistencias, sigue superándose día tras día en estos Playoffs que lo están colocando en la cima del baloncesto mundial a nivel individual. Sin embargo, el tiempo extra no permitió que Golden State se llevara el partido, que acabó cayendo de manos de los Rockets gracias al esfuerzo defensivo y en el rebotes para evitar las segundas oportunidades de Golden State. El lunes, cuarto asalto en el Toyota Center.