Lou Williams y los Clippers siguen con vida forzando el sexto partido

El cuadro de Doc Rivers se impuso a Golden State en el quinto partido

Foto: NBA.com
0

Golden State Warriors y Los Ángeles Clippers se vieron las caras en lo que se esperaba que fuera el último partido de la serie entre ambas franquicias. El conjunto de Steve Kerr había dominado con claridad los dos anteriores partidos disputados en el Staples Center, y todo el mundo tenía en mente la única posibilidad de que se repitiera un resultado similar delante de su público para lograr la clasificación a las semifinales del oeste y volver a verse las caras con unos Houston Rockets que con anterioridad había logrado superar a Utah Jazz.

Los Warriors lograron abrir el partido con un resultado favorable para sus intereses, pero de nuevo la segunda unidad de los Clippers fue el factor clave que acabó determinando el resultado a su favor. Los locales tuvieron muchos problemas para mantener un esfuerzo defensivo a la altura de las circunstancias de la serie. Esto fue aprovechado por Lou Williams que ha estado excelente en sus partidos anteriores con la franquicia angelina. El escolta finalizó con 33 puntos y 10 asistencias, siendo determinante en la victoria definitiva de su equipo.

Golden State se complicó el partido a pesar del acierto ofensivo de un Kevin Durant que superó su récord de anotación en Playoffs con un total de 45 puntos. Todas las piezas sueltas de los Clippers en los anteriores partidos encajaron a la perfección en el quinto, mostrando un gran carácter y mandando un mensaje claro a toda la liga, la serie no está terminada y todavía tiene que decidirse en el sexto partido delante de sus aficionados, donde esperan poder dar la sorpresa y forzar un séptimo partido que llamaría mucho la atención a todos los que pensaban que los Warriors terminarían por la vía rápida.

De nuevo, el papel de Montrezl Harrell fue fundamental con 24 puntos y 5 rebotes. Los Warriors no encontraron respuesta para detener a esta fuerza de la naturaleza en la pintura por parte de unos Clippers que han sabido reinventarse para lograr victorias muy importantes. JaMychal Green fue otro de los jugadores decisivos del plantel de Doc Rivers, muy efectivo desde la línea de tres puntos para aumentar la diferencia que llegó a ser de un máximo de 15 tantos para el conjunto visitante.