Foto: championsleague.basketball

Telenet Giants Antwerp se hace con el tercer puesto de su Final Four

El conjunto belga sobrepasó a un Bamberg sin ilusión

Brose Bamberg y Telenet Antwerp Giants fueron los primeros en pisar el parqué del Sportpaleis de Amberes para jugar el partido por el tercer y cuarto puesto, un duelo al que ninguno le gusta jugar, pero siempre es satisfactorio marcharse a casa con una medalla colgada al cuello.

El bronce suele ser mucho más apreciado por los jugadores que la plata, ya que lo que nunca desearía un profesional es caer derrotado en la gran final de una competición de estas características.

El conjunto local afrontó con entusiasmo e ilusión este partido ante un Brose Bamberg que seguía lamentándose al no haber podido participar en la gran final de la Basketball Champions League.

La ilusión se impuso al compromiso

Desde que el árbitro hizo sonar su silbato para que comenzara el partido, se vieron dos equipos completamente distintos sobre la pista. Telenet Antwerp Giants no quería despedirse de esta histórica temporada sin llevarse una medalla de bronce como recuerdo.

Roel Moors preparó a los suyos para salir a batallar desde el primer minuto, mientras que se notaba cierto pasotismo por parte de un Brose Bamberg que sigue dependiendo completamente de Tyrese Rice para hacer funcionar su juego. Los locales se marcharon por diez puntos de ventaja en la primera mitad y esta tendencia continuó hasta después de la reanudación, dejando en muy mal lugar al conjunto alemán.

Hay que destacar la actuación de Jae’Sean Tate, el alero de Telenet Antwerp Giants que tuvo una de las mejores actuaciones individuales en la semifinal ante Iberostar Tenerife y que cerró la mitad con 14 puntos en su casillero personal, siendo el héroe de un Antwerp que quería poner fin a este bonita etapa con buen sabor de boca.

La debacle de Bamberg se hizo notar

El conjunto alemán no estaba para ganar un partido de baloncesto, no en un domingo donde les habría gustado jugar a las 18:00 de la tarde y no a las 15:00 como les terminó tocando. La rabia se notó en la pista e incluso se pudo ver un pequeño encontronazo de Tyrese Rice con su entrenador y sus compañeros al sentirse frustrado por las decisiones arbitrales.

Esto fue aprovechado por Telenet Giants Antwerp, que siguió disfrutando en la pista con un Victor Sanders que encontró buenas posiciones para anotar cerca del aro y en el tiro de media distancia dentro de la bombilla. El cuadro de Federico Perego se veía incapaz de hacer nada positivo sobre el parqué, y las jugadas incompletas, las pérdidas y las faltas no tardaron en empañar una tarde trágica.

Arnoldas Kulboka, la joven promesa del baloncesto europeo, fue el único que mostró algo de interés en llevarse el partido. Saltó muy enchufado desde la segunda unidad y dejó buenas selecciones de tiro más allá del arco para recortar tímidamente la diferencia ante un Telenet Giants Antwerp que se lo estaba pasando bomba junto con sus aficionados. La ventaja de los belgas se mantuvo en diez puntos durante los últimos diez minutos de partido.

Jae’Sean Tate, SomosBasket MVP del partido

El alero de Antwerp Giants volvió a proporcionar esa energía tan necesaria desde el inicio del partido para culminar con una victoria histórica que les da el tercer puesto en la Champions League. Finalizó con 16 puntos, 7 rebotes, 3 asistencias y 20 de valoración.